México no negociará con miedo con el gobierno de Trump, afirma Peña Nieto

“Presidente Trump: si usted quiere llegar a acuerdos con México, estamos listos. Siempre dispuestos a dialogar con seriedad, de buena fe y con espíritu constructivo", dijo el Presidente al fijar la posición de México ante el anuncio del despliegue de la Guardia Nacional en la frontera
05/04/2018
16:18
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

Al fijar la posición de México ante el anuncio del despliegue de la Guardia Nacional de Estados Unidos en su frontera sur, el presidente Enrique Peña Nieto sentenció que México no negociará con miedo con el gobierno del presidente Donald Trump.

En un mensaje a la nación, difundido hace unos momentos en redes sociales y que será transmitido en cadane nacional de radio y televisión a las 21:00, el mandatario dijo de manera directa al presidente de Estados Unidos

“Presidente Trump: si usted quiere llegar a acuerdos con México, estamos listos. Como lo hemos demostrado hasta ahora, siempre dispuestos a dialogar con seriedad, de buena fe y con espíritu constructivo.

“Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su Congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos. No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones. Sólo actuaremos en el mejor interés de los mexicanos; dijo.
 

Reforzó: “evocando las palabras de un gran Presidente de los Estados Unidos de América: no tendremos miedo a negociar. Pero nunca vamos a negociar con miedo”.

El Presidente de México se dijo convencido de que si ambos gobiernos se ponen de acuerdo, "como amigos, socios y buenos vecinos, a las dos naciones les irá mucho mejor que confrontándose".

“Estamos listos para negociar, sí, pero siempre partiendo de la base del respeto mutuo. “Hay algo que a que todos, absolutamente a todos los mexicanos nos une y nos convoca: la certeza de que nada, ni nadie está por encima de la dignidad de México”.

El mandatario recordó que la víspera el Senado condenó de manera unánime las expresiones "ofensivas e infundadas" sobre los mexicanos y demandó el trato de respeto que exige una relación entre países vecinos, socios y aliados y que a este pronunciamiento se sumaron los candidatos presidenciales.

"Independientemente de sus naturales diferencias, todos coincidieron en rechazar medidas contrarias a una buena vecindad". Entonces citó los pronunciamientos de cada uno los candidatos que compiten hoy por la Presidencia de la República.

"Como dijo Ricardo Anaya: éste es un momento de unidad nacional. No es un tema de campañas. Es un tema de país. Andrés Manuel López Obrador apuntó que necesitamos una relación de amistad y cooperación para el desarrollo. No el uso de la fuerza. No muros. No apostar a una mala vecindad. 

"José Antonio Meade señaló que es momento para que todos nos unamos en la defensa de la soberanía y la dignidad de la Nación. Y Margarita Zavala dijo que, a la hora de defender la dignidad nacional, todos hablamos con una sola voz y exigimos respeto". Dijo que como Presidente de todos los mexicanos coincidir coincide con ellos.

Reforzó: “estamos convencidos de que, poniéndonos de acuerdo, como amigos, socios y buenos vecinos, a ambos países nos va a ir mucho mejor que confrontándonos. Estamos listos para negociar, sí, pero siempre partiendo de la base del respeto mutuo".

Entonces dijo a Trump que si quiere llegar a acuerdos con México "estamos listos" siempre dispuestos a dialogar con seriedad, de buena fe y con espíritu constructivo.

En su mensaje de cinco minutos  -que también fue enviado a las cadenas de televisión de Estados Unidos-, el Presidente de México enfatizó: "hay algo que a que todos, absolutamente a todos los mexicanos nos une y nos convoca: la certeza de que nada, ni nadie está por encima de la dignidad de México”.

Entonces afirmó que México es una nación grande y fuerte, orgullosa de su gran historia y cultura,  de su presente dinámico y de un brillante futuro, que es un país vibrante, innovador y lleno de talento; una Nación generosa y con un gran corazón.

“Pero, sobre todo, somos una nación soberana, con valores y con principios. Y aquí estamos, 125 millones de mexicanos, muy orgullosos de todo lo que somos", estableció.

Aceptó que la relación bilateral conlleva enormes oportunidades que ambas naciones deben aprovechar. "Se trata -indicó- de una relación intensa y dinámica, que naturalmente también nos presenta retos. Pero estos desafíos nunca justificarán actitudes amenazantes o faltas de respeto entre nuestros países".

RELACIÓN CONSTRUCTIVA

El Presidente recordó que hace poco más de un año, como responsable de dirigir la política exterior del país, estableció dos principios fundamentales que habrían de guiar la relación de México con la administración del presidente Trump.

“Primero. Salvaguardar, ante todo, el interés nacional, nuestra soberanía y la dignidad de los mexicanos. Y, segundo, mantener una visión constructiva y abierta, que nos permitiera superar diferencias, enfrentar retos comunes y alcanzar acuerdos. Hemos sido congruentes con esta visión", dijo.

Indicó que los esfuerzos del gobierno de México se han dirigido a construir una relación institucional, de respeto mutuo y beneficio para ambas naciones y por eso se ha avanzado en las negociaciones para modernizar el TLCAN, con el objetivo de mejorar la competitividad de la región y crear en ella más y mejores empleos.

Subrayó que también se han profundizado esfuerzos para combatir el crimen organizado transnacional que afecta a nuestras las dos naciones. Soltó: “en ningún momento hemos escatimado nuestra cooperación, porque somos conscientes de la responsabilidad compartida que implica esta importante labor".

Indicó que "por supuesto", México ha defendido todos los días los derechos de los mexicanos en Estados Unidos, siempre con respeto al marco legal de ese país vecino.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS