San Lazaro, el banco de los diputados

A manera de banco, en San Lázaro se mantuvo en 2017 el sistema de préstamos para los legisladores, quienes gozaron de ingresos por anticipado, dos de ellos incluso bajo un esquema que permite pagar sin intereses
A cada integrante de la Cámara de Diputados se le depositan mensualmente 73 mil 910 pesos por concepto de dieta, 45 mil 786 por asistencia legislativa y 28 mil 772 por atención ciudadana. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
31/12/2017
03:00
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

A pesar de que los diputados federales obtienen casi 150 mil pesos mensuales por dietas y compensaciones, en todo 2017, 61 de estos legisladores solicitaron, con cargo al erario de la Cámara Baja, adelantos de sus sueldos o préstamos por un monto de 12 millones 764 mil 972 pesos.

EL UNIVERSAL publicó el pasado 21 de febrero, que en todo 2016, 61 legisladores utilizaron el erario de la Cámara de Diputados como una especie de banco legislativo, al cual solicitaron préstamos o adelantos de sus salarios por una suma de 14 millones 505 mil 190 pesos.

En los más de dos años de trabajo que lleva la 63 Legislatura, 122 diputados federales —61 en 2016 y otros 61 en 2017— han pedido a la Cámara préstamos por un total de 27 millones 270 mil 162 pesos.

Los diputados federales gozan de un esquema que les permite adelantar y disfrutar de sus dietas cuando lo necesiten, con tasas de interés preferenciales y que son más bajas que las que cobra cualquier banco.

En la Normatividad Administrativa de la Cámara de Diputados publicada en julio de 2009 se establece que se podrán otorgar anticipos de dieta a los integrantes de la Legislatura, a través de la Dirección General de Finanzas, en las modalidades de anticipo de dieta sin intereses o anticipo de dieta con intereses.

De acuerdo con fuentes de Comunicación Social del Palacio Legislativo de San Lázaro, las solicitudes de préstamos y adelantos de dieta se sustentan dentro del marco normativo de la Cámara de Diputados, como en muchos otros empleos.

Además, expresaron que la posibilidad de adelantar recursos que corresponde a los diputados se apega conforme a lo establecido en la norma vigente.

Anticipos de 2017. La Dirección General de Finanzas de la Cámara de Diputados informó, con base en el oficio DGF/LXIII/1794/2017 y luego de una solicitud de información, que se les otorgó solamente a dos legisladores un adelanto de su dieta en la modalidad sin intereses, un monto de 118 mil 501 pesos. En tanto, a 59 diputados federales se les prestaron 12 millones 646 mil 471 pesos en la modalidad de adelanto con intereses y esos montos ya debieron haber sido liquidados a más tardar el pasado 10 de diciembre.

Normatividad. Los anticipos de dieta se refieren al pago adelantado de la dieta neta del legislador, a la que deberán deducirse adicionalmente los descuentos autorizados por él mismo, así como los que procedan por resoluciones judiciales.

El artículo 15 de la Normatividad Administrativa detalla: “Para tramitar un anticipo de dieta sin intereses, deberá mediar una solicitud ante la Dirección General de Finanzas, firmada por el legislador, con el aval del coordinador del grupo parlamentario al que pertenece y en el caso de legisladores sin partido se requerirá la firma de un pagaré.

“El anticipo de dieta sin intereses se otorgará por un mes de la dieta neta que le corresponda al legislador y será descontado en su totalidad del pago de la siguiente dieta, pudiéndose conceder hasta por un máximo de tres eventos durante el año”.

Describe que los anticipos de dieta se podrán otorgar de la siguiente manera: en el primer año, de inicio de la Legislatura, en los meses de octubre y noviembre; en el segundo y tercer año de la Legislatura, en los meses de febrero a noviembre, y en el año de conclusión de la Legislatura, en los meses de febrero a julio.

Acuerdo de la Junta de Coordinación. El anticipo de dieta neta con intereses se otorgará conforme al acuerdo que a tal efecto emita la Junta de Coordinación Política y, en su caso, el Comité de Administración, en un solo evento por ejercicio fiscal.

“No se otorgarán anticipos de dieta con intereses durante los meses de noviembre y diciembre. En el último año de la Legislatura la Junta de Coordinación Política [Jucopo] y, en su caso el Comité de Administración, determinará lo conducente.

“Para tramitar un anticipo de dieta con intereses, deberá mediar una solicitud ante la Dirección General de Finanzas, firmada por el legislador, con el aval del coordinador del grupo parlamentario al que pertenece, y en el caso de legisladores sin partido se requerirá la firma de un pagaré”, señala la normativa.

Además, en la solicitud se deberá especificar el monto total del anticipo, el plazo en que el mismo será liquidado, así como las cantidades de pagos a retener mensualmente, incluyendo los intereses.

Sobre el plazo máximo establecido para liquidar el anticipo otorgado, señala que deberá efectuarse dentro de los 10 días hábiles del mes de diciembre del año fiscal correspondiente. En el último año de la Legislatura, la fecha límite de liquidación del pago, será dentro de los 10 días hábiles del mes de agosto.

Con base en los CETES. Los intereses mensuales del anticipo de dieta se calcularán con base en la tasa CETES a 28 días publicada por el Banco de México, como resultado de la primera subasta del mes de enero. Esta tasa
se ajustará si la misma tiene una variación superior a 1.5 puntos porcentuales. Esto equivale a una tasa de intereses mensual aproximadamente de 6.21%.

De acuerdo con un sondeo que realizó EL UNIVERSAL con distintas instituciones bancarias, para solicitar un préstamo hay dos tasas: personal, para los clientes de la propia institución —que equivale a 3% mensual—, y para los que son externos, con tasas mensuales de interés de entre 6.5% y 7.5% mensual.

Adeudos. En las dos modalidades de anticipos de dieta, en caso de existir adeudos por parte de los legisladores, en caso de que soliciten licencia, las deudas serán cubiertas en primer lugar aplicándolas a su aguinaldo, y si hubiera aún un remanente, el mismo sería cubierto con cargo al grupo parlamentario al que pertenezca.

En caso de fallecimiento, los adeudos serán cubiertos por el grupo parlamentario al que pertenezca.

“No se autorizarán solicitudes de anticipo de pago por conceptos de asistencia legislativa, atención ciudadana y de apoyo terrestre”, describe la normatividad del órgano legislativo.

La situación en 2016. En la edición del pasado 21 de febrero, EL UNIVERSAL dio a conocer que en todo 2016 a tres diputados se les otorgó un anticipo de dieta sin intereses por un importe de 157 mil 580 pesos; en promedio, 52 mil pesos por diputado. Además, a otros 58 diputados se les otorgaron más de 14 millones 347 mil pesos bajo la modalidad de anticipo de dieta con intereses.

Cabe recordar que a cada diputado se le depositan cada mes 73 mil 910 pesos por concepto de dieta, 45 mil 786 por asistencia legislativa y 28 mil 772 por atención ciudadana.

También se les otorgan 2 mil 780 pesos de vales de despensa mensualmente y en cada sesión ordinaria se les entrega un vale de comida por 170 pesos que pueden utilizar en los restaurantes y cafeterías concesionados y que operan en la Cámara de Diputados; todo lo anterior, sin contar que en diciembre de 2016 se les otorgó un bono secreto de 150 mil pesos.

Los deudores ganan

La Cámara de Diputados cobra 6.21% de intereses al mes a los diputados por dieta adelantada, mientras en promedio los bancos cobran entre 6.5% y 7.5% al mes por préstamos personales y por nómina. De acuerdo con el esquema, los préstamos sin intereses se liquidan en su totalidad en el siguiente mes y se pueden hacer tres veces al año. Cuando se trate de un préstamo con intereses, se debe especificar el monto total del anticipo, el plazo a liquidar, así como las cantidades de pagos a retener mensualmente, incluyendo los intereses.

El adelanto se debe liquidar dentro de los 10 días hábiles del mes de diciembre del año fiscal correspondiente. Además, si el diputado se va de licencia, se le descontará de su aguinaldo o su fracción terminará pagando si hay saldos pendientes. En el caso de los legisladores sin partido, deberán firmar a la Cámara un pagaré. En caso de fallecer, este monto será pagado por su grupo parlamentario. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS