Liberan a "El Contador", líder del Cártel del Golfo

Juez determina su liberación al considerar que su detención fue ilegal; autoridades lo señalan como responsable de la ola de violencia en Matamoros
José Alfredo Cárdenas fue detenido el lunes pasado en Matamoros, Tamaulipas, y ayer fue liberado del Cefereso de Almoloya de Juárez (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
22/02/2018
03:17
Diana Lastiri
-A +A

[email protected]

Luego de comprobar que elementos de la Secretaría de Marina irrumpieron en su domicilio para detenerlo, José Alfredo Cárdenas, El Contador, presunto líder del Cártel del Golfo y sobrino del narcotraficante Osiel Cárdenas, fue liberado.

En la audiencia inicial celebrada ayer ante el juez de Distrito Especializado en el Nuevo Sistema de Justicia Penal en el Centro de Justicia de Almoloya de Juárez, Estado de México, Saúl Cota Murillo, calificó de ilegal la detención de Cárdenas Martínez, debido a que el informe con el que fue puesto a disposición, realizado por elementos de la Marina, no coincide con las condiciones en las que realmente fue detenido, además de que la Procuraduría General de la República (PGR) pasó varias horas sin conocer de su paradero, a pesar de que supuestamente lo tenía bajo su custodia.

El lunes pasado, El Contador fue detenido por elementos de la Marina Armada de México en el fraccionamiento San Francisco en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas.

Los informes indicaron que la detención ocurrió mientras circulaba a bordo de una camioneta Tahoe a exceso de velocidad, lo que “propició que elementos de la Marina le marcaran el alto, percatándose de que en el asiento del copiloto tenía dos armas de fuego y que al proceder a la revisión del vehículo encontraron más armas y droga”.

La defensa de Cárdenas exhibió cuatro videos en los que se muestra que los elementos navales lo detuvieron dentro de su domicilio y no en la vía pública, como aseguraron.

“La defensa proyectó diversos videos tomados de las cámaras de vigilancia de la casa del imputado, en los cuales se observa a elementos de la Marina arribar al domicilio, desconectar las cámaras de seguridad, ingresar al inmueble y extraer al imputado”, detalló el Consejo de la Judicatura Federal.

“En los videos también se registra el momento en que elementos de la Marina se llevan una camioneta Tahoe que se encontraba estacionada dentro del inmueble, además de que se observa que el imputado porta la misma ropa desde el día de su detención”, añade.

Durante la diligencia, los fiscales intentaron descalificar las pruebas argumentando que se les dijo que el material videográfico había sido entregado en una memoria USB blanca y que la que les dieron era de color gris; además, agregaron que los videos, donde se ven llegar vehículos civiles con personal militar, pudieron haber sido inventados y que las personas que se observan ahí no eran marinos, sino que pudo tratarse de miembros de la propia delincuencia organizada.

El juez cuestionó a la fiscalía si sabía dónde se encontraba el detenido a las 08:00 horas del día de la detención, el pasado lunes, a lo que respondieron que no sabían.

Mencionó que familiares del detenido promovieron un amparo para intentar localizarlo, pero que el actuario no pudo realizar la notificación en la delegación de la PGR en Reynosa, Tamaulipas.

Por ello, el juez concluyó que no era posible que la fiscalía presentara un detenido del cual no tenía conocimiento sobre dónde había estado durante las horas previas en las que supuestamente se encontraba bajo su custodia.

Ante la violación al debido proceso de Cárdenas en la causa penal número 59/2018, el juez resolvió ordenar su liberación inmediata debido a que la detención de la fue objeto se realizó de manera ilegal, como quedó acreditado con las pruebas exhibidas por la defensa.

Más tarde, José Alfredo Cárdenas Martínez salió del Centro Federal de Readaptación Social El Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Las autoridades federales lo identificaron como líder del Cártel del Golfo en Matamoros, desde donde coordinaba el trasiego de drogas a Estados Unidos.

Las autoridades tamaulipecas lo señalan como responsable de la ola de violencia en la ciudad fronteriza de Matamoros, derivada de una lucha por el control de la plaza y por la dirección del Cártel del Golfo que se disputaba con el grupo de Luis Alberto Blanco Flores, El M28 o Comandante Pelonchas, en Río Bravo, Tamaulipas.

EL UNIVERSAL informó que la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) lo identifica como uno de los líderes del Cártel del Golfo junto con José Antonio Romo López, Don Chucho, organización que ha experimentado una “rápida rotación en el liderazgo y mantiene su base de poder en el estado de Tamaulipas”, según el reporte sobre control de drogas emitido por la oficina estadounidense el año pasado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS