EPN: ante sismos no se buscó protagonismo

Presidente dice que no se pretendió ver quién hacía más; reconoce ayuda de voluntarios y de otras naciones
Ante más de 500 rescatistas de diferentes grupos e instituciones, Enrique Peña Nieto (al centro) afirmó que México ha aprendido y es una nación mucho más fuerte de lo que era antes de los sismos que impactaron al país en septiembre.(LUCÍA GODINEZ. EL UNI)
14/10/2017
02:50
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]
 

Al rendir un homenaje a los cuerpos de búsqueda y rescate que participaron en labores de auxilio tras los terremotos de septiembre, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que nunca se pretendió tener un afán protagónico ni mostrar quién hacía más, sino prestar ayuda inmediata a la población.

Pidió un minuto de silencio en memoria de las 471 víctimas mortales y después un minuto de aplausos para los héroes anónimos que, “sin ningún afán protagónico” apoyaron. “Allá afuera hay miles de jóvenes, mujeres y hombres que prestaron sus brazos para apoyar en los momentos más difíciles”, aseguró.

En el Patio de Honor de Palacio Nacional, dijo que como Presidente de México deseaba dejar testimonio “de profundo reconocimiento” a todos los cuerpos de búsqueda y rescate, sociedad civil, organizaciones, Cruz Roja Mexicana y todas las entidades gubernamentales.

“De manera muy señalada, sin duda, el esfuerzo y presencia de nuestro Ejército mexicano, de la Marina Armada de México, de la Policía Federal, de todas las entidades, porque en esta tarea, a final de cuentas, nunca reconocimos o nunca se pretendió ningún afán protagónico, ni quién hacía más, sino, a final de cuentas, la convocatoria fue sólo una: ayudar, prestar apoyo a quien lo estaba necesitando.

“Por eso hoy, aquí, les quiero dejar un testimonio, como Presidente de México, de profundo reconocimiento, de profunda gratitud por el trabajo que han realizado. Lo hago en nombre de los miles de personas que resultaron apoyadas por ese gesto solidario, pero también en cumplimiento del deber de muchos de quienes forman parte de las entidades públicas”, señaló.

Peña Nieto asentó que en la emergencia se vio la tarea de jóvenes que a través de las redes sociales estuvieron dando información de dónde había daños, a personas atrapadas o en qué lugares se necesitaban labores de auxilio y de apoyo.

“Vimos la ayuda solidaria de 24 países hermanos, que nos apoyaron de distintas formas”, dijo.

Ante más de 500 rescatistas de diferentes grupos e instituciones, el jefe del Ejecutivo afirmó que México ha aprendido y es hoy una nación mucho más fuerte, con mayor conciencia social y sentido de comunidad que a veces, afirmó, se pierde.

Un parteaguas. En su intervención, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que en la vida de las naciones hay sucesos que marcan un antes y un después en su historia. Recordó que hace 35 días un sismo golpeó a Chiapas así como a Oaxaca y hace 23 otro temblor pegó al centro del país, impactando a 13 millones de personas.

Fernando Suinaga Cárdenas, presidente nacional de la Cruz Roja Mexicana, destacó la participación de las Fuerzas Armadas y Policía Federal, así como de grupos de rescate, Cruz Roja, bomberos y Protección Civil, acompañadas de la población civil, que acudieron de manera inmediata a las estructuras colapsadas en auxilio de los afectados.

Guido Sánchez Coello, director del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas de la Ciudad de México (ERUM), dijo que ante el terremoto del 19 de septiembre la nobleza y generosidad fue abrumadora.

Por la noche, el presidente Peña Nieto realizó un balance de las acciones para la reconstrucción de vivienda e infraestructura pública en las entidades afectadas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS