Mienten sobre mi gestión: Humberto Moreira

Réplica
12/12/2017
03:42
Redacción
-A +A

Señor Director:

Leo en la edición del 10 de diciembre el artículo Mr Maid lava y plancha ajeno firmado por Sabina Berman. Como se vierten afirmaciones falsas que afectan a mi persona, realizo las siguientes manifestaciones:

El artículo indica: “(...) El gobernador Humberto Moreira de Coahuila cometió en 2011 una audacia de fábula.(...)” “(...)Entregó facturas falsas a la Secretaría de Hacienda por 33 mil millones de pesos (...)” “(...) Buena parte de esos 33 mil millones pasaron a financiar la campaña para la Presidencia del candidato del PRI (...)”, entre otra serie de falsedades que no entiendo por qué son inventadas y, mucho menos, publicadas por un medio como EL UNIVERSAL.

Por ello quiero recordarles tanto a su medio como a la autora que en 2011 yo ya no era gobernador de Coahuila. En 2011 lo fueron de enero a noviembre Jorge Torres López y desde noviembre de 2011 hasta 2017 lo ha sido Rubén Moreira Valdés. Respecto de su acusación, un funcionario, de tercer nivel, confabulado con funcionarios de Hacienda, auspiciado por la tenue sospecha de las entidades bancarias, utilizaron documentos falsos para la contratación de 8% de la deuda, ante lo cual presenté una denuncia. Como procede, se realizó una investigación de la que salí exonerado a pesar del enfrentamiento político con el gobierno federal de ese tiempo. Se demostró mi absoluta ausencia de responsabilidad. Por otra parte, a la vista están los resultados de la inversión realizada por el estado en mi gestión.

Creo que la escritora Sabina Berman, en el afán de escribir una columna entretenida, ha sobrepasado los límites del humor, disciplina que tan bien maneja pero que en esta ocasión su divertida pluma ha destintado emborronando su innegable talento.

Asumo que el humor es un arte cuyos límites dan vértigo. Espero de una escritora como Sabina Berman que sea capaz de cuestionar el orden establecido sin miedo alguno, pero también le presupongo responsabilidad y altura de miras. Y he de decir que mentir deliberadamente sobre mi gestión, por mucho que se haga en clave de humor, es un acto de torpeza impropio tanto de alguien como ella como de su medio. Mentir sin pruebas es un acto peligroso, aunque sea para escribir obras de comedia  que, en este caso, y por desgracia, tienen graves consecuencias en la vida real tanto para mí como para mi entorno.

Publicar este artículo denota falta de profesionalidad y una poco recomendable mala práctica periodística de verter las informaciones sin consultar las fuentes. Me sorprende que proceda de un periódico que ha sido referente de la seriedad al informar, por ello les ruego modifiquen la información errónea y mantengan el rigor que se le presupone a un medio de prestigio como es el suyo.

Atentamente,
Humberto Moreira

 

Respuesta de la columnista

Lic. Humberto Moreira: Le asiste la razón: en mi columna llamada Fábulas narro una anécdota que lo involucra en clave de comedia y fábula.

Sin embargo, usted sabe como yo, y como una mayoría de mexicanos, que la historia del adeudamiento de Coahuila en tiempos en que usted fue gobernador y la entrega de facturas falsas a la Secretaría de Hacienda, se ha reproducido en numerosísimos medios. Incluso su renuncia a ser jefe de campaña del entonces candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, se interpretó en su momento como una validación de esa historia. Así como su posterior ausencia en el gabinete.

Cierto, como dice usted, fue exonerado —pero durante el gobierno de su hermano y el gobierno federal de su partido. Convendrá conmigo que en México la verdad es sospechosa no nada más porque sí, lo es porque carecemos de una Justicia despolitizada: la duda no se ha disipado por las circunstancias de parentela y de filiación partidaria de su exoneración.

Yo lo he invitado en tres ocasiones a una entrevista para que dé su versión completa. Completa. Incluyendo las razones de la propagación de la historia en cada uno de los medios del país, su renuncia como jefe de campaña y su ausencia en el gabinete del candidato por el cual usted trabajó con fervor. Le reitero la invitación. Abramos el cofre de las verdades y las mentiras y distingamos unas de otras.
 

Sabina Berman

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS