Desigualdad prevalece en secretarías: CNDH

Mujeres, sin altos puestos; estereotipos son una de las razones; brecha salarial es de 12% en dependencias de gobierno, dice
Arely Gómez González (segunda de izq. a der.), titular de la SFP, y el ómbudsman Luis Raúl González Pérez (al centro), asistieron a la presentación del estudio sobre igualdad entre mujeres y hombres (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
07/02/2018
03:14
Dennis A. García
-A +A

[email protected]rsal.com.mx

La presencia de la mujer en la administración pública federal es marginal en puestos de toma de decisiones y existe una brecha significativa entre lo que percibe en comparación con un hombre, resalta el Estudio sobre Igualdad entre Mujeres y Hombres en Materia de Puestos y Salarios en la Administración Pública Federal 2017, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Según el documento aplicado en 49 instituciones, se observó que 53% de los puestos son utilizados por mujeres, sólo 36.4% se encontraban en niveles de mando medio y superior, mientras que 46.8% estaban con una plaza en niveles inferiores de mando.

“En términos absolutos se observa la predominancia de hombres en cada nivel jerárquico. Las mujeres tienen su más alta participación en las subdirecciones y las jefaturas de departamento, que son los niveles más bajos dentro de la jerarquía de mando”, indica el documento de la CNDH.

Menciona que existe una brecha salarial de 12% entre hombres y mujeres en secretarías de Estado y de 7% en otras instituciones de la administración federal.

El estudio detalla que la menor presencia de mujeres entre los niveles de mayor jerarquía tiene una vinculación con ciertos factores, entre ellos destacan los estereotipos sobre la capacidad de ellas en puestos en los que se somete a constante presión para el trabajo y que requieren constantemente de horarios extendidos.

Otra de las circunstancias por las que no alcanzan un nivel jerárquico más alto es porque las mujeres concursan menos por puestos en los que suponen les demandarán mayores jornadas laborales que interferirán con su vida familiar.

“Concursan menos porque tienen patrones culturales que les marcan prejuicios sobre puestos de alto nivel para las mujeres, los cuales perciben como ámbitos más masculinos”, así como las exigencias de la maternidad.

“Los estereotipos de género, que afectan tanto a las percepciones y las experiencias concretas de los hombres y de las propias mujeres, así como la selectividad de género por parte de los reclutadores o jefes que proponen personal para su promoción, pesan mucho en la participación femenina en los diferentes niveles jerárquicos y sus salarios”, explica la investigación.

En 20 de las 49 instituciones en las que se aplicó el estudio se observó que 50% es personal femenino, como las secretarías de Medios Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de Desarrollo Social (Sedesol), del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS