Cinco bandas trasnacionales operan robo de autos en México

Cinco bandas transnacionales están ubicadas en México, dice; en 2017 aumentó 27.7% el delito; una tercera parte, con violencia
Francisco Almazán Barocio, Director de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol de la PGR (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
31/05/2018
03:18
Manuel Espino Bucio
-A +A

Read in English

[email protected]

Cinco de los 12 grupos criminales transnacionales dedicados al robo de vehículos identificados por la Interpol se asientan en México y mantienen conexiones estrechas en Guatemala, Estados Unidos y Europa, afirma el director de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol de la PGR, Francisco Almazán Barocio.

Según el funcionario, estos grupos delictivos operan en el Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Querétaro y generalmente trasladan a otros países las unidades robadas, en algunas ocasiones de lujo, en contenedores marítimos y por tierra, haciéndolas pasar como legales.

El funcionario explica que esos automóviles también suelen ser utilizados para cometer secuestros, homicidios, venta de autopartes y atentados.

“Tenemos identificados países y regiones [en los] que el robo de vehículos es para cometer secuestro, homicidio, incluso para llevar a cabo atentados terroristas como ha ocurrido en otras naciones, entre ellas México, que se han utilizado este tipo de unidades para colocar explosivos y causar un atentado”, asegura en entrevista con EL UNIVERSAL.

En el marco de la Tercera Conferencia Mundial de Interpol sobre Delitos Relacionados con el Robo de Vehículos, realizada en Quintana Roo, Almazán Barocio afirma que la incidencia delictiva en esta materia preocupa, pero también ocupa a la Procuraduría General de la República.

Expone que el robo de vehículo se incrementó 27.2% en 2017, de acuerdo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). En una tercera parte de los casos, comenta, se ha utilizado la violencia, que va desde daño físico hasta homicidios.

Menciona que México participó en la operación de Interpol denominada IMPACTO, la más reciente, en la que se logró el aseguramiento de mil 367 vehículos y la afectación de las estructuras funcionales de las bandas criminales dedicadas al robo de autos y otros delitos conexos.

“Nos preocupa [el robo de autos], pero nos ocupa, a nivel nacional trabajamos ampliamente con la Unidad Especializada en Investigación de Asalto y Robo de Vehículos de la PGR, adscrita a la SEIDO, para que las personas relacionadas con estos ilícitos sean sancionadas conforme a la ley”, indica.

¿Qué tipo de desafíos ven en el robo de vehículos?

—Sobre todo los modus operandi, las estructuras orgánicas y funcionales de las organizaciones que se tienen identificadas a nivel transnacional, cada país comparte los mecanismos operativos de los grupos y a partir de ahí se elaborarán escenarios regionales o mundiales en el tema.

En la parte de coordinación de estrategias, estamos trabajando día a día en un sistema de búsqueda automatizada, que concentra todos los reportes de robo de vehículos a nivel mundial, lo que nos permite ingresar información actualizada al sistema, de tal manera que podamos tener una cobertura internacional en cuanto a una unidad o vehículo que haya sido robado, es parte de estos nuevos desafíos.

¿Cuál es la situación de México en este tema?

—México está preocupado por el tema, porque según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública el robo de vehículo y delitos conexos se incrementó 27.2% en 2017. En una tercera parte de los casos que se tienen documentados se ha utilizado la violencia, que va desde daño físico hasta homicidios.

Nos preocupa, pero también nos ocupa, un ejemplo es este tipo de encuentros en el que México está coordinando de manera activa las reuniones. Además, a nivel nacional trabajamos ampliamente con la Unidad Especializada en Investigación de Asalto y Robo de Vehículos de la PGR, adscrita a la SEIDO, para que las personas relacionadas con estos ilícitos sean sancionadas conforme a la ley.

¿Qué resultados han obtenido de las operaciones implementadas?

—Con la operación IMPACTO se recuperaron mil 367 vehículos y se tuvo afectación directa sobre 12 organizaciones criminales dedicadas a estos delitos a nivel internacional.

Estamos activos en el tema y también tenemos muy buena colaboración con las procuradurías y fiscalías estatales, las del Estado de México, Quintana Roo y la Ciudad de México.

[Los estados] nos ayudan en la actualización de las bases de datos en cuanto a los vehículos que son robados y recuperados.

Otro ejemplo es el trabajo que se está haciendo con la Oficina Coordinadora de Riesgos Asegurados (OCRA) en el tema del procesamiento de información, ellos son los que concentran todos los datos de las aseguradoras de vehículos, entonces tienen actualizado el dato, lo tienen al día.

¿Dónde operan las 12 organizaciones transnacionales que tienen identificadas?

—Operan en México, Guatemala, Estados Unidos y Europa. Son de carácter transnacional.

¿Cuántos grupos tienen detectados en México?

—Tenemos detectadas cinco organizaciones de este tipo que tienen alcance internacional. Estamos trabajando con la Unidad Especializada en Investigación de Asalto y Robo de Vehículos de la SEIDO en ir documentando las investigaciones activas, que se realizan a nivel internacional.

¿Cuál es el modus operandi identificado y su conectividad con las otras bandas transnacionales?

—Generalmente lo que hacen es robar, en algunas ocasiones, vehículos de lujo, los cuales pasan por un proceso de falsificación en cuanto a su número de identificación, el PIN, como la parte documental, las facturas.

Una vez que se tiene el clon de alguno de los vehículos, éste es enviado en contenedores o a través de procedimientos de traslados normales, de un país a otro e ingresa aparentemente con documentos originales de un vehículo que no tiene reporte de robo.

¿En qué estados operan los cinco grupos criminales?

—Principalmente en el Estado de México, Ciudad de México y después entidades que están repuntando en el tema, como Querétaro y Puebla, es por eso que asisten al encuentro [la Tercera Conferencia Mundial de Interpol sobre Delitos Relacionados con el Robo de Vehículos] de manera particular, porque tienen mucho interés.

¿Cómo se denominan las organizaciones asentadas en México?

—Es un tema que se está documentando y a partir de este encuentro se va a diseñar una operación. De los resultados que se obtengan compartiremos detalles sobre cifras, nombres y demás.

¿Cómo se llevan estas bandas delictivas los autos a otros países?

—Normalmente utilizan contenedores marítimos, hay toda una red internacional tanto en la parte portuaria para ingresar las unidades, como en la aduana. Hay investigaciones que estamos llevando a cabo.

Siempre inician con la falsificación de la unidad por una que no tenga reporte de robo y esté totalmente limpia, a partir de ahí se da el traslado. Hay redes, corrupción y cuestiones que estamos indagando.

Del robo de vehículos se derivan más delitos, ¿ha sido difícil su combate?

—Generalmente el robo de vehículos no es el fin, es el medio para cometer otras actividades ilícitas, las cuales van desde venderlo en autopartes, falsificar la documentación o la identificación del vehículo para comercializarla de manera fraudulenta.

Tenemos identificado en países y regiones que el robo de vehículos es para cometer secuestro, homicidio, incluso para llevar a cabo atentados terroristas, como ha ocurrido en otros países, incluso en México, que se han utilizado este tipo de unidades para colocar explosivos y cometer un atentado.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS