​Avanza agregado a ley de Salud que permite a doctores negarse a realizar un aborto

Con esto, los médicos podrán hacer valer la “objeción de conciencia”, que consiste en excusarse de participar en intervenciones que contravengan sus valores o principios; podrán negarse a realizar un aborto si la vida de la paciente no peligra
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
10/10/2017
19:39
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

Este martes, con el apoyo del PRI, PAN, Verde y PES, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó un agregado a la Ley General de Salud para que médicos y personal de enfermería del Sistema Nacional de Salud puedan hacer valer la “objeción de conciencia” y excusarse de participar en intervenciones que contravengan su libertad de conciencia con base en sus valores o principios.

A este dictamen, que fue enviado al Senado para su análisis, se le hizo un agregado, que describe que cuando se obra en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia, en caso contrario se incurrirá en el causal de responsabilidad profesional.

Con esto, el presidente de la Comisión de Salud, el panista Elías Iñíguez, explicó que si una paciente acude a que le practiquen un aborto y no presenta complicaciones ni una urgencia médica, el doctor se puede negar a intervenirla, sin embargo, si hay complicaciones que pongan en riesgo su vida, el médico debe intervenirla de manera obligatoria.

“Sí, puede ser objetor siempre y cuando no ponga en riesgo la vida de un paciente, si una paciente llega a urgencias y la paciente viene hipovolémica, o sea está sangrando bastante, si no le haces el legrado se va a morir, pues le haces el legrado, porque es un aborto incompleto, hay que hacerle un ultrasonido, hay que verificar que estaba embarazada”, dijo.

Pero si la paciente acude en condiciones que no pongan en riesgo su vida, dijo, sí se puede objetar, afirmó el también doctor.

La diputada de Morena, Mariana Trejo Flores, dijo que dentro de los objetivos de la medicina están: preservar la salud, cuidarla y aliviar el dolor del paciente. Y agrega que en la Constitución Política no existe precepto expreso que proteja el derecho a la objeción de conciencia, por el contrario, se ha considerado que las convicciones religiosas no pueden ser motivo para incumplir leyes.

“Con lo cual se permite suponer que el presente dictamen no cumple con los requisitos esenciales para salvaguardar el ejercicio de los derechos de las mujeres y de las otras poblaciones, que pueden ser objeto de discriminación con la redacción propuesta, ya que evidentemente servirá para negar el acceso al derecho a la salud y pondrá en riesgo la vida de todas las personas, colocando de esta forma al personal de salud bajo un clima de objeción de conciencia en el marco de la ley”, dijo la legisladora de Morena.

Por su parte, la diputada del PES, Norma Edith Martínez, quien promovió este dictamen, rechazó que tenga que ver con cuestiones religiosas y debe ser distinguido de lo jurídico. “Es lo que estamos haciendo con la propuesta de objeción. Pensar sólo en el tema del aborto, por ejemplo, cuando proponemos la objeción de conciencia, es tener una visión achicada y miope. Tarde o temprano quienes hoy se oponen a la objeción de conciencia, quienes hoy se oponen a esa tremenda libertad, habrán de hacer uso de ella en la defensa de sus propias conciencias”, describió Norma Edith Martínez.

Del Panal, Karina Sánchez, dijo que “la salud de millones de personas está en juego, la falta de responsabilidad en temas como el que hoy nos está ocupando es inexcusable. De aprobarse este dictamen estamos abriendo la puerta a una medicina basada en valoraciones morales subjetivas, con la posibilidad de transformar la práctica médica en una actividad idiosincrasia, sesgada, prejuiciosa, intolerante y discriminatoria”.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios