EPN busca estrechar relaciones con China

Presidentes de ambos países defienden el libre comercio; mandatarios condenan ensayo nuclear de Corea del Norte
El presidente Enrique Peña Nieto, acompañado de algunos miembros de su gabinete, se reunió con el presidente chino Xi Jinping y funcionarios de su gobierno (PRESIDENCIA)
05/09/2017
02:00
Francisco Reséndiz
Xiamen, China.
-A +A

[email protected]

En la Cumbre de los BRICS 2017, bloque que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, los presidentes de México y China, Enrique Peña Nieto y Xi Jinping, respectivamente, refrendaron su voluntad por defender el libre comercio en un sistema multilateral basado en reglas claras.

México acude a este encuentro como invitado de dicho bloque. Al arrancar las actividades de su cuarta visita a este país en su mandato, el presidente Peña Nieto sostuvo con su homólogo chino una reunión bilateral —la séptima desde 2013— para analizar la situación entre ambas naciones, relanzada por ambos gobiernos a principios de este sexenio.

Peña Nieto comentó a Xi Jinping los trabajos que realiza México a favor de su comercio, como la renegociación del TLCAN, la modernización del Acuerdo Global con la Unión Europea, el ser Estado Asociado de la Alianza del Pacífico y la negociación en marcha para ampliar el comercio con Brasil.

Respecto al TLCAN, el presidente Peña destacó que la posición de México en la renegociación de este tratado continuará siendo seria y constructiva, poniendo el interés nacional por delante y buscando un resultado favorable para los tres países.

A su vez, de acuerdo con información difundida por la agencia oficial china Xinhua, el presidente Jinping sugirió que México y China intensifiquen de manera conjunta la cooperación regional e impulsar la creación de un Área de Libre Comercio de Asia-Pacífico.

El mandatario chino espera que las relaciones entre ambas naciones tengan un papel ejemplar en el proceso de construcción de una comunidad de futuro compartido entre China y América Latina e instó a que los dos países eleven la coordinación y promuevan el libre comercio y la inversión.

También conversaron sobre el inicio de las operaciones en México, en junio de 2016, del Banco de Industria y Comercio de China (ICBC) y del Banco de China, así como de la ampliación de conectividad aérea.

Peña Nieto aprovechó para agradecer a su homólogo por el apoyo para combatir el mercado ilícito de la totoaba y ambos reiteraron su compromiso con la conservación de las especies en peligro de extinción, en particular de la vaquita marina.

Condenan ensayo nuclear. Ambos líderes hablaron de la situación actual en sus respectivas regiones: la crisis política y humanitaria en Venezuela y la actividad nuclear de Corea del Norte.

Sobre el conflicto venezolano, el presidente Peña —quien estuvo acompañado por el canciller Luis Videgaray y el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño— expuso a Xi Jinping que México es partidario de que a través del acuerdo político entre venezolanos se alcance una solución pacífica, respetando la constitución y las leyes de ese país.

Posteriormente, los presidentes de México y China coincidieron en hacer “la más enérgica condena” a la actividad nuclear de Corea del Norte y aplicar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

En el encuentro, Xi Jinping elogió los intercambios estrechos entre los gobiernos, órganos legislativos y fuerzas armadas de ambos países y destacó los importantes proyectos de cooperación chino-mexicanos en áreas como petróleo y gas, telecomunicaciones y finanzas.

Ambas partes deben crear sinergia en sus estrategias de desarrollo, aprovechar al máximo sus respectivas ventajas para construir una cadena de suministro que enlace a China y a México e “irradie a las regiones circundantes”, dijo el presidente chino.

China es hoy el segundo socio comercial de México y primero entre los países de la región de Asia-Pacífico, con un intercambio de 74 mil 928 millones de dólares en 2016.

Por la noche el presidente Peña Nieto asistió, acompañado por la primera dama Angélica Rivera, a una cena que ofreció el presidente Xi Jinping en honor a los jefes de Estado y de gobierno que asisten a la Cumbre BRICS 2017.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS