"El frente ciudadano debe tener proyecto"

Presentará al Congreso local una iniciativa de gobierno de coalición; busca resultados y se dispone a evaluar a todos sus colaboradores
José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango. FOTO: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL
13/09/2017
02:06
Juan Arvizu
Durango, Dgo.
-A +A

[email protected]

Para dar buenos resultados, ser un gobierno eficaz, primero hay tener estabilidad política, afirma el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, un convencido de las alianzas, las coaliciones, promotor del Frente Ciudadano por México, y ahora impulsor del gobierno de coalición local.

“Se puede tener un gabinete con gente muy profesional, pero sin estabilidad política y no se podrá trabajar y obtener resultados con la misma oportunidad y condiciones”, dice Aispuro Torres, a días de cumplir el primer año de mandato, y quien se congratula de contar con el respaldo del presidente Enrique Peña Nieto, con la solidaridad del presidente del PAN, Ricardo Anaya y con el apoyo de la cabeza del PRD, Alejandra Barrales.

En entrevista con EL UNIVERSAL recuerda que fue postulado candidato al gobierno de Durango por su partido, el PAN, y el PRD, en alianza electoral; con su victoria se inició la alternancia en el estado y construyó un gobierno con un gabinete de panistas, perredistas, priístas y personalidades sin partido. Busca resultados y se dispone a evaluar cargo por cargo, y ordenará las remociones que considere necesarias.

Señala que es gobernador de una coalición de facto, y buscará que sea jurídica. En los próximos días presentará al Congreso una iniciativa de gobierno de coalición, con el empeño de fortalecer las condiciones que den estabilidad política a Durango.

Pedirá que haya foros, y que su propuesta sea modificada, que avance y, eventualmente, convoque a los diputados locales que sean electos en 2018, a formar parte, con el Ejecutivo, de un gobierno plural, incluyente.

En este contexto, el gobernador se refiere al Frente Ciudadano por México, en construcción, del que señala: primero debe tener proyecto, luego acordar quien encabece la candidatura por la Presidencia de la República, y acordar una distribución entre las fuerzas políticas de las candidaturas a gobernador, al Senado y a la Cámara de Diputados, como lo informó EL UNIVERSAL, en su edición del 4 de septiembre pasado.

Al informe de gobierno de José Rosas Aispuro Torres, el pasado 1 de septiembre, asistieron políticos y servidores públicos de distintos signos políticos, incluso cinco ex gobernadores priístas (él es el primer mandatario que no postula el PRI), y su mismo contendiente por la gubernatura, Esteban Villegas, del Revolucionario Institucional, acudió a su mensaje a la sociedad.

Todos somos gobierno

¿En el Congreso local, el Informe duró cinco horas. Qué experiencia le deja este ejercicio, que usted mismo promovió?

—Fue un esquema totalmente inédito, no sólo en Durango, a nivel nacional. Fui a escuchar a los diputados. Dí un mensaje y hubo diálogo abierto entre Ejecutivo y Legislativo.

Me dejó una experiencia grata. Nos ayuda a entender y conocer de mejor manera la problemática. Algunas inquietudes que se presentaron las voy a tomar en cuenta, porque creo que si aprendemos a escuchar podemos tomar las mejores decisiones.

¿Usted les dijo que todos son [parte del] gobierno?

—Así es. Y el diálogo directo permite involucrar a todos. Un gobierno no sólo es responsabilidad de los partidos políticos que gobiernan. Mantener cohesión y armonía política es una corresponsabilidad de todos, porque todos somos gobierno. La oposición también es gobierno, desde los ayuntamientos, en regidurías, y en el Congreso [estatal].

¿Con el Informe-debate busca a la sociedad también?

—Esta es una forma de tener un mejor esquema de rendición de cuentas, porque permite que la sociedad esté más informada y no sólo enviar al Congreso un documento, y ahí, decir: “Hice esto”, sino tener la intención de que los ciudadanos tengan la oportunidad de que se formen un criterio más amplio de la actuación de un gobierno.

¿Va a presentar su propuesta de reforma constitucional local para incluir el gobierno de coalición?

—Tenemos un gobierno que de facto es de coalición y propongo pasar a uno de derecho en materia de coaliciones, para que en el futuro se puedan formar este tipo administraciones y cuidar el beneficio de la sociedad, que se sienta mejor representada al contar con autoridades más incluyentes.

Ley a quien se equivoque

Originario de Las Trancas, un lugar en la comunidad de Amacuable, en el municipio de Tamazula, la tierra de Guadalupe Victoria, el gobernador de Durango señala que el origen humilde de su familia lo compromete y afirma: “Tengo una sensibilidad de que nada de lo que las familias padecen o sufren me es ajeno, muchas cosas las he vivido en carne propia y eso me da la posibilidad de ver y entender mejor a esas personas, y me obliga a hacer un esfuerzo adicional, y a buscar que haya más éxito en las políticas públicas”.

¿Se puede vivir con la honrada medianía del salario, de la que hablaba Benito Juárez?

—A un año como gobernador, digo que es totalmente posible. Se puede vivir del salario de servidor público, con mi salario, que es de 94 mil pesos mensuales netos.

¿Qué disposición tiene para los servidores públicos que se despachen con la cuchara grande?

—Tenemos controles para evitar cualquier anomalía, desviación o malversación de fondos. No es fácil el control absoluto de toda la administración, porque la condición humana no permite garantizar que la conducta sea intachable.

Tengo la obligación, como gobernador, de que teniendo información o viso de que algo no está funcionando bien, de que alguien está haciendo mal uso de los recursos, mi obligación es actuar de inmediato. El gobernador no va a defender a ningún servidor público que actúe en ese sentido.

Reglas claras, base del frente

¿Qué debe tener el frente ciudadano para concretarse?

—Que haya compromisos donde se sepa qué espacios le corresponde a cada uno de los partidos. Creo que eso va a dar confianza para que una vez que tengamos el proyecto, esa distribución se lleve a cabo.

Lo más importante es el proyecto, que vaya dirigido hacia los militantes de los partidos políticos que conforman el frente ciudadano y a la sociedad en su conjunto, que le genere confianza a la población de que tiene rumbo, sentido y es incluyente.

¿Cómo sería la distribución de espacios en el frente?

—Es natural que se busque saber dónde el partido político es más competitivo, y si en la sociedad hay quienes tengan interés y sean mejores, tenemos que apoyarlo.

El Frente Ciudadano por México no es para satisfacer los intereses de los partidos políticos, es para satisfacer los intereses de la sociedad.

El frente tiene que ser un medio para que los ciudadanos tengan mayor confianza en el próximo proceso electoral.

¿La distribución por fuerzas se hará en candidaturas a gobernador, senadores, diputados?

—Se tiene que hablar en su momento del perfil del candidato a la Presidencia de la República, de los aspirantes al Senado, a diputaciones, en virtud de la fuerza política que tiene cada una de las organizaciones.

Una vez que haya proyecto, tiene que haber la definición de quien encabeza esta candidatura, hombre o mujer, y a partir de eso ver la fuerza que tiene cada partido en cada entidad y región, y debe encabezar quien tenga la posibilidad real de tener el respaldo de las militancias de los partidos del frente y de buena parte de los ciudadanos.

¿Habla usted de confianza, y si se da el margen de que unos chamaqueen a los otros?

—Si hay reglas claras, no debe haber lugar para que se genere ninguna desconfianza o que se vaya a tratar de chamaquear a nadie, porque si establecemos reglas y se cumplen, eso es lo que genera la confianza en las partes involucradas. Y ese es el mensaje que mandamos a los ciudadanos de que las cosas que se acuerden, es lo que se va a realizar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios