Barrales no tiene nada seguro, dice nuevo líder del PRD

Barrales no tiene asegurada la candidatura a la CDMX, dice; rechaza haber sido impuesto por Mancera al frente del partido
Manuel Granados Covarrubias Presidente nacional del PRD (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
13/12/2017
03:10
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Manuel Granados niega ser un improvisado. El recién nombrado líder del PRD afirma que viene a darle una nueva visión al partido y a reconciliarlo con aquellos sectores olvidados.

En entrevista con EL UNIVERSAL, asegura que Ricardo Anaya será un candidato a la Presidencia de la República por la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y MC), pero Alejandra Barrales no tiene segura la candidatura a la jefatura de Gobierno, pues deberá entrar a un proceso interno contra otros aspirantes.

El nuevo líder perredista adelanta que las elecciones de 2018 contra Andrés Manuel López Obrador, de Morena, y José Antonio Meade, del PRI, serán de propuestas que sean viables, pero no de ocurrencias.

Integrante de la corriente Vanguardia Progresista, reconoce una amistad con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, pero aclara que no recibirá instrucciones desde el Palacio del Ayuntamiento y marca su distancia como presidente del PRD.

Niega que haya habido una traición por parte de los partidos que integran la coalición Por México al Frente al jefe de Gobierno, a quien califica como “un hombre congruente con su palabra y que además ha dado una lección de democracia”.

Como presidente del PRD, dice, lanzará un llamado a la reconciliación social; dará una nueva visión al perredismo, con un discurso fresco, renovado y combativo, y buscará llegar a diversos sectores que no están en comunicación con ningún partido como los indígenas, jóvenes, universitarios y profesionistas.

¿Usted fue la apuesta de Miguel Ángel Mancera para la presidencia del PRD?

—Bueno, yo milito en el PRD, fui coordinador de los diputados locales en la Asamblea Legislativa, presidente de la Comisión de Gobierno, eso me da posibilidad de participar en todos los procesos en los que mi partido está en evolución y transformación.

¿Usted es cercano a Mancera?

—Sin duda, yo he trabajado 11 años o más con el doctor Miguel [Ángel] Mancera, con quien hemos compartido un proyecto no sólo académico, sino político.

¿El dirigente del PRD no recibirá instrucciones desde el Palacio del Ayuntamiento?

—No, el jefe de Gobierno sólo me deseó suerte en este proceso. Él sabe que al no ser militante del PRD tampoco podía contar con su voto al interior de la Asamblea; por lo tanto, la única conversación que hemos tenido, justo, fue para desearme suerte en esta nueva etapa de mi vida profesional.

Se lo pregunto directamente: ¿Usted es el presidente del PRD de Miguel Ángel Mancera?

—No. Yo soy el presidente nacional del PRD.

¿Mancera no controlará al PRD?

—Miguel Ángel Mancera es mi amigo. El jefe de Gobierno tomará sus decisiones en la reconstrucción de la Ciudad de México y yo estaré atento a la construcción de mi partido que es el PRD.

¿Cómo recibe usted al PRD?

—Recibo un PRD unido, con un amplio consenso, con acuerdos políticos, sobre todo con una visión que se tiene hoy en el partido de salir adelante en el proceso electoral que viene.

Analistas opinan que el PRD es un partido a punto de desaparecer. ¿Recibió el cascajo del partido?

—Sin lugar a dudas, nosotros venimos a reforzar al partido, a darle una nueva visión, con nuevas ideas, a abrir el debate en los temas de la agenda nacional, a darle el discurso fresco y de reconciliación con la militancia. Sobre todo, venimos a abrir el partido a varios sectores de la sociedad que han sido relegados.

¿Coincide con esta postura de que el PRD va en declive y ha quedado minimizado por la fuerza de Morena? Lo dicen analistas...

—Tenemos que hacer este planteamiento muy claro y muy puntual, debatir todas las ideas, porque no hemos sabido comunicar este esquema del PRD. Vamos a generar un esquema, un planteamiento de comunicación personal, de rescate de la ciudadanía, que vayamos municipio por municipio, delegación por delegación, que vayamos en este planteamiento nacional para atender la problemática desde lo local.

¿Al interior del partido, del PRD, cuál es la autocrítica?

—Al interior del partido hay acompañamiento, un esquema de mucho diálogo y apertura, seguiremos agotando esta apertura con todos los dirigentes y las expresiones, bajar a la militancia, buscar soluciones.

¿El PRD no tenía condiciones para competir en los comicios de 2018 si no era en una coalición? ¿Estaba tan mal el partido?

—El PRD por sí mismo es un partido con principios, ideología e historia que hoy se está renovando, que tiene nuevos cuadros y liderazgos que aportamos ahora a esta dirigencia aspectos importantes como la trayectoria del secretario general, Ángel Ávila. Como la propia, me he dedicado muchos años a la academia, tengo dos doctorados, tengo una participación en los procesos históricos a lo largo de mi carrera profesional, conozco el país, lo he recorrido.

¿Usted no es un improvisado?

—No soy un improvisado.

¿No teme el PRD quedar avasallado por Morena en las elecciones de 2018?

—Estamos haciendo un llamado al debate de las ideas, porque va a marcar la diferencia, porque nosotros no vamos a hacer planteamientos que no se puedan cumplir. Hemos dejado muy claro que las ocurrencias están en otro lado, no con nosotros.

¿Cómo le entrega Alejandra Barrales el partido en cuanto a cuestiones financieras?

—Hay una situación de saneamiento de las finanzas, hay un esquema muy puntual al que estaremos atentos para no incurrir en faltas de la autoridad electoral y no ser multados.

En el tema de la coalición Por México al Frente, ¿existe un acuerdo para que Alejandra Barrales sea la candidata a la jefatura de Gobierno de la CDMX?

—Hay un proceso que se iniciará para elegir a la mejor o el mejor cuadro que sea nuestro representante en la capital, a eso está comprometido el PRD. A partir de ahí se da la batalla para refrendar el compromiso de que el partido sigue siendo la primera fuerza en la Ciudad de México.

¿La tiene segura Barrales?

—No, tendrá que entrar como cualquier otro aspirante a este proceso que definirán los precandidatos con la dirigencia del PRD. El método lo definirán ellos y a partir de ahí, nosotros lo acompañaremos.

¿Dónde cabe Miguel Ángel Mancera en el Frente Ciudadano?

—Él ha propuesto el gobierno de coalición, que también tiene un punto importante en la Constitución de la Ciudad. Es la primera Constitución que establece un gobierno de coalición, él ha abanderado este proyecto e impulsará esa posición.

¿Cómo ve a López Obrador y a Meade como rivales?

—Debe ser una competencia de propuestas, no de ocurrencias.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS