Concreta EPN cambios en último tramo de su gestión

Navarrete Prida llega a Gobernación y Eviel Pérez asume la Sedesol; Roberto Campa, a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social
El presidente Enrique Peña Nieto tomó la protesta al cargo a Alfonso Navarrete Prida, en Gobernación; Eviel Pérez Magaña, en Sedesol, y Roberto Campa Cifrián, en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
11/01/2018
02:08
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

Tras las renuncias de Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Miranda a las secretarías de Gobernación y de Desarrollo Social, el presidente Enrique Peña Nieto concretó ayer una serie de cambios y enroques en el seno del gabinete presidencial.

Instruyó a los nuevos secretarios de Gobernación, Alfonso Navarrete, y de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, a velar por el correcto desarrollo de los procesos electorales que habrá en 2018 y garantizar que no se haga uso de programas sociales con fines electorales.

Al frente de la Secretaría del Trabajo, que estaba a cargo de Navarrete Prida, estará el ex diputado federal y ex subsecretario de Gobernación Roberto Campa, a quien instruyó a mantener las condiciones para seguir generando empleos a lo largo de todo el territorio nacional.

Peña confirmó la renuncia de Osorio, quien horas antes, en un evento público en la misma residencia de Los Pinos, había anunciado que entregaría su dimisión para asumir “una nueva responsabilidad política, profesional y personal”, aunque se sabe que va al Senado de la República.

Al concluir la ceremonia donde se nombró a nuevos secretarios, Osorio dijo en breves comentarios a la prensa que se siente “muy contento con mi vida”, y sobre si se perfila para ir al Senado respondió: “No voy por puestos, voy por proyectos”.

Así, en una breve ceremonia realizada en el salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, el Presidente dijo que aceptó la renuncia de Osorio al cargo de secretario de Gobernación, el cual, recordó, desempeñó desde el 1 de diciembre de 2012.

Hizo notar que Osorio formó parte del equipo de transición que preparó el inicio de esta administración y que como titular de Segob fue un protagonista de la construcción del Pacto por México y de la más profunda transformación legal e institucional del país en décadas.

“Bajo su liderazgo la Secretaría de Gobernación tuvo numerosos logros que han fortalecido la gobernabilidad democrática del país con base en una relación respetuosa y constructiva entre poderes y entre órdenes de gobierno”, dijo, y le ofreció su reconocimiento personal e institucional.

Tras un prolongado aplauso para el hidalguense, el presidente Peña dijo que ha nombrado a Navarrete como nuevo titular de la Segob y lo instruyó a desarrollar las siguientes prioridades para los siguientes meses:

“Velar, desde el ámbito de su responsabilidad, por el correcto desarrollo de los procesos electorales que habrán de llevarse a cabo este año. Agradezco el que haya aceptado esta responsabilidad y le deseo el mayor de los éxitos”.

Asimismo, fortalecer la gobernabilidad democrática en todo el país y renovar esfuerzos en el combate a la inseguridad, con énfasis en los municipios que presentan los mayores índices de criminalidad.

“Y con ese propósito se deberán reforzar las labores que realice el gabinete de seguridad para combatir el crimen organizado, ampliar y fortalecer las acciones contra los delitos relacionados con el robo de combustible y los ataques a la seguridad en las carreteras”, indicó.

Lo instruyó a trabajar con los gobiernos locales para impulsar la adopción del modelo óptimo de la función policial, además de continuar el impulso de las estrategias dirigidas a fortalecer la observancia de los derechos humanos en todo el país, combatir la violencia contra mujeres y las agresiones para periodistas y defensores de derechos humanos.

Al nuevo titular de Sedesol, Eviel Pérez Magaña —quien estaba al frente de la Subsecretaría de Desarrollo Social y Humano en esa dependencia, y fue diputado federal y senador—, le ordenó garantizar las condiciones para que, “sin lastimar la operatividad de los programas sociales”, el blindaje electoral asegure que no habrá ningún mal uso de éstos de cara al proceso comicial en curso.

Le instruyó a consolidar una política social de Estado, con programas transparentes y eficientes que reconozcan los derechos de cada mexicano para alcanzar su bienestar y desarrollo, y a consolidar la Estrategia Nacional de Inclusión como columna vertebral de la política social que favorezca la coordinación de dependencias federales y estados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS