Terrorista de París va a juicio en Bruselas

Salah Abdeslam es juzgado en Bélgica por el intento de asesinato de dos policías antes de su detención
06/02/2018
04:31
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas
-A +A

Salah Abdeslam, el único sobreviviente del comando responsable del ataque terrorista más mortífero registrado en la capital francesa, regresó a Bruselas, su antigua guarida yihadista.

 

Su retorno fue para rendir cuentas ante el Tribunal Correccional de Bruselas por la balacera que protagonizó con la policía días antes de ser capturado, en marzo de 2016.

 

En el Palacio de Justicia, el que fuera considerado el yihadista más buscado del planeta aprovechó para justificar el silencio que lo ha distinguido desde que está bajo custodia de las autoridades francesas.

 

“Mi silencio no me convierte en un criminal, es mi defensa”, declaró el presunto terrorista, de 28 años. “Confío en el señor. En él pongo mi confianza. No te temo ni a tus aliados. Confío en Alá”, continuó.

 

Antes de amanecer, Salah Abdeslam, abandonó la cárcel en la comuna francesa de Fleury-Mérogis para ser trasladado a Bruselas, en donde fue recibido bajo un operativo de seguridad de más de 200 oficiales.

 

Ante el juez, Abdeslam negó ponerse de pie al arranque de la audiencia. Afirmó “estar cansado” y precisó: “No responderé a ninguna pregunta”. El juicio se aplazó en diciembre y no está directamente relacionado a los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, que causaron la muerte de 130 personas, ni con los ataques con explosivos registrados en Bruselas el 22 de marzo de 2016.

 

Responde a los hechos del 15 de marzo de 2016, tres días antes de su detención, en la comuna de Vorst, Bruselas, cuando en una inspección policiaca, los agentes fueron recibidos a balazos. Ellos no esperaban que allí se ocultara Abdeslam.

 

El juicio involucra a Sofien Ayari, quien ayudó a ocultar a Abdeslam y participó en la balacera. Ambos enfrentan cargos por portación de arma e intento de asesinato de policías en un contexto de terrorismo.

 

La procuradora federal, Kathleen Grosjean, pide para los acusados 20 años de cárcel. Asegura que comparten ideas terroristas y el objetivo de promover el terror en Europa. Sostuvo que los hechos del 15 de marzo respondieron al llamado del Estado Islámico de “golpear a la autoridad”.

 

Durante el juicio, Abdeslam permanecerá en una prisión en el norte de Francia. De allí se trasladará todos los días a Bruselas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS