Padres de los 43 denuncian ante la CIDH "empantanamiento" de la investigación

Santiago Aguirre, del CentroProDH, sostuvo que la institución a cargo de la investigación se encuentra acéfala y ha cambiado nuevamente de titular, por tercera ocasión en el sexenio
Archivo / EL UNIVERSAL
24/10/2017
14:21
Dennis A. García
Ciudad de México
-A +A

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos desde hace tres años, denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que la investigación en la Procuraduría General de la República (PGR) se encuentra empantanada.

Durante la audiencia pública en el 165 periodo de sesiones de la CIDH, en Montevideo, Uruguay, los familiares de los normalistas pidieron a la Comisión Interamericana que los sigan acompañando para que puedan tener justicia.

En su oportunidad, Santiago Aguirre, del CentroProDH, sostuvo que la PGR se encuentra acéfala, por lo que destacó el trabajo del Mecanismo de Seguimiento para la supervisión de la investigación para dar con el paradero de los estudiantes.

“La institución a cargo de la investigación se encuentra acéfala y ha cambiado nuevamente de titular, por tercera ocasión en este sexenio. En este contexto, se vuelve fundamental que el Mecanismo de Seguimiento continúe la supervisión sobre el caso, evaluando a profundidad los patrones de obstaculización de la justicia y la verdad que se siguen presentando, como enseguida expondremos”, dijo.

Comentó que existe “mala fe” por parte de las autoridades mexicanas, lo que obstaculizó el trabajo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) al ocultarles información y evidencias como la libreta de contactos.

“Entre la última vez que comparecimos ante esta CIDH y el presente, se cumplieron los 3 años de los hechos de Iguala. Lamentablemente, llegamos a esa fecha que las familias jamás habrían deseado, sin justicia y sin verdad”, expuso ante la CIDH.

Durante la audiencia, la señora Blanca Nava, madre del normalista desaparecido Jorge Álvarez, expresó que a tres años no hay ninguna pista de los normalistas, que se traduce en tres años de dolor y desesperación.

“Es una desesperación horrible, como madre siento mucho coraje, mucha desesperación, ya quiero tener una noticia de mi hijo y no hay nada, es lo más triste, desgarrador de estar pensando cada minuto, cada segundo, dónde puede estar mi hijo, y no tener nada”, enfatizó.

Por otra parte, James Cavallaro, de la CIDH, lanzó una serie de preguntas sobre qué ha sucedido con la investigación del ex titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, cuando el propio visitador de la PGR dijo que había irregularidades en la investigación en torno a los normalistas.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS