Se encuentra usted aquí

Evitaré foto con AMLO: Bejarano

René Bejarano Martínez dice que no tiene resentimientos contra Andrés Manuel López Obrador; Sol azteca apoya al PAN a cambio de CDMX, afirma
René Bejarano Ex perredista (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
06/09/2017
03:40
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Video

"Evitaré foto con AMLO": Bejarano

En entrevista con EL UNIVERSAL, René Bejarano afirma que apoyará "sin resentimientos ni rencores" al líder de Morena, Andrés MAnuel López Obrador, rumbo a elecciones de 2018

 

Las oficinas de René Bejarano Martínez son un mar de ir y venir de gente. Hace cuatro días renunció al PRD, partido que ayudó a fundar en 1989, pero ahora lo ve “languideciendo” y augura que sus sepultureros serán los actuales dirigentes perredistas, debido a los acuerdos de conformar un Frente Ciudadano por México con el PAN que —dice— acabará por “engullir”, al partido al tener mayor estructura.

“Veo al PRD languideciendo, no deseo su desaparición, pero a la mejor sus sepultureros terminan siendo sus actuales dirigentes”, expresa.

El profesor normalista baja de su camioneta y entra a las oficinas de la asociación que dirige, el Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE). Entre antigüedades que decoran cada uno de los espacios del lugar, afirma en entrevista con EL UNIVERSAL que apoyará sin resentimientos ni rencores al líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, rumbo a las elecciones de 2018.

“No tengo ningún resentimiento contra él [López Obrador] ni rencor contra nadie. Mejor dejar atrás odios, resentimientos, rencores y actuar sin ingenuidad, pero con generosidad”, afirma Bejarano.

El ex perredista milita en la izquierda desde hace 45 años. Entre bromas, asegura que ni siquiera en la cárcel abandonó su militancia, cuando pasó ocho meses en el Reclusorio Sur por ser descubierto en un video recibiendo fajos de billetes del empresario Carlos Ahumada Kurtz en 2004, cuando era coordinador del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

“Varias de las personas que yo conocí en ‘mi diplomado en la escuela del crimen’ que tomé en el campus Sur, casi un año, ahora son compañeros de lucha. Desde la cárcel hice política, no deje de hacerla adentro y afuera”, afirma.

Reconoce que sigue pagando el error que cometió. No sale públicamente con López Obrador, debido a que lo pueden utilizar para atacarlo. Se comunica con el tabasqueño a través de la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky.

“Él [López Obrador] está sujeto a todo tipo de ataques y a mí desde siempre me han querido usar para atacarlo. Aunque no haya trato personal, no por mí, sino porque él tiene que cuidarse por el golpeteo político”.

Afirma que no tiene la intención de postularse a algún cargo en 2018 ni ha recibido ofertas de Morena.

¿Qué le ha pasado al PRD en los últimos años?

—Los organismos partidistas nacen, crecen, se desarrollan y, como es normal, a veces tienden a desaparecer. [El PRD] quizás envejeció prematuramente y tiene tantas dolencias y enfermedades que pueden ya no ser curables. Quién sabe cuál sea el futuro del PRD, lo veo languideciendo, no deseo su desaparición, pero a la mejor sus sepultureros terminan siendo sus actuales dirigentes.

¿Qué errores cometió René Bejarano en el PRD?

—Todos cometemos errores, no todos los reconocen, pero no es mi caso. Además yo pienso como dice El Tri: ‘que las piedras rodando se encuentran y seguramente con muchos nos volveremos encontrar’.

¿Usted pagó por esos errores?

—Sí, en lo personal, como equipo y lamentablemente también mi familia, lo sigo pagando porque la política es una actividad cruel en la que los adversarios se tientan el corazón. Pero yo estoy muy blindado.

Muchas de las personas que yo conocí en mi diplomado en la escuela del crimen que tomé en el ‘campus sur’, casi un año, ahora son compañeros de lucha. Desde la cárcel hice política, no deje de hacerla adentro ni afuera.

¿Últimamente ha hablado con Andrés Manuel López Obrador, tras su renuncia al PRD?

—No, desde hace mucho tiempo. Lo entiendo, él [López Obrador] está sujeto a todo tipo de ataques y a mí desde siempre me han querido usar para atacarlo. Más allá de las diferencias normales de la política, hay coincidencias en el proyecto. Aunque no haya trato personal, no por mí, sino porque él tiene que cuidarse por el golpeteo político.

¿Por eso usted no firmó el acuerdo de unidad que sí firmó la senadora Dolores Padierna con AMLO?

—A mí siempre me han querido usar para atacar a López Obrador. Me quieren usar de ariete, pero nunca me he prestado para eso ni me prestaré, porque no soy un desleal, tampoco voy a golpear los proyectos de la izquierda, aunque tenga opiniones diferentes. Hay ausencias que triunfan, como dice la canción.

¿Le tiene rencor a López Obrador o ya lo perdonó?

—Yo no soy una persona rencorosa, no tengo por costumbre que mi pecho se llene de resentimientos. No tengo ningún resentimiento contra él [López Obrador] ni rencor contra nadie. Mejor dejar atrás odios, resentimientos, rencores y actuar sin ingenuidad, pero con generosidad.

¿Por qué apoyar a AMLO?

—Porque es quien más se acerca a la unidad de las izquierdas. El PRD se pervirtió por los espacios, ‘la guerra espacial’, la llamo yo.

¿Le han ofrecido o busca cargos en Morena?

—No tengo la intención de postularme a nada ni lo voy a hacer.

¿Desde el Movimiento Nacional por la Esperanza aspira a algún cargo público?

—No, fui electo dirigente del MNE en 2015, tengo nueve años trabajando para ese proyecto.

¿Se afiliará a Morena?

—Esa es una decisión que hay que tomar, tengo que ponderarla. Soy un dirigente y si asumo una militancia en un partido, tiene que ser seria y real, pero ahora no es la decisión principal. No me interesa ser dirigente de un partido, pero es algo que veremos.

¿Renunció al PRD porque no le ofrecieron cargos?

—No es por eso. Un cargo, por más importante que sea, no puede ser más importante que los ideales de cada quien. No por un puesto se van a sacrificar los ideales y principios. Es mejor tener la conciencia tranquila que un espacio de representación.

¿Por qué toma la decisión de renunciar al PRD?

—El PRD se enfila a conformar una alianza electoral nacional y estatal con el PAN, hegemonizada por ese partido en la mayoría de los estados y con un candidato panista a la Presidencia de la República, lo cual contradice los ideales y los objetivos de la izquierda y no comparto ese objetivo. Es una ambición demasiado grotesca lo que los ha llevado a hacer eso.

¿Usted no quiere ser cómplice de llevar al PAN a la Presidencia?

—De hacer que regrese la experiencia desastrosa de [Vicente] Fox y la guerra trágica que desató [Felipe] Calderón, así como todas las consecuencias negativas que representa la derecha panista. Siendo congruente, prefiero no desgastarme, quiero impulsar la nueva esperanza por el bien vivir y construyendo que las izquierdas lleguen a la Presidencia.

¿Qué papel jugó Alejandra Barrales en la negociación para que el PAN encabece el Frente en la candidatura presidencial?

—Fue una propuesta del jefe de Gobierno de la Ciudad de México [Miguel Ángel Mancera] para ocupar la presidencia del PRD, es su alfil para la candidatura a jefa de gobierno también y en el marco del deterioro del PRD, fue la que urdió junto con Ricardo Anaya [presidente del PAN] la idea del Frente Ciudadano por México para subordinar al PRD con tal de que el PAN eventual la apoye en la candidatura para la jefatura. Ella ha sido la promotora pero ha contado con la anuencia de los dirigentes del PRD.

¿El PRD cambió la Presidencia para el PAN por la CDMX México?

—Sí, estoy claro que es evidente que se va a aceptar que un panista sea el candidato del Frente a la Presidencia de la República, a cambio de que en la Ciudad de México, Tabasco y Morelos el PAN acepte postular a quienes impulsen Arturo Núñez [gobernador de Tabasco], Graco Ramírez [Morelos] y Miguel Ángel Mancera.

¿El presidente del PAN, Ricardo Anaya, podría ser el candidato presidencial del Frente?

—Es lo más lógico.

¿Dónde queda la figura de Mancera en esta negociación?

—Él se mantiene como ciudadano pero influye mucho en la vida del PRD, él sostiene la idea, la hipótesis de ser candidato a la Presidencia, pero creo que no tiene la seguridad de que lo vaya a ser. Quizá esté negociando esta estrategia para no ser candidato, sino obtener otras posiciones. Se habla de que si se desgasta mucho el proceso y su Frente es exitoso, lo impulsen en un cargo importante a nivel federal, no lo sé.

¿Mancera podría declinar su posible candidatura?

—Sí, yo no lo veo como el candidato del Frente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS