México y Canadá apuestan por diálogo para renegociar TLCAN

Peña Nieto recibe a Justin Trudeau, primer ministro canadiense, en Palacio Nacional; no queremos ser competitivos por salarios bajos, sino por mano de obra calificada: EPN
Sophie Grégoire Trudeau junto a su esposo, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el presidente Enrique Peña Nieto y la primera dama Angélica Rivera (PRESIDENCIA)
13/10/2017
04:20
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

Ante los amagos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de abandonar el TLCAN, el presidente Enrique Peña Nieto y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dejaron claro que no harán caso de las voces al margen de las mesas de negociación.

Tras ratificar que México y Canadá son socios en diversas materias, establecieron que se mantendrán en las mesas de negociación en busca de concretar un acuerdo “ganar-ganar-ganar”, que beneficie a los tres socios. 

Video

TLC mal-tratado

El peor escenario es que México se levantara de la mesa de negociación.

Peña Nieto advirtió que México “pone su apuesta, su interés, por lograr un buen acuerdo, pero será importante que este acuerdo sea positivo y bueno para las tres partes, no lo puede ser sólo para una, ni podemos ser rehenes de una sola posición, queremos realmente lograr un buen acuerdo”.

Recordó que México tiene por política de Estado la apertura al mundo y por eso no sólo trabaja en la renegociación del TLCAN, sino que se abre a otras regiones del mundo a través de mecanismos que permitan la expansión y diversificación del comercio nacional, como el TPP11 hacia Asia y la Alianza del Pacífico.

A su vez, Trudeau advirtió que Canadá no abandonará la mesa de negociación, teniendo en cuenta las propuestas que se presenten, y que, por el contrario, las habrá de debatir.
 

Ayer, el Presidente recibió al primer ministro canadiense en Palacio Nacional, trabajaron en privado con sus comitivas, encabezadas por el canciller, Luis Videgaray, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, por la canciller canadiense Chrystia Freeland, y por su ministro de Comercio Internacional, Francois Philippe Champagne.

En la recepción y la cena oficial, el presidente Peña Nieto y el primer ministro Trudeau estuvieron acompañados por las primeras damas Angélica Rivera y Sophie Grégoire Trudeau.

Al concluir, en conferencia de prensa, se le preguntó a Peña Nieto sobre la posición del presidente Trump para negociar tratados por separado con Canadá y México.

El mandatario mexicano comentó que abordó el tema con Trudeau, que los tres países son compañeros en la negociación y se pronunció por encontrar un mecanismo que permita un acuerdo.

“Yo, más allá de las versiones un tanto pesimistas o que buscan eventualmente meter rispidez al proceso de negociación, estaría bien atento a lo que esté ocurriendo realmente. Cualquier otra expresión, cualquier otra posición que ocurra fuera de esas mesas, no dejan de ser más que especulaciones”, dijo.

Trudeau enfatizó a su vez que a través del TLCAN se han creado miles de trabajos y está de acuerdo con Peña en buscar de manera conjunta crear oportunidades que beneficien a los ciudadanos de cada nación, independientemente de que el acuerdo no sea perfecto.

“Sabemos que el TLCAN ha contribuido a la creación de miles de puestos de empleo a lo largo de los años que lleva en vigor y queremos ver cuál es la mejor manera de mejorar y modernizar el comercio entre los tres países y cuál es la mejor manera de modernizar el TLCAN”.

Los mandatarios fueron cuestionados sobre los salarios que reciben los trabajadores mexicanos. Trudeau dijo que comparte la visión del mandatario mexicano, a fin de mejorar las condiciones de la clase media. Por su parte, Peña Nieto afirmó que ve en la renegociación del TLCAN un espacio para mejorar las condiciones laborales.

“México no quiere ser competitivo por tener bajos salarios, México quiere ser competitivo por tener mano de obra calificada, ser productivo y por tener una capacidad que compita con otras naciones”, indicó.

Se pronunció por encontrar la sincronía, la armonía y el entendimiento para lograr un nuevo acuerdo actualizado, moderno, que incorpore nuevos componentes que hace 23 años no se podían prever, como el comercio electrónico y los temas ambiental y laboral.

Trudeau recalcó a su vez que Canadá se tomará este proceso de negociación “de manera seria y diligente” y tendrán en cuenta las propuestas que se pongan sobre la mesa.

Al cierre de la jornada, en una cena que ofreció Peña a Trudeau, destacaron el fortalecimiento de la relación bilateral. El mandatario de Canadá subrayó que ambas naciones estarán juntas en los momentos malos y festejarán en los buenos y cerró su mensaje con la frase: “Fuerza México”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios