EU incluye a Venezuela y Norcorea en veto migratorio

Magnate afirma que su ‘prioridad número uno’ es la seguridad del país
El presidente Donald Trump destacó que las nuevas medidas migratorias buscan bloquear la entrada de terroristas o amenazas de seguridad a EU (NICHOLAS KAMM. AFP)
25/09/2017
01:53
Washington
-A +A

Venezuela, Corea del Norte y Chad fueron incluidos ayer en una nueva lista de países con prohibición de viajes a Estados Unidos debido a su poca seguridad o falta de cooperación con las autoridades estadounidenses.

La Casa Blanca impuso una prohibición total de viajes a los ciudadanos de Corea del Norte y Chad, mientras que las restricciones para Venezuela se limitan a los funcionarios de una larga lista de entidades del gobierno y a sus familiares.

“Hacer a Estados Unidos Seguro es mi prioridad número uno. No admitiremos en nuestro país a los que no podemos verificar con seguridad”, escribió Donald Trump en su cuenta de Twitter luego de que se dio a conocer la nueva lista de países.

Sudán, una de las seis naciones de mayoría musulmana incluida originalmente en la lista de prohibición de viajes, fue removida. Los otros países incluidos son Irán, Libia, Siria, Somalia y Yemen.

La semana pasada funcionarios del gobierno de EU anticiparon que el presidente Trump podría incluir a nuevos países en la lista de prohibición, como parte de un decreto antiinmigración que expiraba ayer y que busca ser renovado.

Funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Seguridad Interior habían señalado que tenían identificados a un número de países que no pueden o no quieren someterse a los controles de seguridad exigidos por EU.

Trump había señalado a comienzos de año que necesitaba un período de 90 días de prohibición de ingreso al país de personas provenientes de seis naciones de mayoría musulmana (Siria, Libia, Irán, Sudán, Somalia y Yemen), así como de 120 días de prohibición de ingreso de refugiados de cualquier origen con el fin de definir nuevos filtros de admisión.

El viernes los funcionarios indicaron que un nuevo decreto presidencial pondría en marcha una “gama” de medidas que van desde controles más estrictos —como pedir el acceso a teléfonos celulares o a cuentas en las redes sociales— hasta una prohibición pura y simple.

“El objetivo es proteger a los estadounidenses hasta que los gobiernos extranjeros se plieguen a nuestras demandas”, explicó Miles Taylor, asesora del Departamento de Seguridad Interior. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS