Investiga PGR red de corrupción de Sandoval

La PGR investiga a por lo menos 10 personas, entre funcionarios, familiares, notarios y amigos del gobernador de Nayarit, así como a una fundación, por su supuesta participación en actos de corrupción
Detractores del gobernador nayarita, Roberto Sandoval, consideran que su enriquecimiento es inexplicable; él asegura que está limpio y que acudirá a la PGR si es citado. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
24/08/2017
03:00
Dennis A. García
Tepic, Nayarit
-A +A

La investigación por enriquecimiento ilícito que tiene abierta la Procuraduría General de la República (PGR) en contra del gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, apunta a por lo menos 10 personas cercanas al mandatario que habrían participado.

De acuerdo con los avances de la indagatoria, radicada en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales en contra de quien se ha jactado de “limpio y transparente”, servidores públicos, familiares y amigos han servido en el engranaje para adquirir bienes inmuebles, caballos, ganado y contratos de obra pública de los que ellos también se beneficiaron.

A partir de la denuncia presentada por un grupo de políticos como el perredista Guadalupe Acosta Naranjo y Leopoldo Domínguez, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales atrajo la indagatoria por presunto enriquecimiento ilícito contra Roberto Sandoval y su secretario de Obras Públicas, Gianni Ramírez.

La información que han proporcionado a la PGR refiere que el patrimonio del gobernador de Nayarit y su grupo cercano no corresponde con sus ingresos, por lo que en la investigación se incluye a una red de notarios que le habrían servido para poder operar.

La pesquisa que realiza la subprocuraduría que encabeza Felipe de Jesús Muñoz Vázquez incluye a la Fundación RIE, creada para la rehabilitación infantil con equinoterapia, pero que podría ser utilizada para la importación de caballos finos.

También se incluye el vínculo que podría existir entre el ex gobernador de Chihuahua César Duarte y Sandoval Castañeda por beneficiarse de ganado de manera irregular.

Una de las líneas de investigación es la compra-venta y crianza de caballos entre el gobernador de Nayarit y algunos de sus familiares. En esa parte destaca que Sandoval Castañeda podría tener caballerizas en Nayarit, Jalisco, Querétaro y Colima.

EL UNIVERSAL acudió a los ranchos El Sueño, en el municipio de San Blas, y al ubicado en La Cantera, en Tepic. El primero, propiedad de Roberto Sandoval, se observa descuidado. Aunque hay personal laborando en la propiedad, lugareños aseguran que han sacado los caballos de ahí. Eso, a menos de un mes de que deje el cargo como gobernador.

Mientras que en La Cantera, que se usaba como caballeriza, no se observa movimiento. Según fuentes cercanas a la investigación, también comenzaron a sacar a los caballos y los habrían transportado a Querétaro.

Ranchos, caballos y vida de lujo

De manera inexplicable, en seis años el aún gobernador se hizo de ranchos, caballos, propiedades y una vida de lujo, así como de excentricidades que dio a conocer en un video cuando presentó a los medios de comunicación su rancho El Sueño y su relación con los cantantes Joan Sebastian y El Cheque Peña.

La principal línea es la cercanía que tuvo con el ex fiscal Édgar Veytia, El Diablo, detenido en Estados Unidos por conspiración internacional por importar, fabricar y distribuir heroína, metanfetaminas, marihuana y cocaína.

Pero no sólo Sandoval se habría beneficiado de las operaciones. Una estructura confirmada a este diario por personas cercanas a la investigación detalla que uno de sus operadores es su sobrino, Hugo Ismael Sánchez Sandoval, a quien se le menciona como recaudador de una cuota obligada de 20% a las dependencias estatales; parte del dinero iba directamente a Sandoval Castañeda.

Sánchez Sandoval sería el enlace con empresarios que buscaban ser proveedores o tener obra pública. Su nombre también figura en una factura de la transportación de nueve caballos importados de España, además de estar relacionado con la fundación RIE.

A Michelle Barrón Vivanco, esposa de Hugo Sánchez Sandoval, se le relaciona con el grupo cercano del gobernador, particularmente con el rancho de La Cantera, donde se presume que el mandatario guardaba caballos. También aparece como suplente de la senadora Margarita Flores Sánchez, del PRI. Ha fungido como diputada en el Congreso de Nayarit; fue directora del Instituto Nayarita de Educación Para Adultos y Coordinadora de Programas Sociales en el ayuntamiento de Tepic.

Otro de los cercanos al gobernador es Gianni Ramírez Ocampo, actual secretario de Obras Públicas, quien es investigado por la PGR por enriquecimiento ilícito. Una de las líneas es que se habría beneficiado con contratos.

A Raymundo García Chávez, conocido como Mundito, se le menciona como presunto prestanombres de Édgar Veytia, con quien se encargaba, además, de escoger a los candidatos a alcaldes en la zona serrana de Nayarit; eso incluye el financiamiento de campañas a cambio de obra pública en caso de ganar.

García Chávez, quien es notario, es uno de los más cercanos a Roberto Sandoval, puesto que fue su secretario particular, además de ser suplente del senador Manuel Cota.

Bajo la coordinación de Mundito estarían Jorge García Sánchez, ex candidato a diputado por el PRI; José Luis García Sánchez, asociado de la Fundación RIE y presunto prestanombres del gobernador, y Juventina Chávez, presunta prestanombres de su hijo Raymundo.

Quien también figura en la lista de posibles actos de corrupción es el notario Roy Rubio Salazar, personaje cercano al gobernador y quien es auditor general del órgano de fiscalización superior del estado.

Aunque Édgar Veytia está detenido en Estados Unidos, la PGR investiga al personal que opera en la Fiscalía de Nayarit (a partir de las denuncias recibidas por despojos y desapariciones), ya que las personas cercanas a El Fiscal de Hierro continúan operando, como Carlos Rodríguez, El Willy.

El 26 de junio fueron colocadas tres mantas en Tepic, en las que se señaló a El Willy, a Paco Salazar y a Eduardo Ávalos, entre otras tres personas de las que sólo hay apellidos, de ser servidores públicos de la fiscalía que dejó Édgar Veytia para operar.

Otro de quienes se menciona como cercano al ex fiscal y que se encuentra en la presunta red de corrupción es el magistrado Pedro Enríquez Soto, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit.

El pasado 9 de agosto, El Gran Diario de México publicó una entrevista con el gobernador Roberto Sandoval, en la que asegura que sólo cuenta con 15 caballos y que, en caso de ser requerido por la PGR, acudirá, por lo que podrán encontrarlo en Nayarit, de donde no saldrá cuando termine su gestión.

“No cuadran las cuentas”

“La verdad el gobernador Roberto Sandoval está en un problema con el enriquecimiento ilícito; o fue con dinero público o con dinero de procedencia ilícita”, afirmó Rodrigo González Barrios, uno de los denunciantes ante la PGR contra el mandatario.

En entrevista, el ex secretario del ayuntamiento de Tepic aseguró que las irregularidades en la administración del mandatario nayarita comenzaron a tomar más notoriedad dese hace tres años; aunque en el año 2012 dio a conocer un rancho del que no se sabe cómo lo adquirió.

“La situación de corrupción y de enriquecimiento inexplicable del gobernador es muy clara: en 2012 muestra su rancho a los medios de comunicación y dijo que tenían él, El Cheque Peña y Joan Sebastian crías de caballos Azteca y Españoles, y que regalaron 100 potrillos y 200 mulas”, explicó.

Mencionó que un potrillo tiene un valor mínimo de alrededor de 30 mil pesos; es decir, 3 millones de peso por los 100 potrillos, más las 200 mulas que dijo tener.

Para Rodrigo González las cuentas no cuadran, pues al contabilizar sus 12 años como servidor público —tres como diputado, tres como alcalde y seis de gobernador— obtuvo un ingreso total de 16 millones de pesos.

“A eso hay que descontarle los 2 millones de pesos que le pidió prestado al banco en 2009 y los 15 caballos rancheritos que dice que tiene, que han de tener un valor de aproximadamente 5 millones de pesos en total.

“Hay que descontar los 1.6 millones de pesos que entregó a la Fundación RIE como aportación. Entonces en verdad no le va a ajustar su patrimonio para poder ni siquiera probar lo de su rancho El Sueño o el edificio de la fundación RIE, que está en una hectárea y que su construcción se calcula en 100 millones de pesos”, explicó.

“La próxima semana vamos a interponer un juicio de responsabilidad política contra el gobernador, esperemos que proceda en la Legislatura y así no tendrá ningún impedimento legal la PGR para actuar en contra del gobernador”, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios