Trump desata polémica con videos antimusulmanes

La Casa Blanca lo defiende; si cintas no son ciertas, el riesgo sí existe, asegura
Ayer fue presentada la foto oficial del presidente Donald Trump, la cual será colocada en todas las oficinas de las dependencias oficiales de Estados Unidos (TASOS KATOPODIS. AFP)
30/11/2017
03:16
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington
-A +A

La islamofobia demostrada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escaló ayer con la difusión de tres videos de carácter antimusulmán a través de Twitter, lo que despertó la ira y la reprobación dentro y fuera del país.

Trump, quien en más de una ocasión ha intentado aplicar una “prohibición completa” para la entrada de musulmanes a EU, retuiteó a sus más de 43 millones de seguidores tres videos provenientes de la cuenta de Jayda Fransen, líder del grupo británico de ultraderecha Britain First y condenada por “asalto religioso agravado”. Además, es una reconocida difusora de teorías de la conspiración, principalmente de carácter islamófobo.

Al menos una de las grabaciones, la que muestra a un hombre, presentado como musulmán, golpea a un joven con muletas, fue desechada como falsa tanto por el grupo verificador Snopes como la embajada holandesa en EU.

“Los hechos importan. El perpetrador del acto violento en ese video nació y creció en los Países Bajos. Recibió y completó su sentencia”, indicó la representación diplomática. No se pudo verificar independientemente la autenticidad de los otros videos.

A pesar de eso, la Casa Blanca defendió a Trump. “Sean o no reales, la amenaza es real”, dijo la portavoz presidencial, Sarah Sanders.

La acción de Trump despertó críticas del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR), la mayor organización de defensa de los derechos de los musulmanes en EU. Su director ejecutivo, Nihad Awad, calificó de “irresponsable” e “inadmisible” el gesto del presidente, ya que “dice a los miembros de su base electoral que deben odiar al islam”.

La clase política estadounidense también criticó al presidente. El demócrata Keith Ellison, el primer congresista musulmán, dijo al diario británico The Guardian que los retuits de Trump son la confirmación que es “racista” y “trata cínicamente de dividir”.

En Reino Unido, la primera ministra Theresa May calificó de un “error” la difusión de los videos, ya que da voz a un “mensaje de odio que propaga mentiras y aviva tensiones”.

Posteriormente, Trump respondió por Twitter: “Theresa May, no te enfoques en mí, enfócate en el destructivo terrorismo radical islámico que está dentro de Reino Unido. ¡Estamos haciendo bien!”, escribió.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS