Asegura Alberto Anaya que PGR congeló sus cuentas bancarias

El propio dirigente nacional del PT dio a conocer que notó el bloqueo al intentar una transacción bancaria; afirma que son recursos legítimos logrados como legislador
(Foto: Emilio Vázquez - EL UNIVERSAL)
23/12/2017
18:03
David Carrizales / Corresponsal
-A +A

El dirigente nacional del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya Gutiérrez, afirmó que por el simple hecho de tener a su esposa Guadalupe Rodríguez como beneficiaria, la Procuraduría General de la República (PGR) congeló su cuenta personal, donde tienes concentrados sus ahorros legítimos, que ha logrado por su trabajo como legislador. No descartó que incluso se gire una orden de aprehensión en su contra.
 
Expuso Anaya que los recursos embargados precautoriamente, son provenientes de su labor legislativa como diputado federal y senador, por tanto, están transparentados en su origen y procedencia legítima.
 
Mencionó que hace días, con motivos de la Navidad, quiso hacer un movimiento bancario “y me encuentro que mi cuenta también está bloqueada, preguntamos por qué, y me dicen que porque tengo como beneficiaria a la profesora Guadalupe Rodríguez Martínez (esposa), directora general de los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis)”.
 
Como se sabe, hace dos meses, fue girada una orden de aprehensión contra la esposa de Anaya, ya que la PGR la acusa de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita y financiar al terrorismo, debido a que recibió en su cuenta personal cien millones de pesos, que envió el gobierno federal a la administración de Nuevo León, destinados para la operación de trece Cendis y cinco escuelas primarias de tiempo completo.
 
El PT, el Frente Popular Tierra y Libertad (que fundó el proyecto educativo), y la misma acusada, sostienen que todos los recursos se aplicaron de forma transparente para el pago de salarios del personal docente y servicios generales, debido a que el gobierno estatal ha renegado de la responsabilidad que tiene desde 2010,  para no reconocer la relación laboral y derechos de los trabajadores.
 
Sobre la congelación de su cuenta personal, dijo Anaya, él tenía que dejar como beneficiario “a una persona que encabece la responsabilidad de mi familia”. Agregó que esta acción del gobierno federal, es parte de la persecución por apoyar hacer alianza con Morena y Andrés Manuel López Obrador, y parte del riesgo de que te inventen delitos como en las épocas del fascismo.
 
Cuestionado si temer ser detenido por el caso de los Cendis, afirmó Anaya, este camino de represión “está abierto para todo mundo y esa situación no está descartada para mí”. Hemos sido aprehendidos siete ocasiones, “el Che Guevara decía que para los revolucionarios la cárcel es un accidente de trabajo”, dijo Anaya.
 
Agregó que el gobierno federal,  va a querer mantener el poder sobre  todas las cosas pues ya tomó una decisión de hacer fraude, usar al Ejército y los cuerpos policiacos, ejercer la persecución, la amenaza, “incluso la asociación con el crimen organizado para que algunos candidatos puedan desistir de su propósito” de contender por la coalición Morena-PT-PES.
 
“Todo eso se va a ver, no se diga la compra de votos, la desviación de recursos públicos para evitar la insurrección ciudadana que ya se ve venir, por ese cansancio, ese hartazgo social que todos estamos viviendo, y van a querer contener este movimiento  por todos los medios”, afirmó el dirigente nacional del PT.
 
No obstante, expresó, van a fracasar porque la gente busca un cambio y lo vamos a tener con esta coalición que encabeza López Obrador.
 
Según Anaya, el escándalo por un desvío de 250 millones de pesos desde la Secretaría de Hacienda hacia el gobierno de Chihuahua (encabezado entonces por el priista César Duarte), y de ahí a campañas estatales del tricolor, en el que se han visto involucrados el presidente del tricolor, Manlio Fabio Beltrones, uno de sus operadores y el ex secretario de Hacienda Luis Videgaray, es resultado de que se rompió el Pacto por México que firmaron el PRI-PAN y PRD en el arranque del gobierno de Enrique Peña Nieto.
 
Señaló Anaya que por un acuerdo entre los dueños del poder en el país con el presidente Obama y su secretaria de Estado Hillary-Clinton, para construir el bipartidismo en México, el PRI entregó en 2015 y 2016 muchos estados a PAN y PRD, para que en 2018 recibiera la Presidencia.
 
Pero el triunfo de Donald Trump,  y por su relación de amistad con Luis Videgaray, ocasionó que “no se cumpla ya el compromiso de entregar el gobierno al PAN en 2018, y la pelea es de a de veras”, entre priístas y panistas.
 
Sin embargo, comentó Anaya, la situación es muy difícil para el PRI, porque en camino a cumplir el citado pacto ya roto,  el gobierno de Enrique Peña Nieto, dejó doce estados en manos del PRI y 20 para el PAN y PRD.
 
“La correlación no le es favorable, por eso la Ley de Seguridad Interior  va a ser un instrumento para violentar derechos humanos, garantías individuales, y se va a utilizar con fines político-electorales” en 2018.
 
El líder del PT, expresó que ante ese escenario el panorama se observa preocupante. Vamos a entrar a una pelea de tres fuerzas (encabezadas por PRI-PAN y Morena),  pero el polo de la coalición “Juntos Haremos Historia”, que apoya a López Obrador, no va a tener los presupuestos públicos, los programas, ni la ventaja de tener gobiernos que puedan trabajar para cambiar la voluntad popular, como sucede con PRI, PAN y PRD.
 
“Pero tenemos la razón histórica, la molestia, el cansancio, el hartazgo social,  y el proyecto de Nación que va a permitir un cambio verdadero, y estamos seguros que el primero de julio de 2018, vamos a ganar a pesar de todas las maniobras que se van a intentar por parte de los otros dos frentes electorales, porque la historia está de nuestro lado”, concluyó Anaya.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS