Piden a gobierno federal difundir protocolo contra acoso sexual

Senadora del PAN solicita que sector privado adopte medidas al respecto
Mariana Gómez del Campo explicó que erradicar el acoso laboral que sufren las mujeres comprende diversos campos, como el educativo y el legal (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/11/2017
02:03
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

La senadora Mariana Gómez del Campo (PAN) propuso al gobierno federal emprender una campaña nacional que difunda el Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción de Hostigamiento Sexual y Acoso Sexual, además de que se contemple la promoción de las acciones a favor de las víctimas, los medios de denuncia y las posibles sanciones para los agresores.

En un punto de acuerdo, la legisladora pidió al Ejecutivo federal impulsar la suscripción de un acuerdo con las distintas cámaras y confederaciones patronales y empresariales, para que el sector privado adopte un protocolo en la materia, que incluya acciones contundentes a favor de las víctimas y para la sanción de los agresores.

La legisladora panista solicitó en el pronunciamiento a los gobiernos locales que promuevan un proceso de creación y actualización de sus protocolos locales, con el fin de homologarlos con las disposiciones del Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción de Hostigamiento Sexual y Acoso Sexual, publicado el 31 de agosto del 2016 en el Diario Oficial de la Federación.

Reportan bajo nivel de denuncia. La senadora Mariana Gómez del Campo Gurza aseguró que, de acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública, los casos de acoso sexual hacia las mujeres superan los 25 mil al año y sólo se denuncia 40%.

“En México, las prácticas de menosprecio y ataque contra rasgos característicos de la población, tales como la procedencia étnica, la religión, la nacionalidad, las discapacidades y el género, están causando revuelo, ya que es increíble que en pleno siglo XXI se sigan dando esta clase de situaciones y, peor aún, que se sigan tolerando por parte de las autoridades”, aseveró.

La legisladora por la Ciudad de México dijo que el espacio laboral es el lugar más común donde se presenta esta clase de discriminación.

Gómez del Campo afirmó que desde el momento “en que el patrón decide no contratar a una mujer o, por el contrario, decide despedirla sin una causa justificada”, ya hay un caso ahí sobre el fenómeno.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2016, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los tipos de violencia más frecuentes en el trabajo son la discriminación, las agresiones sexuales y las de tipo emocional, como humillaciones, degradación e intimidación, expuso.

Señaló que las entidades que presentan las tasas más altas de violencia contra la mujer son la Ciudad de México (79.8%); el Estado de México (75.3%) y Jalisco (74.1 %).

Explicó que erradicar la violencia y el acoso laboral que sufren las mujeres comprende necesariamente diversos campos, como el educativo y el legal, además del diseño y seguimiento de política pública en la materia.

“Las campañas que se ponen en práctica deben estar dirigidas a una sociedad adulta que pueda cambiar su forma de pensar y actuar, pero, sobre todo, a transmitir esos conocimientos a las próximas generaciones”, dijo la vicecoordinadora del grupo parlamentario del PAN.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS