Retiran 451 redes de pesca en Alto Golfo de California: Semarnat

La activista Claudia Cecilia Olimón calificó esta actividad como vital, pues significa limpiar el espacio para que la vaquita y muchas otras especies puedan nadar libremente
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
31/10/2017
20:01
Astrid Rivera
México
-A +A

Desde octubre del año pasado a la fecha se han retirado alrededor de 451 redes de pesca, lo que equivale a 50 toneladas, en estás redes mueren asfixiadas las vaquitas marinas, informó la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La dependencia federal relató que en un día sin viento, aproximadamente 40 pescadores de la organización Pesca Alternativa de Baja California (Pesca ABC), distribuidos en 20 pangas, a cuatro nudos por hora,  recorren el mar con un gancho arrastrando en busca de redes agalleras.

Cuando detectan una red, la amarran en una boya y registran el punto de localización. Posteriormente los barcos extractores del Museo de la Ballena y del Sea Shepherd, proceden a extraerlas ante la presencia de inspectores de la Profepa

Para Claudia Cecilia Olimón, coordinadora general de la iniciativa para el retiro de redes fantasma en el Alto Golfo de California, esta actividad es vital, pues significa limpiar el espacio para que la vaquita y muchas otras especies puedan nadar libremente.

En estas redes, algunas de más de un kilómetro de longitud, se han encontrado mil 176 organismos en este año como tiburones, tortugas, rayas, delfines, lobos marinos. Organizaciones como Parley for the oceans se han interesado en el reciclaje de redes de enmalle para elaborar productos como tenis y playeras que sean amigables con el medio ambiente.

La dependencia federal resaltó la iniciativa que ha puesto en marcha para salvar a la vaquita marina de la extinción, se trata del programa Vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación) que consiste en buscar a ejemplares de esta marsopa endémica de México y llevarla a un santuario en San Felipe Baja California, donde, bajo un ambiente controlado y alejado de las redes de pesca que amenazan su supervivencia.

La primera etapa de este programa inició el pasado 11 de octubre, que se trata de la fase de expediciones en donde un equipo de científicos, veterinarios y delfines entrenados por la Armada de Estados Unidos salen a las aguas del Alto Golfo de California en busca de vaquitas marinas.

El cinco de junio tras una reunión en la Residencia Oficial de Los Pinos, el presidente Enrique peña Nieto, el empresario Carlos Slim y el actor Leonardo Dicaprio firmaron un acuerdo mediante el cual buscan hacer permanente la prohibición del uso de redes de enmalle en todo el radio de la vaquita en el Alto Golfo de California; mejorar los esfuerzos para combatir el uso de redes ilegales e incrementar la persecución de la pesca ilegal y de la caza furtiva de la Totoaba; prohibir la pesca nocturna en el alto Golfo de California y en la Reserva de la Vaquita; así como Implementar y restringir puntos de entrada y salida para la pesca en toda la región a través de inspectores certificados.

En menos de dos años la población de la vaquita marina se redujo en un 49%, al pasar de 60 ejemplares en 2015 a menos de 30 en 2017, según estimaciones del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita(CIRVA).

Entre 2015 y 2017 el gobierno federal ha invertido más de mil 500 millones de pesos para acciones de conservación de este cetáceo sin embargo la pesca furtiva ha prevalecido en el hábitat de la vaquita marina. En lo que va de este año se han encontrado cuatro vaquitas muertas con rastros de redes de pesca.

La pesca furtiva de la totoaba ha diezmado la población de este cetáceo endémico de México, el cual habita en las aguas del Alto Golfo de California, en Baja California; la vaquita marina queda atrapada en las redes de pesca, por lo que muere asfixiada. La totoaba también es endémica y su vejiga natatoria, conocido como buche, puede costar hasta 60 mil dólares en el mercado asiático, debido a que se le atribuyen propiedades medicinales y afrodisíacas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS