25 | ABR | 2019
Integrante del Comité de Participación Ciudadana del SNA, Irene Levy Mustri. (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)

Quieren descafeinar sistema anticorrupción: Irene Levy

16/02/2018
03:00
Alberto Morales
-A +A
Asegura que atrapar peces gordos no es la labor del sistema; "SNA no es un elefante blanco"

[email protected]

Irene Levy Mustri, nueva integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), advierte que de postergar los nombramientos de este mecanismo, existe el riesgos de “descafeinar” la lucha contra la corrupción y que los ciudadanos pierdan la poca confianza que tienen en las instituciones.

Por ello, dice en entrevista con EL UNIVERSAL, planteará al comité una agenda para que los eventuales candidatos a la Presidencia se comprometan en temas específicos, como incorporar estándares internacionales en los procesos de designación.

No obstante, agrega, lo ideal sería esperar a que pasen las elecciones del próximo 1 de julio, porque en estos momentos no están dadas las condiciones políticas para tener nombramientos que sirvan.

Experta en temas de telecomunicaciones, Levy Mustri, elegida el pasado 8 de febrero como integrante del Comité de Participación Ciudadana (CPC), dice que el SNA no es un elefante blanco y que lo ideal no es atrapar a los peces gordos, sino que el objetivo es prevenir las causas de la corrupción y los hechos que lastiman a la sociedad.

Levy es pianista. Estudió Música en la UNAM, pero la Guerra del Golfo Pérsico la hizo regresar a México para dedicarse de lleno a la abogacía.

¿Cuáles son los retos como nueva integrante del CPC?

—Los retos son brutales. Desde que empecé a adentrarme en estos temas pude ver que necesitamos una gran consolidación del SNA, que es fundamental, porque faltan muchísimos nombramientos para tenerlo completo, aunque así [sin los nombramientos] se puede hacer mucho.

Mi primer reto es empaparme de lo que mis compañeros han hecho. Sé que han iniciado grandes batallas, amparos en contra de algunas leyes locales que no cumplen con la legislación general, solicitudes de información. Necesitamos sistematizar mucha de la información.

¿Dónde están las principales dificultades en esta lucha?

—En la voluntad política, porque incluso faltando una de las siete sillas del SNA, si hay una gran voluntad política, con seis tenemos. ¡Claro que es indispensable el fiscal anticorrupción!, pero si tuviéramos una total voluntad política de los otros cinco componentes, porque el CPC la tiene, no tengo ninguna duda, entonces pudiéramos sacar otros temas.

No sólo el tema de meter a la cárcel a alguien que robó, para mí la gran labor está en la prevención, de nada nos sirve meter a alguien en el bote, si no hacemos nada en la parte de la prevención, contra el lavado de dinero, empresas fantasma, corrección, sanciones y seguimiento, todo eso es muy importante.

¿Cuál es el riesgo de que el SNA y los sistemas locales continúen operando incompletos?

—El riesgo es que se descafeíne y se diluya la lucha contra la corrupción y tengamos un combate muy individual dentro del CPC, que terminemos dando las luchas brutales por nuestro lado. Seguramente lograremos algunas cosas, pero no lo que una gran reforma constitucional tiene como objetivo, darle en la torre a la corrupción, que es lo que necesitamos. Y eso tendrá como consecuencia que los ciudadanos pierdan la poca esperanza que les queda en las instituciones del país.

Si vas a la calle, la gente está escéptica de todo, no cree que vaya a haber una lucha anticorrupción, no cree que las cosas puedan cambiar y más en el ánimo electoral que hay ahorita, pero si le das en la torre a un sistema, que es la apuesta que tenemos, lo que vamos a lograr es que la gente no vuelva a creer en las instituciones y las nuevas generaciones crezcan pensando que este país no funciona.

Sobre los nombramientos, ¿es mejor esperar a que pase la elección y hacer una fiscalía que sirva?

—Comparto esa opinión. No están dadas las condiciones políticas para tener nombramientos que sirvan; sin embargo, si pudiéramos ver que hay una voluntad política en ese sentido, sería ideal que salieran de inmediato, pero en mi opinión no están dadas las condiciones para tener los nombramientos correctos, los incentivos están chuecos y necesitamos alinearlos. Hay que ver cómo queda el Congreso, ahora tenemos una mayoría priísta y aliados, aunque no tienen las dos terceras partes que se necesitan. Habrá que ver, porque no es un tema nada más de la Presidencia.

¿Su experiencia en telecomunicaciones qué aportará al SNA?

—Transparencia Internacional y otras ONG han determinado una relación inversa entre la corrupción y la reducción en la brecha digital. En la medida en que la población tenga mayor acceso a banda ancha a internet, en esa medida se puede ver reflejada una disminución en la corrupción. Si además elaboras herramientas con tecnologías de la información, como aplicaciones, digitalización de trámites, trámites electrónicos y a su vez alfabetizas a la gente en materia digital y logras disminuir la brecha, tendrás ciudadanos más informados, que podrán hacer sus cosas vía internet, donde los candados de la corrupción se cortan y eso puede ser un gran avance. Esa es una de las cosas que pretendo aportar en esto.

Hablando de la contienda electoral, ¿qué opina de las propuestas de los precandidatos presidenciales?

—Hacer propuestas es fácil, como firmar convenios, de ahí a que se cumplan, pues vamos a ver. Una de las cosas que sería bueno que hiciéramos dentro del CPC —será algo que tenemos que discutir—, es ver cómo sumamos desde ahorita a los candidatos a la Presidencia a esta lucha anticorrupción, para que luego el que gane no tenga una agenda diferente y se sienta ya en la silla [presidencial].

¿Cuál sería esa agenda?

—Compromisos específicos sobre todo en el tema de información… como las designaciones que no se van a concluir ahorita, porque los procesos de designación que hemos visto, si bien están en colaboración de dos poderes, Senado o Ejecutivo o la Cámara de Diputados, dependiendo del proceso que se trate, no se cuenta con estándares internacionales.

Por ejemplo, que todos conozcamos a fondo los expedientes, total transparencia en la información de cada uno de los aspirantes, con entrevistas abiertas y públicas, con preguntas de tómbola y conocer qué ha hecho cada uno de los aspirantes.

¿Para los ciudadanos el SNA realmente lucha contra la corrupción?

—No lo conocen, la mayoría de la gente no lo conoce. La gente que conoce el SNA es un círculo muy pequeño, entonces una de las cosas que tenemos que ir y diseminar en todos lados es que existe esta reforma, qué es un Sistema Nacional Anticorrupción, por qué funciona, qué no funciona, en dónde no funciona y qué tenemos que hacer. El CPC tiene un gran reto, pero no podemos solos, necesitamos al resto de las estructuras dentro del SNA, a los sistemas locales, al auditor Superior de la Federación, el Sistema de Fiscalización, solitos no la vamos a hacer, si nos van a dejar solos va a estar muy difícil.

Los críticos del SNA dicen que es un elefante blanco y que no caen los peces gordos, ¿qué opina?

—El Sistema Nacional Anticorrupción no se trata sólo de peces gordos, ni siquiera es la parte más importante, desde luego que es bueno [que caigan los peces gordos], sobre todo para dar un ejemplo que, como dice el dicho: ‘Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar’. Eso es un tema más mediático, pero la ventanilla 14 en la que reciben dinero no es un pez gordo, pero eso todos los días lacera, lastima la confianza de la gente en las instituciones, la inversión de la iniciativa privada. Pensar que tres peces gordos van a hacer la diferencia es un error muy grave.

¿Ya están listos los formatos de las declaraciones patrimonial, de interés y fiscal que debe elaborar el Comité de Participación Ciudadana?

—Eso ya está, [Jacqueline] Peschard dijo que ya están listas las declaraciones. Entiendo que faltaba algún trámite, pero entiendo que los formatos ya están listos.

¿Se parecerán a los que utiliza la plataforma 3de3?

—No mucho, pero desde luego que tienen similitudes. Son diferentes, pero ya están, sólo falta un trámite y las revisiones finales. No me he metido al tema de los formatos, saldrán sin mi voto, porque ya están votados, ya salieron, no los sirven en la mesa, pero ya están fuera del horno.

¿Cuál es la diferencia entre combatir a los monopolios y ahora enfrentarse a la corrupción?

—Luego se los digo, todavía no lo podría decir, pero una cosa está con la otra.

¿Si tuviera que elegir un animal para describir a la corrupción, cuál sería?

—Un Tiranosaurio Rex, enorme, carnívoro, un depredador poderoso, que con el tiempo tenemos que ir suavizando para terminar de extinguirlo.

¿Usted va a cobrar?

—Sí, voy a cobrar y sólo hay un integrante que no cobra [Luis Manuel Pérez de Acha], pero lo voy a convencer para que cobre y con ese dinero contratemos staff, no tenemos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios