Piden en Senado castigar cacería furtiva en Nuevo León

El Partido Verde Ecologista condenó la cacería furtiva de un puma en el estado de Nuevo León
28/02/2018
22:22
Alejandra Herrera
-A +A

El PVEM condenó la cacería furtiva de un Puma concolor, especie en peligro de extinción, y exhortó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a investigar y proporcionar los dictámenes técnicos y periciales sobre esta práctica ilegal, para saber qué acciones realiza junto el Ministerio Público local para combatir este delito.

El pasado 3 de febrero, EL UNIVERSAL dio a conocer la denuncia presentada ante la Profepa de Nuevo León gracias a un video que se difundió en redes sociales que de muestra a los cazadores al acecho de su presa.

En el video se aprecia cómo el puma se encontraba en la cima de un árbol, mientras que más de una decena de perros lo acechan y los presuntos cazadores se reían del temor del animal salvaje.

La Profepa de Nuevo León denunció ante la PGR la cacería del puma concolor para encontrar y castigar a los responsables.

El senador Gerardo Flores (PVEM) presentó un punto de acuerdo en el que solicitó el castigo de las personas que resulten responsables de cacería furtiva del puma concolor, felino protegido por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora silvestre (CITES, por sus siglas en inglés).
 

Artículo

Denuncia Profepa presunta caza de puma en Nuevo León

La caza del felino supuestamente ocurrió el pasado 3 de febrero, según narra uno de los presuntos responsables en un video que dio a conocer la delegación estatal de la Procuraduría
Denuncia Profepa presunta caza de puma en Nuevo LeónDenuncia Profepa presunta caza de puma en Nuevo León

De acuerdo a la Ley General de Vida Silvestre, la sanción de este delito es de una multa que va desde 4 mil 30 pesos hasta 4 millones 30 mil pesos y nueve años de prisión por dañar algún en peligro de extinción de acuerdo con el artículo 420 del Código Penal Federal.

“A diferencia de la cacería deportiva, que se encuentra prevista en la Ley General de Vida Silvestre, la cacería furtiva, como en el presente caso, es un símbolo de barbarie, pues no sólo atenta en contra de un animal, sino de toda la especie”, dijo Gerardo Flores.

El legislador explicó que para acceder a la caza deportiva es necesaria una autorización de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), una licencia de caza y respetar la temporada de cacería, para cuidar los ciclos biológicos de los felinos.

De acuerdo a los calendarios biológicos que la Semarnat publica, los días hábiles de caza son el tercer viernes de noviembre de 2017 y el segundo domingo de enero de 2018, por lo que la cacería suscitada el 3 de febrero es totalmente un acto ilegal.

El punto de acuerdo se turnó a la Comisión de Medio Ambiente y Recurso Naturales para su análisis y eventual discusión.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS