Todas las opciones sobre la mesa frente a Norcorea

Washington hace advertencia tras lanzamiento de misil; Japón pide unidad
Soldados surcoreanos, durante el ejercicio militar conjunto con Estados Unidos “Ulchi Freedom Guardian”, ayer, en Yongin (REUTERS)
30/08/2017
03:15
Agencias
Seúl.
-A +A

Corea del Norte confirmó hoy el lanzamiento, supervisado por el líder del régimen Kim Jong-un, de un misil balístico de medio alcance Hwasong-12 en respuesta a las maniobras que Corea del Sur y Estados Unidos están realizando en la península. El presidente estadounidense Donald Trump volvió a advertir que “todas las opciones están sobre la mesa” ante la provocación norcoreana.

El ensayo fue una “advertencia significativa y crucial” para Corea del Sur y Estados Unidos y “se llevó a cabo como demostración de fuerza para contrarrestar los ejercicios militares conjuntos ‘Ulchi Freedom Guardian’” que ambos países realizan desde la semana pasada en territorio surcoreano, informó la agencia norcoreana KCNA.

Pyongyang lanzó el martes un misil desde la localidad de Sunan, próxima a Pyongyang, que sobrevoló el norte de Japón y recorrió más de 2 mil 700 kilómetros antes de caer en el mar a unos mil 180 kilómetros del cabo de Erimo, en el extremo nororiental del archipiélago nipón.

El lanzamiento representa una escalada significativa por parte de Pyongyang, que este mes había amenazado con lanzar proyectiles hacia la isla de Guam, una base estadounidense. La reacción de Trump no se hizo esperar. “El mundo ha recibido fuerte y claro el último mensaje de Corea del Norte: el régimen ha mostrado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de Naciones Unidas y por los estándares mínimos de un comportamiento aceptable a nivel internacional”, dijo en un comunicado.

“Las acciones amenazantes y desestabilizadoras sólo intensifican el aislamiento del régimen de Corea del Norte en la región y entre todas las regiones del mundo. Todas las opciones están sobre la mesa”, añadió.

Trump conversó ayer por teléfono con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien denunció lo que llamó “una amenaza grave y sin precedentes”.

El lanzamiento del misil Hwasong-12 de rango medio fue supervisado por el líder Kim Jong-Un, informó la agencia KCNA.

“Surcó el cielo sobre la península de Oshima, [en la isla de] Hokkaido y el cabo Erimo en Japón, según el itinerario de vuelo, y golpeó su objetivo en aguas del Pacífico norte”, indicó.

“El ejercicio no tuvo ningún impacto en la seguridad de los países vecinos”, insistió KCNA, que agregó que Kim dijo estar “muy satisfecho” con el lanzamiento.

El misil provocó alarma en Japón. Las sirenas sonaron en el norte y millones de ciudadanos recibieron un mensaje del gobierno en su móvil que decía: “Disparo de misil. Manténganse a cubierto”.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) se reunió ayer con carácter de urgente, condenó de forma unánime el lanzamiento y exigió el cese inmediato de estas acciones, que describió como “indignantes”. Subrayó que las acciones norcoreanas suponen “no sólo una amenaza a la región, sino a todos los Estados miembros de la ONU”, y que minan la paz regional.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS