Se encuentra usted aquí

Al médico, en su día

El presidente Enrique Peña Nieto agradece esfuerzo para atender las emergencias por los sismos de septiembre; necesarios, 4 mil 500 millones de pesos para reconstruir instalaciones de salud que fueron afectadas
El presidente Enrique Peña Nieto encabezó la ceremonia conmemorativa del Día del Médico en la sede de la Secretaría de Salud. (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
24/10/2017
03:30
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

La reconstrucción de unidades médicas que resultaron afectadas por los terremotos del 7 y 19 de septiembre requerirán una inversión cercana a 4 mil 500 millones de pesos, informó el presidente Enrique Peña Nieto, al conmemorar el Día del Médico en la sede de la Secretaría de Salud.

Hay 53 instalaciones de salud con daños mayores y 325 con daños menores, para rehabilitar o recuperar estas unidades se estima una inversión cercana a los 4 mil 500 millones de pesos. Si bien las afectaciones a la infraestructura en salud están focalizadas, ya está en marcha la rehabilitación o reconstrucción de todas las instalaciones dañadas”, dijo.

En la explanada de la Secretaría de Salud felicitó a los médicos y mencionó cuatro hechos que demostraron su compromiso en la crisis que dejaron los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Primero, la oportuna y eficaz respuesta de más de 31 mil médicos, paramédicos, brigadistas, sicólogos y personal de apoyo para atender heridos y seguir medidas para el control de riesgo de brotes epidémicos.

Reconoció su labor al brindar más de 225 mil atenciones médicas: “Ustedes no sólo sanaron a los pacientes, llevaron fortaleza, aliento y esperanza a los damnificados”.

El segundo hecho, dijo, fueron las “valientes decisiones” de no cancelar intervenciones quirúrgicas durante el sismo. “A pesar del sismo, la caída de objetos o la interrupción de energía eléctrica continuaron su labor”.

El Presidente agradeció a IMSS, ISSSTE, Sedena, Marina y Pemex por prestar sus servicios y ser un respaldo para superar la emergencia.

“Al momento de los sismos se habilitaron espacios para atender a la población, derechohabiente o no, se desocuparon 3 mil espacios”, dijo.

Felicitó a los estudiantes de medicina que se sumaron a las labores de rescate en las zonas afectadas y expresó que durante su mandato se han realizado inversiones fuertes para que la salud sea un derecho para toda la población; destacó que en cuatro años la carencia por acceso a servicios sanitarios bajó seis puntos, al pasar de 21.5 en 2012, a 15.5 en 2016, lo que significa que 6.2 millones de mexicanos accedieron a un sistema de salud.

Agregó que la muerte materna disminuyó 18.2% y las muertes infantiles se redujeron 6%. Pese a estos números pidió no bajar la guardia, pues “los retos del sector siguen siendo grandes y demandan trabajo corresponsable, debemos redoblar esfuerzos en la prevención del sobrepeso y obesidad, prevenir y atender con más eficacia la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares”.

Este año, el primer mandatario entregó el Premio al Mérito Médico a Roberto Tapia Conyer, director general de la Fundación Carlos Slim, por su capacidad para innovar y hacer de la práctica médica una mejor y con mejores resultados.

Al tomar la palabra, el secretario de Salud, José Narro Robles, expresó que la medicina es una profesión que tiene un código de ética que la distingue: “Se trata del encuentro entre una confianza que deposita el paciente y la conciencia representada por el profesional de la medicina”.

Por separado, Angélica Rivera, presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF Nacional, reconoció a los profesionales de la salud, en especial a quienes ayudaron a las víctimas de los sismos que sacudieron al país el 7 y 19 de septiembre.

“La presencia de los médicos en los acontecimientos del mes de septiembre fue fundamental, fuimos testigos del trabajo que realizaron médicos, enfermeras y brigadistas, quienes entregaron su vida en los lugares afectados”, dijo Rivera.

La esposa del presidente Peña Nieto felicitó a los médicos en su día y expresó que “son ángeles, en sus manos está la recuperación de niñas, niños, adolescentes y de la población en general”.

Aseguró que “el Día del Médico es diario, porque siempre están presentes, todos los días curan y salvan vidas; México cuenta con profesionales expertos en diversos campos de la salud, pero sobre todo, profesionales y bondadosos, sin importarles su propia vida y sus problemas personales, siempre están con quienes más los necesitan.

“Quiero aprovechar la ocasión para expresar mi más profundo reconocimiento a estos grandes luchadores, mujeres y hombres que, con su perseverancia y humanismo se preparan permanentemente para atendernos. Gracias por su capacidad y entrega”, dijo Rivera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS