Acusan que cientos de casos se archivan

Cientos de quejas por acoso sexual y laboral en dependencias de gobierno tuvieron el mismo destino: archivarse o declararse que no hubo acciones que castigarse
Respuesta. Renunciar fue la acción que prefirió una servidora pública de la delegación de Acapulco, Guerrero, de la Profepa al denunciar un acto de acoso sexual y laboral (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/01/2018
03:03
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

“Ninguna persona estuvo presente en el momento en que ocurrieron las presuntas irregularidades denunciadas”, es parte de los motivos por los que el Área de Quejas del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) decidió archivar una denuncia presentada el 12 de agosto de 2015 por hostigamiento y acoso sexual, en su delegación de Baja California.

Cientos de quejas por acoso sexual y laboral en dependencias de gobierno en poder de EL UNIVERSAL detallan que tuvieron el mismo destino: archivarse o declararse que no hubo acciones que castigarse, por lo que trabajadoras han preferido renunciar.

En dos denuncias presentadas el 15 de mayo de 2014 por empleadas de la delegación en Tamaulipas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), quienes acusaron actos de acoso y hostigamiento sexual en esas oficinas, “se acordó archivar el expediente, porque no existieron elementos que permitieran presumir la existencia de acciones irregulares”.

También se interpuso una denuncia por acoso sexual, en la sede de la Conagua, en la CDMX, donde las investigaciones determinaron que “no se contó con indicios que permitieran establecer la existencia de presunta responsabilidad”

Renunciar fue la acción que prefirió una servidora pública de la delegación de Acapulco, Guerrero, de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) al denunciar un acto de acoso sexual y laboral ante la Dirección General de Coordinación de Delegaciones, a pesar de que reunió los requisitos mínimos.

“A la fecha no se ha hecho conocimiento del seguimiento”, detalló. “No hubo incumplimiento a los valores del Código de Conducta”, fue el veredicto final de la queja por acoso sexual, que interpuso el 24 de marzo de 2017 una trabajadora del Hospital de Infectología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo que “no hubo cambios en la adscripción”.

El Comité de Ética y Prevención de Conflictos de Interés del IMSS detalló que hay denuncias por acoso sexual ocurridas el año pasado en el Hospital Médico Nacional Siglo XXI, Hospital General de Zona 3 de Quintana Roo, así como en clínicas en Tabasco y Campeche, de las cuales “aún no hay resultado por encontrarse en proceso”. Hay otro caso en el Hospital de Infectología.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS