Terroristas matan a más de 230 en Egipto

Atacan mezquita con explosivos y balean a fieles; presidente Al- Sisi promete “fuerza bruta” contra agresores
Los cadáveres de las víctimas del ataque de ayer en la mezquita de Al Rauda, en el norte del Sinaí, fueron colocados en el interior del lugar de culto. (AFP)
25/11/2017
04:19
Agencias
El Cairo.
-A +A

Egipto sufrió ayer el peor atentado terrorista en su historia reciente contra una mezquita frecuentada por sufíes, cuando unos 15 hombres enmascarados irrumpieron en el recinto de Al Rauda, en el norte del Sinaí, tras el inicio del rezo del mediodía y comenzaron a disparar indiscriminadamente hasta matar a más de 200 personas.

La agresión ocurrió cuando los atacantes colocaron artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita Al Rauda, situada en Bir al Abed, al oeste de El Arish, capital del norte del Sinaí, y los hicieron detonar a la salida de los fieles del rezo del viernes, día sagrado musulmán.

Tras las explosiones, los terroristas comenzaron a disparar a las personas que intentaban escapar de la mezquita, aseveró una fuente de seguridad, quien dijo que las primeras ambulancias que llegaron a la zona también fueron atacadas. Los agresores incendiaron vehículos estacionados en las inmediaciones para bloquear el acceso a la mezquita y algunos disparaban desde ahí contra quienes salían corriendo del recinto.

En el atentado “aproximadamente hay 270 muertos y 90 heridos”, dijo el alcalde de la localidad, Nasrala Mohamed, en declaraciones a la televisión estatal egipcia, mientras que la fiscalía general y medios oficiales cifran en 235 las víctimas y en 109 los heridos en el ataque, el más mortífero de la historia reciente de Egipto.

Entre los fallecidos en el asalto, que no ha sido reivindicado por ningún grupo, hay al menos 25 niños, así como seis miembros de una misma familia, además de tres hermanos que acudieron juntos al rezo.

Imágenes y videos difundidos en redes sociales muestran una hilera de cuerpos alineados y ensangrentados en el interior de la mezquita.

“Cerraron la puerta de la mezquita y empezaron a disparar con armas pesadas”, contó a EFE Abu Saqr, coordinador general de la Unión de las Tribus del Sinaí, quien añadió que el recinto es el principal templo sufí en esa zona. El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, prometió responder con “fuerza bruta”, después de mantener conversaciones con funcionarios, y ordenó reforzar la seguridad en toda la península.

“Es un ataque cobarde que tiene como objetivo desestabilizar la unidad del país, esparcir amargura y hacernos dudar de nuestras capacidades”, indicó, tras declarar tres días de duelo e iniciar la búsqueda de los autores.

En un comunicado, la Unión de las Tribus del Sinaí (UTS) indicó que los terroristas “han elegido este momento [para el ataque] por los preparativos del cumpleaños del profeta Mahoma [conocido como Mawlid al- Nabi], que será el próximo 30 de noviembre, y eligieron este lugar porque es un centro de educación en contra de la ideología extremista”.

En la provincia del Norte del Sinaí, donde está vigente desde 2014 el estado de emergencia, opera la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), llamada Wilayat Sina, que se ha atribuido la mayoría de los atentados de los últimos años.

La comunidad internacional expresó su solidaridad con el pueblo egipcio. El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos seguirá “defendiendo” a Egipto del terrorismo. En un boletín, la Cancillería de México expresó su “más enérgica condena al atentado”, así como su solidaridad con el pueblo y el gobierno egipcios ante “este inaceptable acto de violencia”. Naciones Unidas, el papa Francisco y gobiernos de distintos países también repudiaron el ataque. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS