Suegro, con proyecto de 300 millones de pesos

El proyecto inmobiliario de Donino Martínez Diez se encuentra en La Purísima, una zona hasta hace poco rural rodeada por el Anillo Vial Fray Junípero Serra
(Foto: Archivo - EL UNIVERSAL)
23/08/2017
02:06
Horacio Jiménez
-A +A

En su terreno de casi siete hectáreas, ubicado en una zona de antigua vocación agrícola, pero que ha adquirido gran plusvalía, Donino Martínez Diez, suegro del panista Ricardo Anaya, desarrolla actualmente en la ciudad de Querétaro un lujoso proyecto inmobiliario, con el cual podría obtener poco más de 300 millones de pesos.

Fuentes Residencial está localizado en un terreno ejidal, adquirido en 2015 —cuando Anaya ya presidía el PAN— por 83 millones 107 mil 620 pesos. Hoy, ya fraccionado, se ofertan 200 lotes que van de los 265 a los 600 metros cuadrados, a un precio de 4 mil 500 pesos el metro cuadrado. Es decir, el terreno más barato cuesta un millón 233 mil pesos.

Así, por la venta de los 200 lotes, Martínez Diez obtendrá 315 millones de pesos.
El proyecto inmobiliario se encuentra en La Purísima, una zona hasta hace poco rural rodeada por el Anillo Vial Fray Junípero Serra, lo que ha detonado la oferta inmobiliaria con fraccionamientos y plazas comerciales. Denominada por los desarrolladores como el “Nuevo Querétaro”, se encuentra tan sólo a cinco minutos de El Campanario, el desarrollo habitacional más lujoso de la capital queretana.

El Anillo Vial fue construido en el gobierno de Francisco Garrido Patrón, con quien Anaya trabajó de 2003 a 2009 como secretario particular en sus inicios.

En avenida Concord, donde se encuentra “Fuentes Residencial”, ya no hay ni rastros de la actividad agrícola. Se han levantado bodegas y un club hípico.

Dividido en dos grandes áreas “completamente independientes” de 100 lotes cada una, cada “condominio” dicen sus promotores, contará con una casa club que tendrá gimnasio, regaderas, alberca, chapoteadero, ludoteca, terrazas (abiertas y semiabiertas), área infantil, salón para eventos, caseta de vigilancia, área de servicios, seguridad las 24 horas, así como amenidades.

Vía telefónica, un vendedor aseguró a EL UNIVERSAL que 60% de los lotes ha sido vendido, y que éstos serán entregados en cuatro meses, antes de que finalice el año.

El terreno y algunas áreas han sido bardeadas, y se avanza en algunas zonas.

El lujo que aquí se observa contrasta con la vivienda de José Sotero Granados Bautista y Angélica Luna Castañón, presuntos vendedores del terreno que hoy posee el suegro de Anaya: una modesta casa de fachada blanca, dos niveles y portón negro descascarado en La Purísima, donde nadie sale al tocar.

A 300 metros, en Concord 37, frente a un campo de futbol, el agricultor tiene una segunda propiedad: un terreno de mediano tamaño, donde guarda animales. Don José es también dueño de una pequeña miscelánea. En suma: un estilo de vida que no parece corresponder a la de una pareja con 83 millones de pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS