"No vamos a esconder nada", dice Sheinbaum; encarga peritaje

Mencionó que entregará los expedientes al Colegio de Ingenieros Civiles para que haga un peritaje
Claudia Sheinbaum mostró documentos sobre el Colegio Enrique Rébsamen y dijo que expertos deben definir si hubo fallas en su edificación. (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
27/09/2017
02:01
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]
 

La jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, aseguró que su administración “no esconde nada” en torno a los permisos del Colegio Enrique Rébsamen, y exhibió parte de la documentación que respalda la seguridad del inmueble, el cual colapsó por el sismo del 19 de septiembre pasado y provocó la muerte de 27 personas, 19 de ellas alumnos del plantel.

En conferencia, la delegada mostró documentos del expediente relativos a los inmuebles de Rancho Tamboreo 11 y 19, que conformaban el edificio que se cayó y en el cual incluso se encontraba el departamento de la directora y dueña de la escuela, Mónica García Villegas.

“No vamos a esconder nada y por eso estamos entregando un archivo de toda la documentación que hay de la escuela”, añadió la delegada.

Mencionó que entregará los expedientes al Colegio de Ingenieros Civiles para que haga un peritaje y sean expertos quienes definan si hubo una mala construcción y si la edificación de la casa de la directora sobre los inmuebles mermaron su resistencia.

Entre los documentos expuestos están los dictámenes de seguridad estructural de ambos predios, fechados en 2014 y con vigencia de cinco años, en los cuales, bajo protesta de decir verdad, el director responsable de obra (DRO), Juan Mario Velarde Gámez, dio su visto bueno a la seguridad estructural basado en diversos análisis y pruebas de carga a los edificios, lo mismo que el corresponsable en seguridad estructural, Francisco Arturo Pérez Rodríguez.

Este año, la actual administración admitió los vistos buenos de seguridad y operación de los predios 11 y 19, emitidos por el DRO Juan Apolinar Torales Iniesta.

Sheinbaum sostuvo que si el testimonio de los DRO fue falseado, eso se comprobará con el peritaje del Colegio de Ingenieros, y de ser así la delegación “actuará con todo” el peso de la ley si se comprueba el supuesto.

También mostró documentación del predio 11, que data de 1983, que da permiso para la construcción de un jardín de niños y departamentos en cuatro niveles, además de un certificado de derechos adquiridos emitido por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) en 2003, donde se convalida el uso de primaria.

Para el predio número 19 hay una licencia de 1983 para construir departamentos, oficinas en 30 metros cuadrados y un salón de juegos para los apartamentos; luego una licencia para ampliar el inmueble en 1984, y una solicitud para obtener derechos adquiridos en 1990 para validar el uso de secundaria.

Sobre la denuncia iniciada por el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) sobre el posible empleo de documentos falsos para acreditar el uso de suelo de escuela y vivienda, Sheinbaum deslindó a la delegación porque no tienen atribuciones en tema de uso de suelo.

“Aunque el Invea nos hubiera notificado de la denuncia, nosotros no tenemos atribución en materia de uso de suelo. El Invea tiene la atribución. Si inicia en 2016 una investigación, le toca a ellos hacerlo [esa queja]”, dijo.

Sobre documentos jurídicos como manifestaciones de construcción, Sheinbaum dijo que sí los tienen, pero no los mostró porque el objetivo era aclarar el tema de uso de suelo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS