Es un negocio dudoso, reviran morenistas

Diputados de Morena se oponen al esquema de financiamiento para el proyecto de generación de energía eléctrica (ESPECIAL)
09/11/2017
01:15
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Cuatro de los diputados de Morena que ayer no tomaron la tribuna de la Asamblea Legislativa y que son allegados al delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, aclararon que sí están en contra del dictamen que pretende autorizar la operación y creación del Centro de Aprovechamiento de Poder Calorífico de Residuos Sólidos Urbanos, llamada Planta de Termovalorización El Sarape.

Los diputados locales Juana María Juárez López, Darío Carrasco Aguilar, Juan Jesús Briones Monzón y Néstor Núñez López denunciaron que la aprobación representa un negocio sospechoso en favor de la empresa, a quien se pretende otorgar el contrato para su creación y operación.

“Los perjuicios financieros son mucho mayores que los beneficios medioambientales que podría suponer el proyecto”, argumentaron.

Además, expresaron su rechazo por la acción ilegal mediante la cual se eligió un nuevo presidente de la Mesa Directiva, violentando lo dispuesto en la Ley Orgánica y el Reglamento para el Gobierno Interior de la Asamblea Legislativa al haber sido realizado en una sesión sin el quorum legal establecido en la ley para su desarrollo.

Los legisladores fueron los únicos que no subieron con sus compañeros de Morena para la toma de tribuna. Permanecieron en sus curules, observando cómo sus homólogos se peleaban con los del PRD.

No obstante, ratificaron su compromiso con la defensa de todos los habitantes de la Ciudad de México y particularmente con Flor Ivone Morales Miranda, la ex presidenta de la Mesa Directiva removida.

“Acudiremos a todas las instancias legales para enmendar los dos actos flagrantes de ilegalidad consumados por la mayoría de grupos parlamentarios integrantes de la Asamblea Legislativa”, dijeron.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS