Por licencias, el Congreso trabaja con suplentes

Prevén éxodo de legisladores por comicios; los suplentes gozarán de dieta y fuero
En la primera sesión ordinaria los suplentes rendirán protesta; podría haber cambios en las presidencias de comisiones y bancadas. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
28/01/2018
03:40
Juan Arvizu
-A +A

[email protected]

Rumbo a la contienda electoral se acumulan las renuncias y solicitudes de licencia de funcionarios y legisladores y así el Congreso de la Unión iniciará en febrero el próximo periodo de sesiones con suplentes.

La mitad de los sustitutos en el Senado han ejercido el cargo, lo cual es un registro sin precedente. Alrededor de 109 diputados solicitarían licencia para contender por algún cargo, igual que 89 senadores.

A la fecha, 31 suplentes gozan de la dieta y el fuero, junto con las facultades legislativas que al ser electos pocos podrían haber esperado alcanzar, puesto que consideraban que tenían participación simbólica. Salir a los comicios dejando cargos públicos se volvió una constante en las Legislaturas 62 y 63 del Senado, y a ese flujo se sumó la Cámara de Diputados, de donde por decenas los legisladores han emprendido el éxodo en pos de otras posiciones, particularmente para ir de San Lázaro a la Cámara Alta, como ayer lo formalizó el coordinador de la bancada del PRI, César Camacho Quiroz, quien solicitó su inscripción como precandidato al Senado.

El priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, actual presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, también se registró como precandidato al Senado.

En su primera sesión ordinaria rendirán protesta los suplentes de ambos diputados federales, junto con los que llegan de relevo de quienes se fueron durante el receso. La semana pasada 10 dejaron el cargo.

Respecto al Senado, se espera que de 31 suplentes, el listado aumente con la rendición de protesta de una decena de titulares que dejan acéfalas presidencias de comisiones y mandos en sus bancadas.

El pleno senatorial, que esta semana reanuda sesiones, tendrá un rostro diferente al que registró el primer día de septiembre de 2012.

La mitad del pleno del Senado es de 64 escaños, número que se romperá esta semana sólo con las licencias que pudiera solicitar la bancada priísta.

Del PRI se espera la salida de más senadores en pos de candidaturas a San Lázaro y alcaldías, y el llamado automático de los suplentes de Angélica Araujo, Cristina Díaz Salazar, Diva Gastélum Bajo, Patricio Martínez García, Lilia Merodio y Aarón Pozos.

Del PT está anunciada la licencia de Miguel Barbosa Huerta y se espera que el PAN y PRD concluyan arreglos que pudieran repercutir en la llegada de los sustitutos.

Los legisladores suplentes que se sumen al pleno, ya sea del Senado o de la Cámara de Diputados, contarán con siete meses de dieta y fuero; en los primeros 90 días tendrán las obligaciones del periodo ordinario de sesiones, y de mayo a agosto, en el receso de cambio de Legislatura, podrían ser llamados a sesión extraordinaria del Congreso.

Entre los suplentes que entraron tras el fallecimiento de los titulares, los que protestaron y devolvieron el escaño, más los que actualmente están activos, suman 59 relevistas.

Se volvió habitual que senadores salieran a contender por gubernaturas y que al perder regresaron al escaño, como ocurrió con Ivonne Álvarez, Ricardo Barroso, Manuel Cota, Margarita Flores, Ascención Orihuela, Eviel Pérez Magaña y Héctor Yunes Landa.

Al triunfo electoral de los titulares ascendieron en definitiva los suplentes de Claudia Pavlovich, José Rosas Aispuro Torres, Javier Corral, Francisco Domínguez, Omar Fayad, Francisco García Cabeza de Vaca, Carlos Mendoza, Martín Orozco, Alejandro Tello Cristerna, Fernando Yunes Márquez, María Leticia Herrera Ale y Maki Ortiz.

Al aceptar cargos públicos y liderazgos partidistas, ganaron los suplentes de Blanca Alcalá, Raúl Cervantes, Arely Gómez, René Juárez, David Penchyna, Mely Romero y Arturo Zamora.

Se suma la renuncia del titular del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), José Reyes Baeza, quien busca un escaño en el Senado de su natal Chihuahua.

Tras solicitar licencia a sus respectivos cargos Sylvana Beltrones, diputada federal del PRI, y Manuel Ignacio Maloro Acosta Gutiérrez, alcalde de Hermosillo, se registraron como aspirantes a la candidatura al Senado del Estado de México se suma Alejandra del Moral y César Camacho Quiroz, también interesados en la senaduría.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS