"Voy por el TLC del sureste”: Alejandro Murat

Se busca consolidar un TLC en la región para impulsar inversiones; asegura que se otorgarán beneficios fiscales a las empresas
Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa. (CRISTOPHER ROGEL. EL UNIVERSAL)
27/12/2017
04:00
Horacio Jiménez
Oaxaca.
-A +A

horacio[email protected]

El gobernador de Oaxaca, el priísta Alejandro Murat Hinojosa, aseguró que el decretar Zonas Económicas Especiales a distintas regiones, como Salina Cruz y el Progreso, en Yucatán, será su Tratado de Libre Comercio (TLC) para el sureste del país que durante muchas administraciones fue olvidado y sólo había buenas intenciones.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Murat dijo que con el TLC el norte del país crecía tres veces más y el centro, dos y media más que el sur; por eso, las Zonas Económicas Especiales generan una atmósfera para la inversión y el empleo para esta región.

Explicó que a las empresas que quieran invertir en Salina Cruz, Oaxaca, se les van a condonar por los próximos 10 años los impuestos, además de que, en la parte regulatoria, sólo habrá una ventanilla. Presumió que esta zona será un corredor industrial muy importante por su conectividad, por un lado con el Golfo de México, en Coatzacoalcos y, por el otro, con el Pacífico con China y Japón, como el Canal de Panamá mexicano.

Aseguró que la declaración de Zonas Económicas Especiales al sureste hará diferencia con el norte y dijo que con el paso del tiempo el tablero se irá equilibrando. El mandatario estatal mencionó que en los próximos dos años de su administración ya habrá empresas con contratos firmes para establecerse en la región.

Sismos

Alejandro Murat se solidariza con los oaxaqueños que se vieron afectados con los sismos de septiembre y que han generado ya más de 11 mil réplicas, pero dice que Oaxaca “está de pie y más fuerte que nunca”.

Adelanta que para 2019 la mayoría de las casas, escuelas, hospitales y edificios culturales dañados estarán totalmente reconstruidos.

Detalla que hubo 63 mil inmuebles daños; 25 con pérdida total, más de 6 mil escuelas afectadas, 11 mercados y 325 edificios con afectaciones catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

¿Qué significa para Oaxaca que se haya decretado una zona económica en esta región?

—Es la gran oportunidad para el desarrollo de Oaxaca. La Zona Económica Especial representa lo que en su momento el Tratado de Libre Comercio representó para el norte y el centro del país, lo números son claros, el norte ha crecido tres veces a uno con el sur; el centro dos y medio veces versus el sur, y la Zona Económica Especial permite a Oaxaca y al sureste de México generar una atmósfera propicia para la inversión y el empleo.

¿Qué generará?

—Lo que genera es un beneficio fiscal para las empresas: tienes condonado el pago de los impuestos los próximos 10 años, tienes también una ventanilla única en la parte regulatoria en los tres niveles de gobierno, para que sea también muy eficiente y las empresas se dediquen a generar valor y desarrollo, y nosotros a hacer ese acompañamiento en la inversión, pero lo más importante son todos los elementos que acompañan a esta Zona Económica Especial

Es decir, para que ésta sea exitosa, primero se atienden temas de conectividad, este año se inauguró el Aeropuerto de Ixtepec, está la carretera al Istmo (Mitla-Tehuantepec), hay 500 millones de una bolsa del Fonadin para el Puerto de Salina Cruz, a eso le agregamos que tenemos 12 Tratados de Libre Comercio y que te generan un billón de personas como mercado potencial.

A eso le agregamos que estará arrancando el tren, desde 1907, con el general Porfirio Díaz, no se había visto al sureste con un andamiaje de infraestructura de inversión real para aprovechar estas ventajas competitivas. Estamos a 310 kilómetros de cada océano, Coatzacoalcos también tiene una Zona Económica Especial, entonces el tren va a permitir generar un corredor de valor agregado que le haga sentido a muchas empresas del mundo, como el TLC.

¿Y la reforma energética?

—Agregado a todo lo anterior también se van a ampliar los gasoductos de 90 pies cúbicos a 290 y que en el marco de la reforma energética tienes a la única refinería en el Pacífico y la zona eólica más importante de toda América, que es la ventosa oaxaqueña; actualmente generamos 90% de energía eólica, viene una línea de transmisión de 2 mil millones de dólares, ya tenemos un nuevo proyecto eólico de Mitsubishi de mil 200 millones de dólares que nos va a abrir más de 8 mil millones de dólares de inversión. Todos estos elementos hacen que la Zona Económica Especial tenga ventajas competitivas y comparativas , que al final lo más importante es que llegue el recurso a la gente. Todos estos números y elementos de lo que se trata es que generen empleos, viene un agroparque en la Zona Económica Especial.

¿Cuántos empleos podrían generarse con la declaración de Zona Económica Especial?

—Sería aventurado decir ahora cuántos empleos, lo importante es que vamos a atender los diferentes segmentos; por ejemplo, el agroparque va a impactar a todos los pequeños propietarios de tierra que ya producen los diferentes sistemas.

¿Hará la diferencia esta declaración de Zona Económica del sur con el norte?

—Estoy convencido de que así será, el simple hecho de tener la declaratoria de Zona Económica Especial no hace la diferencia, es todo el andamiaje complementario.

¿Considera que se equilibra el tablero del sur con el norte?

—Se va a ir equilibrando, esto es algo que lo tenemos que construir todos los oaxaqueños.

¿Está en ruta el Canal de Panamá mexicano?

—Exactamente.

¿Cuántos años considera que pasarán para que se tenga un boom importante?

—Ya en este arranque debemos de empezar. 400 millones de dólares se dicen fáciles, pero implica un compromiso con una empresa que ya vio todos estos elementos y lo que tenemos que hacer, de manera modular, es ir acompañando la infraestructura para que cada vez más vengan a la entidad más empresas, tanto nacionales como internacionales.

¿La declaración de Zonas Económicas Especiales en todo el sur es para ponerla a tono porque fue olvidada por muchos gobiernos?

—Sí, desde 1907 no habíamos escuchado más allá de buenas intenciones de los diferentes gobiernos, la declaratoria es un hecho contundente en donde ya se genera un compromiso a través de un andamiaje jurídico que genera beneficios para que haya una atmósfera propicia para la inversión, y esto, acompañado a inversiones de infraestructura, claramente genera la competitividad.

Para que la gente lo entienda, ¿qué es la declaración de una Zona Económica Especial?

—La declaración de Zona Económica Especial implica que un territorio tendrá ciertas ventajas, que no tiene otra parte del mismo territorio.

¿Para el sur es como el TLC?

—Exactamente, eso implica para Oaxaca y para el sureste.

¿Cómo va la reconstrucción después de los sismos?

—Vamos en la ruta, superamos, de manera exitosa y en familia, la etapa de emergencia, se pudo atender a la ciudadanía con comida, despensa, no hubo una sola epidemia, no hubo un solo disturbio en el tema de seguridad; en la segunda etapa de la reconstrucción se llevó a cabo un censo de manera exitosa y sabemos que hay 63 mil, 25 con pérdida total, más de 6 mil escuelas afectadas, 11 mercados y 325 edificios con afectaciones catalogados por el INAH.

En la parte de los hogares, después del censo, pudimos bancarizar y entregar tarjetas para las 63 mil familias afectadas, se pudieron atender la mayoría de las escuelas en las de daños menores, la de afectaciones mayores y parciales, que son alrededor de 225, están en reconstrucción, tenemos presupuestado que para marzo podamos concluir todas. Ha regresado 95% de los niños a la escuela.

Se dieron a 5 mil empresas, dadas de alta, apoyos por 10 mil pesos, pero todo esto viene aparejado a la Zona Económica Especial que se anunció el lunes pasado y vamos en esas tres pistas trabajando, en familia, con nuestra gente.

¿Los sismos no lograron derrotar a Oaxaca?

—Si me preguntas cuál es la palabra que consolida todo, es que Oaxaca está de pie y más fuerte que nunca.

¿En qué tiempo prevé ya estará todo reconstruido?

—Yo quisiera que fuera lo más rápido posible, pero hay que darnos el año que viene para poder ir acompañando esta reconstrucción.

¿En 2019 ya estará Oaxaca totalmente reconstruida?

—En su mayoría, sí.

¿Qué dice la gente en las calles, cómo las percibe?

—Hoy no hemos visto que haya un solo disturbio y es un buen mensaje de que la gente, aún con los retos que comparto su dolor, tragedia y frustración, me parece que están ocupados en lo que es más importante qué es la reconstrucción de sus hogares, atendiendo de manera permanente inquietudes de manera natural.

En Oaxaca se han superado las 11 mil réplicas, hoy tuvimos cinco en las últimas horas, todavía estos movimientos hacen que haya miedo y frustración e inquietudes de manera natural y el mensaje que quiero mandar es que no están solos, que mi gobierno estará de manera permanente, por el tiempo que sea necesario.

¿Cómo están en seguridad?

—Hoy Oaxaca es un estado, comparado con otras entidades del país, seguro, en paz, en donde puedes caminar por las calles, en donde puedes transitar en tu coche por las regiones. No somos una isla, existen retos como en cualquier otra entidad, pero no de la magnitud que sucede en otras partes del país, estamos muy cuidadosos con las fronteras con Veracruz en la Cuenca, como en la costa con Guerrero, que son estados que están teniendo retos mayores y ocupados.

¿Cómo va el proyecto de la carretera para que desde la CDMX se llegue a la playa en seis horas?

—Estoy muy contento el gran anuncio de este cierre de año, aparte de la Zona Económica Especial, es el arranque formal de esta autopista Oaxaca-Puerto Escondido; aparte, el presupuesto de este año trae 400 millones para hacer un nuevo trazo de Puerto Escondido a Huatulco, entonces vamos a tener a 106 kilómetros a Puerto Escondido. Como lo decíamos, a hora y media de Oaxaca y a seis horas de la Ciudad de México la costa oaxaqueña, de 12 a 24 meses.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS