23 | ABR | 2019
Manuel Bartlett Díaz. Viejo lobo de mar
EFE

Manuel Bartlett Díaz. Viejo lobo de mar

28/07/2018
02:07
Juan Arvizu
-A +A

La llegada de Manuel Bart- lett Díaz a la dirección general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) anuncia el desmantelamiento de la privatización de la industria eléctrica, que denunció en 2000, en la primera de las dos senadurías que ha ocupado este político de 82 años.

Sólo le faltó ser Presidente de la República, aunque compitió en el proceso de selección que ganó Francisco Labastida Ochoa.

Bartlett Díaz es un oponente a las reformas que abren camino al sector privado en sectores estratégicos. Crítico del sistema, denuncia la presencia de los intereses extranjeros, representados en el Fondo Monetario Internacional (FMI), y de los organismos que acusa de neoliberales, como, dice, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Emigró del PRI para vincularse con López Obrador.

La relación de Bartlett con López Obrador llamó la atención cuando el virtual presidente electo, que lo invitó a dirigir la CFE, criticó a Carlos Salinas de Gortari, quien fue jefe de Bartlett.

Bartlett Díaz fue secretario de Gobernación con Miguel de la Madrid Hurtado; secretario de Educación Pública con Carlos Salinas de Gortari, y luego gobernador de Puebla, cargo que concluyó en 1999. El partido de su juventud lo postuló al Senado, donde dio forma a una agenda legislativa.

Para el poblano, quien convive con el estigma de que con él en la Secretaría de Gobernación se cayó el sistema en la elección de la que resulta oficialmente ganador Carlos Salinas de Gortari, los pasados seis años son el espacio de aprendizaje intenso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios