Linchamiento en México, crimen al alza

En cuatro años se registraron en México más casos que en los 24 años previos. En los primeros cinco meses de 2017 se registró un total de 142
En los linchamientos se generan complicidades entre ejecutores y autoridades que transforman ese delito en un secreto, aseguran expertos (Fotos: OMAR CONTRERAS)
02/10/2017
03:30
Claudia Flores
-A +A

Miguel y su hermano Josué caminaban por un tianguis en la colonia Real de Tultepec, en el Estado de México. Se acercaron a una señora. Le habían echado el ojo para quitarle celular y bolsa. Miguel, quien había consumido drogas poco antes, fue el encargado de intimidarla: “¡Déme su celular!”, le gritó entre amenazas.

Los dos muchachos, de entre 25 y 30 años, despojaron a la mujer de sus pertenencias y se echaron a correr, mientras ella pedía ayuda desesperada. Miguel y Josué intentaron escabullirse entre los puestos y la gente, pero no habían pasado ni 20 minutos cuando la gente los tundía a golpes.

“Ni intentamos defendernos. Nos tiraron al piso y nos hicimos ‘conchita’. Solamente nos cubrimos la cara mientras nos golpeaban”, relató Miguel.

Una patrulla que llegó al lugar detuvo a la turba y les salvó la vida. Fueron trasladados al Reclusorio Sur, en Xochimilco.

La mujer sólo pudo reconocer a Josué, quien sigue preso, esperando su proceso por robo. Miguel, quien contó la historia, está libre.

Crecen casos

México vive una crisis de linchamientos, dice Raúl Rodríguez Guillén, profesor del departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Azcapotzalco. Los números parecen confirmarlo.

De 1988 hasta 2012, en México se cometieron 366 linchamientos (consumados y en tentativa), de acuerdo con un recuento hemerográfico de Rodríguez Guillén. Encontrar números oficiales, afirma, es lo menos complicado.

La cifra del especialista indica que en esos 24 años se cometieron 15.25 linchamientos al año, poco más de uno por mes.

De 2012 al 1 de junio de 2017, el recuento subió la cifra en 376 linchamientos. En otras palabras, en los últimos cuatro años y cinco meses se habrían cometido más linchamientos en el país que en los 24 años previos. Y las cosas cada vez se ponen peor.

En los primeros cinco meses de 2017, los datos de Rodríguez Guillén dan cuenta de 142 linchamientos, más de 28 al mes. El fenómeno se concentra en siete estados: Estado de México, Puebla, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Morelos, además de la Ciudad de México.

Esta expresión de justicia por mano propia se asociada, afirma, con los siguientes delitos:

-Robo, 50%
- Atropellamientos y otros accidentes viales16.2%
- Violación, abuso policiaco, asesinato y secuestro, entre 6% y 7%
 

Ausencia de autoridad