“No sabemos si vive o no, tal vez está en EU”

Cargando una bandera de Honduras, Godofredo recuerda que su primo Miguelito siempre
Familiares de migrantes desaparecidos en México claman por justicia (JUAN CARLOS REYES/ EL UNIVERSAL)
09/04/2018
03:43
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

Godofredo Pérez Alberto tiene dos objetivos en su viaje por México: Llegar a Estados Unidos y difundir el caso de su primo Miguel Alberto que lleva 15 años desaparecido. La última vez que alguien lo vio fue el 12 de junio de 2003 en algún lugar de Chiapas, cuando a Miguelito y a sus amigos esquivaron a autoridades migratorias mexicanas.

“Sus amigos contaron a mi tía que esa noche Miguelito corría con ellos cuando una patrulla de la migra mexicana los perseguía en Chiapas, pero ellos pudieron escapar, y reunirse más adelante, pero no supieron nada de mi primo. Desapareció esa noche y no hemos vuelto a saber nada de él”, relata el joven quien es parte de la Caravana del Viacrucis Migrante, que en estos días atraviesa el centro del país rumbo a la frontera norte.

Miguelito le va al equipo Olimpia, y cuando jugábamos en el barrio, allá en el departamento de Santa Barbara, siempre lo hacía de centro derecho”, comenta Godofredo, quien pide que se hable en presente de su primo, porque “no sabemos si vive o no, tal vez está en Estados Unidos y no puede comunicarse con su mamá”.

Cargando una bandera de Honduras, Godo recuerda que su primo, a pesar que le llevaba 15 años de diferencia, siempre jugaba con él a las escondidillas:“Me cargaba en sus hombros o jugáb amos futbol. Siempre ha sido buen camarada y por eso es que lo extrañamos mucho, queremos verlo”.

Miguelito es muy divertido y en todo momento está dispuesto a ayudar a familiares y amistades, “porque siempre le gustaba ir a bailar con sus amigos de la cuadra y estaba pendiente de su madre, “por eso quería llegar a la Unión Americana y quería enviarle dinero a mi tía, pero lo único que ella ha recibido es la preocupación de no saber dónde está su hijo”, cuenta afligido.

“Ella me dijo que difundiera su caso cuando llegara a este país, por lo que si estas viendo esta noticia Miguelito o alguien lo conoce, pedimos encarecidamente que te comuniques con mi tía Lucía porque no para de estar preocupada por ti. En la casa todos te estamos esperando, recuérdalo”, comenta esperanzado mientras continúa su viaje hacia Estados Unidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS