Internacionalizarse cuesta millones al Congreso

Por pertenecer a organismos legislativos internacionales, como el Parlatino y la UIP, el Congreso de la Unión pagó durante este año 5 millones 861 mil 614 pesos
México forma parte del Parlamento Latinoamericano desde 1987 y el estar inscrito en dicho grupo tiene una cuota fija anual de 30 mil dólares, lo que representa 576 mil 855 pesos con 90 centavos. (FOTOS: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/12/2017
02:39
Alberto Morales y Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

La Cámara de Diputados y el Senado de la República pagaron este año por pertenecer a organismos legislativos internacionales recursos por 5 millones 861 mil 614 pesos. Ambas cámaras pagan anualmente en promedio entre 2.1 y 4.1 millones de pesos por pertenecer a dichas organizaciones.

Esos recursos son para cumplir con la pertenencia a organismos como la Unión Interparlamentaria (UIP), la Confederación Parlamentaria de las Américas (Copa), Parlamento Latinoamericano (Parlatino), Foro de Presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica y el Caribe (Foprel) y la Organización de Estados Americanos, entre otros.

De acuerdo con solicitudes de información de EL UNIVERSAL, en los últimos cinco años se ha erogado esta cifra.

La senadora Laura Rojas (PAN), presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Organismos Internacionales, explicó que para formar parte de esos organismos México tiene que dar una cuota como en el caso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde todos los estados se encuentran obligados a hacer contribuciones.

La legisladora aseguró que “no es dinero tirado a la basura”, pues forman parte de la diplomacia parlamentaria de México para dar a conocer su agenda internacional, para influir en la agenda de esos grupos y en ellos revisar las buenas prácticas parlamentarias.

“Lo que hacemos como Poder Legislativo es participar haciendo diplomacia parlamentaria, que sirve para impulsar en la agenda internacional los temas que a México le interesan como, por ejemplo, en la UIP, en temas como control de armas, desarme nuclear, migración drogas y parlamento abierto”, dijo.

Aseguró que se trata de procesos que no son de resultados inmediatos, sino que van generando sensibilización entre los parlamentos de otros países. “Tenemos que estar en esos foros, el lugar de México no se puede quedar vacío”, argumentó la panista.

Para Khemvirg Puente, especialista en temas legislativos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es necesaria la diplomacia parlamentaria, porque los temas globales no solamente se le pueden dejar al Poder Ejecutivo de cada país, pero debe quedar claro qué actividades y cuáles son las consecuencias de este trabajo en la actividad parlamentaria nacional.

“Soy un convencido de la necesidad de la diplomacia parlamentaria. Es un asunto muy relevante, los problemas globales son tan relevantes que no se pueden dejar exclusivamente a ejecutivos y deben colaborar los legislativos”, expuso Puente.

Explicó que al no haber claridad en los informes y consecuencias de estos viajes, se presta a que se genere especulación; precisó que la falta de normatividad y de rendición de cuentas también ocasiona que senadores y diputados menos comprometidos con estas actividades hagan “turismo legislativo”.

“El problema es que mucha de esa información se desconoce, no hay, por ejemplo, en las cámaras un informe detallado de las actividades que realizan los legisladores cuando van a las actividades de diplomacia parlamentaria y eso permite, no sólo que se especule, sino que podría ocasionar que algunos legisladores lo aprovechen para realizar actividades de turismo legislativo, en detrimento del trabajo que realizan otros”, agregó el experto de la máxima casa de estudios.

Desde 1973, el Congreso de la Unión de México se adhirió a organismos internacionales con el objetivo de tener interacción con legis-ladores de otras partes del mundo e intercambiar ideas, iniciativas y políticas de gobierno para nuestro país.

No obstante, el que senadores y diputados hayan decidido sumarse a dichas organizaciones tiene un costo monetario y se paga con los impuestos de los mexicanos.

El Senado —encargado de revisar la política exterior de México—, forma parte de ocho organismos internacionales y entregó en 2012 recursos por el orden de los 2 millones 694 mil 602 pesos a esas organizaciones, en 2013 fueron 2 millones 706 mil 266 pesos y en 2014 dio 4 millones 199 mil 430 pesos.

Mientras que en 2015 desembolsó 2 millones 614 mil 732 pesos; en 2016 pagó 2 millones 720 mil 651 pesos y en lo que va de este año entregó 2 millones 944 mil 156 pesos. Es decir, ha transferido recursos por el total de 21 millones 479 mil 837 pesos.

Destaca que la Unión Interparlamentaria, considerada la ONU de los parlamentarios de todo del mundo y que este año es presidida por México, ha recibido por parte del Senado 11 millones 100 mil 722 pesos, de 2012 a 2017.

ORGANISMOS PARA DIPUTADOS

La Cámara de Diputados forma parte de nueve organismos internacionales y tan sólo por estar adherido a cinco de ellos en este año el Palacio Legislativo de San Lázaro pagó casi tres millones de pesos (2 millones 917 mil 458 pesos).

El que los diputados estén inscritos en la Unión Interparlamentaria (UIP) representa un costo para las finanzas de México de 85 mil 300 francos suizos, lo que equivale a un millón 677 mil 569 pesos.

Asimismo, el estar inscrito en el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) tiene una cuota fija anual de 30 mil dólares, lo que representa 576 mil 855 pesos con 90 centavos.

Además, los diputados también integran el Foro de Presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica y el Caribe (Foprel) y en éste se paga anualmente 23 mil 500 dólares, lo que representa 437 mil 23 pesos y 63 centavos.

Mientras que el estar en el organismo Parlamentarios por las Américas (ParlAmericas, fomerly FIPA) se pagaron 7 mil 500 dólares americanos, equivalente a 144 mil 213 pesos con 98 centavos.

Por último, los diputados también integran la Confederación Parlamentaria de las Américas (Copa) y por estar en este organismo la cuota anual es de 4 mil dólares, equivalente a 81 mil 795 pesos con 60 centavos.

Cabe precisar que dichas cuotas anuales corresponden a 50% que aporta la Cámara de Diputados; el Senado de la República aporta el otro 50% restante, como parte del Congreso de la Unión de México.

Los diputados mexicanos integran la Unión Interparlamentaria Mundial desde 1973; el Parlamento Latinoamericano, desde 1987. En 1993 decidieron formar parte del Foro Parlamentaria Asia Pacífico (APPF) y en 1999 se integraron a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

En 2000 se sumaron a la Confederación Parlamentaria de las Américas (Copa); en 2001 decidieron formar parte del Parlamentario por las Américas (ParlAmericas, fomerly FIPA); en 2002 se adhirieron al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y en 2005 hicieron lo propio con la Comisión Parlamentaria Mixta Estados Unidos Mexicanos-Unión Europea.

El organismo internacional al que más recientemente se inscribieron fue en 2012 al Foro Parlamento de Presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica y la Cuenca del Caribe (Foprel).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS