"Palmeto": el mexicano que, en plena Guerra Fría, espió para los rusos una década en EU

Este antropólogo sobreviviente de la masacre del 2 de octubre del 68 y simpatizante ferviente del EZLN, afirma que nada bueno vendrá de la elección de julio. La partidocracia está en crisis, dice. Con López y Rivas hablamos de los comicios, sobre ese tema de moda que es el espionaje, de la guerra contra el narcotráfico que, sostiene, no es guerra y, también, sobre utopías
Gilberto López y Rivas radica actualmente en Cuernavaca, Morelos, y mantiene cercanía con el EZLN. FOTO: EL UNIVERSAL
27/03/2018
00:20
Octavio Rivera López
-A +A

Eran los años 70 del siglo pasado. La Guerra Fría, en su apogeo, provocaba tensión de alcance planetario. Estados Unidos y la Unión Soviética querían imponer a la humanidad su visión del mundo y terminaron convirtiendo al planeta en su campo de batalla.     

Y justo ahí, en medio de ese combate soterrado, estaban ellos.

Gilberto López y Rivas y su esposa Alicia Castellanos, mexicanos, en sus veintitantos, espiando para la inteligencia militar soviética, el temido GRU, en el corazón mismo del imperio capitalista Yanqui.

Gilberto y Alicia, cuyo matrimonio alcanza ya 50 años, se conocieron en la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Ambos sobrevivieron a la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968, en Tlatelolco, que los dejó marcados de por vida, como los dejó marcados el triunfo de la Revolución cubana en 1959, y la convicción de que lograr la utopía socialista era posible.

La pareja espió para los soviéticos entre 1969 y 1978, moviéndose entre Canadá, Estados Unidos y otros países europeos, según David Wise, periodista norteamericano especializado en tramas de espionaje.

En el año 2000 Wise publicó "Cassidy’s Run, The secret spy war over nerve gas", libro que retrata la vida de Joseph Cassidy, un militar de élite estadounidense que actuó como agente doble durante 20 años de su vida.

Cassidy espiaba para los soviéticos, bueno, eso les hizo creer.

En realidad, según el libro de Wise, usó información secreta para desorientar a los soviéticos, que creían estar robando secretos valiosos para desarrollar armas tóxicas.

López y Rivas y Alicia Castellanos, quienes habrían sido reclutados por el GRU a principios de los 60, fueron dos de los informantes de la inteligencia soviética con los que Cassidy intercambió información. 

Las actividades de la pareja fueron descubiertas por el FBI a principios de 1972), irónicamente, en un suburbio cercano a Tampa, Florida, de nombre San Petersburgo.

Agentes federales fueron alertados por Cassidy de que uno de los informantes del gobierno soviético aparecería a una hora determinada, para recoger un paquete secreto al pie de una palmera. El agente enemigo tendría que recoger en el lugar una piedra hueca, con un microfilme dentro con secretos militares.

El hombre que apareció en la escena fue López y Rivas. Los agentes del FBI tomaron fotos de todo y, por el detalle de la palmera, asignaron el nombre clave de “Palmeto” al espía mexicano.

lopez_rivas_fbi.jpg
De acuerdo con el periodista David Wise, López y Rivas fue identificado a principios de la década de 1970 cuando apareció para recoger un microfilme escondido en una piedra hueca al pie de una palmera. López y Rivas apareció en la escena junto con su esposa, Alicia Castellanos, y cargando en una mochila en su espalda a su pequeño hijo. FOTO: ESPECIAL

Confirmaron su identidad gracias a una foto de la placa del vehículo que conducía. Lo rastrearon hasta una agencia de renta de autos. Al momento de contratarlo, López y Rivas mostró una licencia de conducir canadiense con su verdadero nombre en ella.

Desde ese momento la casa de los “Palmettos” en Salt Lake City, Utah, donde residían, fue equipada con micrófonos y cámaras ocultas que les permitieron a los agentes del FBI seguirlos muy de cerca durante los siguientes años.

Todo ese tiempo López y Rivas combinó sus actividades de espionaje con la academia, dedicado especialmente al estudio de la historia de abuso padecidos por los chicanos en Estados Unidos. 

En 1978, finalmente, agentes del FBI los confrontaron y dejaaron al descubierto su mascarada. López y Rivas pensó que iría a prisión, según Wise.

Los agentes les informaron que quedaban en libertad, pero debían abandonar de inmediato el país. López y Rivas pensó que era un engaño, una especie de ley fuga, y que su vida y la de su familia estaban en peligro.

En realidad, el Departamento de Justicia decidió no procesarlos.

Poco después de la publicación del libro de Wise, que dejó al descubierto su pasado, López y Rivas, ya en México, dijo en una entrevista a la Associated Press que todo lo había hecho por sus convicciones. 

“No nos arrepentimos de nada, por el momento histórico en el que vivíamos. Fue una alternativa de lucha. No hicimos nada de lo que pudiéramos avergonzarnos”, dijo.

Después de abandonar Estados Unidos, López y Rivas dedicó su vida a la academia y a la política. Fue dos veces diputado federal y se convirtió en el primer delegado electo en las urnas de la delegación Tlalpan, en el año 2000.

En 2003 renunció al PRD, partido que ayudó a fundar y del que terminó profundamente decepcionado, como del resto de la política tradicional.

Se ha mantenido cerca del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y ha colaborado con el proyecto del Concejo Nacional Indígena, cuya vocera, María de Jesús Patricio Martínez, intentó sin éxito reunir las firmas necesarias para aparecer en la boleta como candidata presidencial independiente en la elección del próximo 1 de julio.

Hace algunas semanas, en una mañana soleada en Cuernavaca, Morelos, donde reside ahroa, López y Rivas interrumpió la colecta de firmas para la candidata zapatista para hablar con EL UNIVERSAL, y esto dijo.  

Dicen que los rusos, a través del espionaje, quieren influir en la elección en México…

- No hay ningún sustento de una intervención de Rusia y sus organismos de inteligencia en las elecciones mexicanas. En Estados Unidos pudo haber ocurrido. Estudiar a Estados Unidos es una necesidad estratégica de los rusos, como lo es exactamente a la inversa.
 

Artículo

Rusia no tiene candidato en México, dice el embajador

Asegura que no tienen ninguna preferencia sobre precandidatos; sin importar quién gane, habrá una buena relación bilateral, dice
Rusia no tiene candidato en México, dice el embajadorRusia no tiene candidato en México, dice el embajador

¿Son remanentes de la Guerra Fría? 

- La Guerra Fría terminó con un tipo de confrontación, pero no con todas las confrontaciones entre gringos y soviéticos. Las tareas estratégicas de un gobierno, en términos de intervenir en otros gobiernos, son tareas de Estado. La lucha clandestina no cesa nunca, es 24 horas al día, 365 días al año, ellos no tienen descanso, siempre están ahí. Lo curioso es que nadie se queja por la intervención estadounidense en las elecciones mexicanas.
 

 ¿Habría mucho que decir al respecto?

- México está absolutamente colonizado por Estados Unidos en términos del control que sobre nosotros tienen sus agencias de inteligencia. A un lado de la embajada de Estados Unidos tienen oficinas la DEA, la CIA, el FBI… las más importantes agencias de inteligencia estadounidenses que trabajan con las agencias de inteligencia mexicanas, incluida la Sección Segunda del Ejército y el Cisen (inteligencia civil).
 

Artículo

EU expulsa a 60 funcionarios rusos y cierra consulado de Rusia en Seattle

La Casa Blanca informó que la acción fue adoptada "en conjunto con nuestros aliados de la OTAN". Este mismo lunes, 14 países de la Unión Europea también expulsaron funcionarios rusos
EU expulsa a 60 funcionarios rusos y cierra consulado de Rusia en SeattleEU expulsa a 60 funcionarios rusos y cierra consulado de Rusia en Seattle

 ¿Qué espera del proceso electoral de 2018? 
- Nada bueno nos deparan estas elecciones. A ojos de todo mundo se preparó la posibilidad de una represión legalizada con la aprobación de la ley de Seguridad Interior. Han militarizado al país, las policías se han corrompido profundamente por esta supuesta lucha contra el narcotráfico. 

¿No es real la lucha contra el narco?
-Es parte del proceso de recolonización del país. En México hay una invasión corporativa que se evidencia en las zonas mineras o de grandes riquezas naturales… El crimen organizado actúa como una corporación más. Se apropia de territorios para producir amapola, crea un mundo de sicarios asalariados, establece en el país las redes del trasiego de drogas, y al final envía la droga a Estados Unidos.  

¿Es una puesta en escena?
-El 70 por ciento de las ganancias del narcotráfico, que son lavadas en el sistema bancario, se queda en Estados Unidos. La guerra contra el narcotráfico, como la guerra contra el terrorismo, no es sino una expresión de la invasión corporativa sobre México. Ambas son parte de la estrategia de colonización de EU.

 ¿Obtener ganancias a través de la violencia?
-Para obtener ganancias el capital tiene dos caminos:  Lanzar invasiones directas para apoderarse de recursos estratégicos, como lo hizo Estados Unidos en Irak y en Afganistán, o crear guerras contra el narcotráfico o contra el terrorismo. La guerra contra el narco no es más que un proceso de control de mercado de las drogas en beneficio de Estados Unidos. Podríamos decir que el cártel más grande del mundo no es el del Chapo --el Chapo es chapito--, el cártel más grande del mundo se llama DEA.

¿Estados Unidos no quiere un mundo sin narco?
- Exacto… Y lo combinan con el verdadero gran negocio, uno que deja más que el narcotráfico, más que los negocios asociados al cuerpo, como la prostitución, el tráfico de órganos, la trata de personas… la venta de armas.

Es como un negocio de la muerte...
- Estados Unidos gana de la venta de armas a México a través de la Iniciativa Mérida, pero también de la venta de armas al crimen organizado. La lucha contra las drogas es un montaje. Ellos se benefician en todos los sentidos. El problema es que somos nosotros los que estamos poniendo los muertos.

¿Cuál es el peor escenario de la elección de julio para Estados Unidos.
-A los beneficiarios de la colonización corporativa, en Estados Unidos y en México, lo que les preocupa es perder lo que reciben hoy, que se interrumpa la colonización. Los poderes fácticos, los verdaderos electores, están preparando una elección de Estado. Ya hicieron un ensayo general en el estado de México con la derrota de la señora Delfina (Gómez). Intentarán repetir el esquema para favorecer a quien represente más sus intereses. Ya tienen un plan A, si falla irán por el plan B, luego el C y hasta el Z.

Parece que no ve nada positivo en el horizonte político...
- Los poderes fácticos están controlando nuevamente todo… el manejo de encuestas, los medios de comunicación y a los actores políticos. Un ejemplo es la unión de los deshechos del PRD con los deshechos del PAN y el Arca de Noé (Morena), porque todos los animales se quieren subir a ella. Lo que vemos es una partidocracia en crisis.

¿Nada ni nadie se salva?
-Los únicos que se han replegado organizadamente son los pueblos indígenas. Son los únicos que, frente a este proceso de recolonización, han dado una lucha relativamente exitosa, han perdido mucho, pero no han perdido tanto como otros sectores.

¿Cómo enfrentan el EZLN y los pueblos indígenas este proceso de recolonización?
-Le llaman “la tormenta que se nos viene encima”. Saben que la única posibilidad de que exista una izquierda anticapitalista es organizándose. Saben que tienen que organizar un concejo de gobierno desde abajo.  

Se antoja complicado...
-Debemos estar preparados en estas redes de gobierno de abajo para resistir, organizados, lo que venga este 2018. Es algo lógico y simple en su planteamiento, pero ciertamente complejo en su concreción, pero al menos nosotros no estamos esperando redentores, ni estamos esperando que el poder reaccione de otra manera. Nosotros sí sabemos que vivimos el México recolonizado 2018, represivo, autoritario vertical y con un gobierno delincuencial. Sabemos a qué nos enfrentamos… lo que viene no se va a poner mejor, sino peor.

¿Entonces por quién va a votar la gente en el 2018?
- La gente va a elegir quién va a robar la finca. Lo que debemos sostener es que es preferible una utopía que pueda hacerse concreta, que vivir en el pragmatismo, el deshonor, la falta de decoro y de dignidad de la clase política que estamos sufriendo.

¿Cuán diferente es el México de hoy a aquel en el que comenzó su activismo?
-En nuestros años pensábamos que debíamos hacer que triunfara la Revolución. Hoy pienso que lo que la gente quiere es que se detenga la violencia inhumana y descomunal que vivimos. La utopía revolucionaria de los años 60 se esfumó, hoy sólo existe una necesidad de que el país no siga en su vertiginosa caída hacia el abismo. Pensamos hace tiempo que habíamos tocado fondo y no es verdad. En México, para millones llegar a casa cada día es una gran conquista. Llegar al siguiente cumpleaños es una gran conquista. El país que viven los mexicanos hoy es muy parecido a vivir en la clandestinidad.

Como cuando era el mexicano que espiaba en Estados Unidos para Rusia.
 
Escenarios de la elección según López y Rivas

 1- Un estado de México 2. De pronto Meade, por un milagro del Dios de la Guerra Sucia empieza a subir y alcanza al candidato de la izquierda institucionalizada, AMLO. Y de repente ya hay un empate técnico y gana Meade por 0.0001 por ciento.

2- De pronto, el Plan B, el joven que habla tres idiomas y que ama tanto a su patria que tiene a sus hijos estudiando en Estados Unidos para que no les pase nada, rebasa a AMLO y, ante la caída definitiva de Meade, gana la elección.

3.- Muchos están apostando que gana AMLO. Para que ese escenario se dé, tendría que haber una votación tan grande que haga imposible que se ejecute un fraude virtual o concreto. Pero si gana, ¿cuál sería la reacción de los poderes fácticos? Ahí podría también darse un escenario de violencia por parte de la derecha más recalcitrante, esa que está tan ligada a ese plan corporativo que gobierna el país.     

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS