Trump nos declaró la guerra: canciller de Norcorea

Casa Blanca afirma que su intención no es un conflicto, sino la pacificación
El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong-Ho, dijo que su país considera que las amenazas de Trump son una declaración de guerra. (AMIR LEVY. AFP)
26/09/2017
04:00
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington.
-A +A

Estados Unidos y Corea del Norte continúan la escalada de tensión, y esta vez fue Pyongyang quien amenazó con ataques de represalia ante una retórica estadounidense que considera no sólo inaceptable, sino una “declaración de guerra” en toda regla.

El ministro de exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, aseguró que su país se toma como una amenaza las declaraciones del presidente Donald Trump en las Naciones Unidas y en Twitter, y están dispuestos a contraatacar. “Todo el mundo debería recordar claramente que fue EU el que primero declaró la guerra a nuestro país”, dijo.

“Tenemos todo el derecho de llevar a cabo contramedidas, incluyendo el derecho de derribar bombarderos de EU incluso cuando no estén en nuestro espacio aéreo”, retó el diplomático norcoreano.

La escalada de tensión tomó un nuevo impulso la semana pasada con un cruce de insultos. Trump, desde la tribuna de la ONU, llamó “Hombre Cohete” al líder norcoreano, Kim Jong-un, a quien advirtió de estar enzarzándose en una “misión suicida”. El asiático contraatacó llamando al magnate “viejo chocho” que sólo “ladra como un perro”.

El fin de semana, Trump volvió a cargar contra el régimen norcoreano, asegurando que si mantenían sus desafíos al poder estadounidense, el líder norcoreano “no estará por aquí mucho tiempo”.

“La cuestión sobre quién no estará por aquí mucho tiempo se responderá entonces”, dijo Ri Yong Ho, en referencia al momento en el que Pyongyang decida pasar al ataque y usar arsenal militar. Altos cargos norcoreanos han asegurado que están dispuestos a disparar sobre territorio estadounidense. A finales de la semana pasada, Corea del Norte anunció que estaba preparada para lanzar una bomba nuclear de hidrógeno sobre el océano Pacífico.

La Casa Blanca salió rápidamente al paso, asegurando que en ningún caso esa era su intención. “Es absurdo”, sentenció la portavoz presidencial, Sarah Huckabee Sanders. El objetivo de la Casa Blanca sigue siendo, según sus voceros, la “pacificación de la península coreana” y la desnuclearización de Pyongyang.

En términos estrictos, sólo el Congreso de EU tiene potestad para declarar la guerra a otro país, dando autorización al presidente para ordenar al Pentágono entrar en conflicto. Sin embargo, el Departamento de Defensa estadounidense anunció que si las “acciones provocativas” de Corea del Norte se mantienen, “nos aseguraremos de darle opciones al presidente para lidiar” con la crisis, dijo el portavoz Robert Manning. Las palabras de Norcorea no van a cambiar la estrategia de EU, añadió.

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, hizo un llamado a la mesura. “Cuando se agrava la tensión, la retórica también corre el riesgo de errores de cálculo”, que pueden conducir a “malentendidos”, dijo. “La única solución es política”, afirmó. Con información de AFP

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS