Admite rector falla en examen de admisión

17/08/2017
03:33
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, reconoció que un grupo de exámenes de asignación para el sistema de bachillerato de la institución fue “indebidamente calificado”, lo que derivó en angustia y desazón para los estudiantes, e incertidumbre para la sociedad mexicana.

En la ceremonia de inicio del ciclo escolar 2017-2018, Graue Wiechers se refirió al error que cometió la Universidad al calificar 11 mil 51 exámenes que concursaron a través de la Comisión Metropolitana de Instituciones de Educación Media Superior (Comipems).

La situación generó que miles de aspirantes y sus padres solicitaran la revisión de sus exámenes, tras habérseles asignado resultados de 20 a 40 puntos; más allá de no poder ingresar a la UNAM, esta calificación no les permitía acceder a ninguna de las 700 opciones educativas que se ofrecen en la Ciudad de México y el Estado de México a través de la Comipems.

“A pesar de haber seguido puntualmente todos los protocolos, un grupo de exámenes para bachillerato fue indebidamente evaluado con una plantilla que no correspondía a la hoja de respuestas. Al darnos cuenta de este equívoco, se ordenó la revisión exhaustiva de los cuadernillos, identificando a algunos miles que ameritaban ser recalificados”, explicó el rector.

Dijo que las 128 preguntas que componen este examen son elaboradas por expertos y sujetas a un riguroso escrutinio y pruebas de confiabilidad y que los exámenes son “de alta calidad”, que requieren de altos niveles de seguridad en las distintas fases de su integración y distribución. El error provocó “angustia y desazón” en los aspirantes e “incertidumbre” en la sociedad, reconoció.

“Ojalá y pudiéramos ofrecerles un lugar a todos aquellos que lo solicitan, desafortunadamente esto no es posible. Por eso tenemos que hacer exámenes de admisión y seleccionar a los mejores candidatos. Sabemos muy bien que estos exámenes son de gran importancia y consecuencias, puesto que de su desempeño depende su ingreso a la Universidad”, señaló Graue Wiechers.

Después de volver a calificar los exámenes, la Universidad aceptó a tres mil 613 alumnos adicionales; antes había aceptado a tres mil alumnos más de licenciatura y a mil de posgrado. Esta cifra representa “el máximo esfuerzo educativo que, en su historia, ha hecho la UNAM”, dijo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS