Llevan a EU caso de periodista asesinado en Tamaulipas

Hijo del comunicador se reúne con legisladores estadounidenses; senador republicano pedirá explicación por el homicidio
Edison Lanza (izq.), relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, se comprometió durante una reunión a llevar el caso de Carlos Domínguez Rodríguez a la próxima asamblea general del organismo si no hay avances. (CORTESÍA)
24/03/2018
03:10
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

El senador estadounidense Marco Rubio solicitará al Departamento de Estado enviar una carta a la Secretaría de Gobernación para que dé una explicación sobre el homicidio del periodista Carlos Domínguez Rodríguez, ocurrido el pasado 13 de enero en Nuevo Laredo, Tamaulipas, así como para solicitar datos de la situación de los derechos humanos en el país, principalmente de comunicadores.

En entrevista, Carlos Domínguez Ramírez, hijo del periodista asesinado, informó que esta semana viajó a Washington, donde se reunió con el congresista Adam Schiff y los equipos de los legisladores Patrick Leahy y el senador Marco Rubio.

Domínguez Ramírez aseguró que el equipo de Schiff le informó que el congresista le solicitará al próximo embajador de Estados Unidos en México que pida un informe sobre la situación actual de los periodistas, así como del caso de su padre.

“Le firmé una carta en la que autorizo a la oficina del senador Rubio el acceso a cualquier información al respecto, así como a solicitar la misma a las autoridades competentes por medio del Departamento de Estado hacia el gobierno de México”, dijo.


Destacó que Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se comprometió durante una reunión a llevar el caso de su padre a la próxima asamblea general del organismo si no hay avances concretos de la investigación.

En Washington, Domínguez Ramírez visitó la embajada de México, donde fue atendido por José Antonio Zabalgoitia, jefe de la Cancillería de la embajada de México en Estados Unidos, “quien manifestó que se siente avergonzado de que en México sucedan este tipo de situaciones en contra del gremio periodístico”.

El hijo del reportero asesinado afirmó que el funcionario mexicano se comprometió a hacer llegar una carta dirigida al Ejecutivo federal solicitando que se giren instrucciones a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle), en la que se solicite redoblar esfuerzos en las investigaciones.

Carlos Domínguez Ramírez también se reunió con Jamie Staley y Kimberly Stanton, líderes de la Comisión de Derechos Humanos Tom Lantos, en el Club Nacional de Periodistas de Estados Unidos.

La tarde del 13 de enero en el centro de Nuevo Laredo, Tamaulipas, fue asesinado Carlos Domínguez Rodríguez, quien tenía 77 años, trabajaba de manera independiente y escribía una columna sobre temas políticos.

Su hijo considera que existe una indiferencia por parte del gobierno federal por el asesinato de su padre, aunque reconoce que las autoridades locales y regionales se han comprometido a resolver el crimen y ha recibido ayuda de parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) mediante el mecanismo de Protección a Víctimas.

“Siento que hubo indiferencia en el caso de mi padre desde el Poder Ejecutivo, porque no hubo un pronunciamiento firme, un compromiso con un discurso que dijera: ‘Ya basta’”, reclamó Carlos Domínguez.

Consideró que aquellos reporteros en Tamaulipas que reciben amenazas, “se mantienen en silencio y mejor se cuidan, no hacen escándalos, quien hace periodismo sabe a lo que se atiene y se mantiene en la línea, como dicen. Es peligroso ejercer el periodismo en todo México y más en estados que están controlados en cierta medida por otros poderes que no son los públicos”.

De acuerdo con el joven, su padre comenzó limpiando escritorios en una redacción y terminó como columnista independiente, desde donde criticó la política regional y estatal. Durante su trayectoria procuró ser imparcial, crítico e independiente.

La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) ofrece una recompensa de 2 millones de pesos a quienes den información que colabore con la localización del o los responsables del homicidio del periodista.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS