Priístas achacan crisis en Congreso al PAN y su líder

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho, exigió al PAN y a su dirigente nacional apelar a la responsabilidad y renunciar a los chantajes inconducentes que hablan de poco oficio político, con la pretensión de imponer condiciones absurdas y regatearle al tricolor la presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro.
César Camacho aseguró que se está al borde de una parálisis legislativa por Ricardo Anaya que busca comprar “una buena parte de impunidad”. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
03/09/2017
02:03
Horacio Jiménez y Ariadna García
-A +A

[email protected]

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho, exigió al PAN y a su dirigente nacional apelar a la responsabilidad y renunciar a los chantajes inconducentes que hablan de poco oficio político, con la pretensión de imponer condiciones absurdas y regatearle al tricolor la presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro.

En entrevista al salir del 5to Informe del Presidente de la República, César Camacho recordó que el tricolor demanda la mesa porque jurídicamente les corresponde, pero además en un ánimo de reciprocidad, porque el PRI en los dos años anteriores dio sus votos para que los representantes del PRD y del PAN encabezaran la Mesa Directiva.

“El PRI lo que quiere es que no le regateen un nombramiento que, cuando le tocó a otros partidos, el PRI, solidariamente, responsablemente, aceptó, incluida la presidencia de la mesa, a cargo de Lupita Murguía, en este tiempo. Por eso me parece reprobable, inadmisible e irresponsable que ahora nos pretendan regatear la presidencia de una mesa, que legal y legítimamente, le corresponde al PRI”, definió.

Camacho Quiroz dijo que el planteamiento del PAN de condicionar la instalación de la mesa a la eliminación del “pase automático” de Raúl Cervantes como fiscal General de la Nación, son problemas domésticos de Acción Nacional que ahora quiere dirimir en la Cámara de Diputados.

“Lamento que esta actitud irresponsable pueda llevar a la crisis en una de las cámaras de uno de los Poderes de la Unión y que pueda, eventualmente, no haber Mesa Directiva y, si esto ocurre, será por culpa exclusiva de Acción Nacional”, dijo Camacho.

Explicó que la actual Mesa Directiva tiene vigencia hasta el próximo martes y si no se logran acuerdos, no habría órgano de gobierno en San Lázaro y no habría funcionamiento, lo que podría crear una parálisis legislativa por culpa del PAN.

“No habría Mesa Directiva. Sencillamente no hay Cámara de Diputados, no hay funcionamiento, porque no hay quien encabece los debates y, en consecuencia, una parálisis legislativa por culpa de un partido irresponsable, que es Acción Nacional, todo por querer comprar una buena parte de impunidad a su dirigente, Ricardo Anaya”, describió Camacho.

El coordinador del PRI en la Cámara de Senadores, Emilio Gamboa, puntualizó que la crisis no está Congreso, sino en un partido.

“Se están peleando entre ellos (PAN), díganle a ese grupo que se arregle”, comentó.

Impacto financiero. El próximo presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI), confió en que el próximo martes se logren los acuerdos necesarios para que se pueda elegir a la próxima Mesa Directiva del Palacio Legislativo de San Lázaro, pero reconoció que hay un vacío en la ley que no detalla qué pasaría si no hay un acuerdo el martes próximo.

Sin embargo, sí aceptó que podría generarse una debilidad institucional y una repercusión en la opinión financiera y eso podría ser peligroso.

“Si no hay mesa para el próximo viernes, cuando se entrega el Paquete Económico, tendría un impacto de algún tipo en la opinión pública y en la financiera porque se mostraría una debilidad”, dijo Ramírez Marín.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS