Terrorismo vuelve a Francia; mueren cuatro

La cifra incluye al agresor, quien se declaró “soldado” del EI y tomó rehenes
Pánico. El atacante entró al supermercado Super-U, en Trebes, donde mató a dos personas y tomó rehenes (REGIS DUVIGNAU. REUTERS)
24/03/2018
03:30
Agencias
-A +A

Carcasona, Francia.— Un hombre mató ayer a tres personas en el sur de Francia e hirió a otras 16 en una serie de ataques que culminaron con una toma de rehenes en un supermercado, donde el atacante fue abatido por las fuerzas de seguridad, confirmó el presidente Emmanuel Macron.

“Nuestro país sufrió un ataque terrorista islámico”, dijo Macron y añadió: “Invito a todos nuestros conciudadanos a ser conscientes de la gravedad de la amenaza terrorista, pero también de la fuerza y la resistencia que nuestro pueblo demostró cada vez que fue atacado”.

El agresor, identificado como Redouane Lakdim, un francés nacido en Marruecos (en Taza) de 25 años, se había definido a sí mismo como “soldado” de la milicia terrorista Estado Islámico (EI). En su ataque al supermercado en la pequeña localidad de Trebes, cerca de Carcasona, el hombre gritó: “Dios es grande” en árabe, según informó el fiscal antiterrorista de París, François Molins.

El Estado Islámico se atribuyó el ataque y aseguró que el joven era uno de sus “soldados”, informó su agencia propagandística Amaq. Indicó que las agresiones fueron “en respuesta a los llamamientos de atacar a los países de la coalición”, que lidera Estados Unidos en Irak y Siria.

La fiscalía del Estado de París inició una investigación por homicidio e intento de homicidio en contexto de terrorismo, y privación de la libertad.

 

El ministro del Interior, Gerard Collomb, explicó que antes de la toma de rehenes, el agresor atacó al conductor y a un pasajero de un coche, matando a uno de ellos antes de llevarse el vehículo. Después agredió a varios policías que volvían a su cuartel después de entrenar. Uno de ellos fue herido.

El atacante entró después al supermercado Super-U, en Trebes, donde mató a dos personas y tomó a otras como rehenes. Según testigos, muchas personas pudieron huir.

Un policía se ofreció voluntariamente a intercambiarse por una rehén que permanecía adentro. Luego se escuchó un tiroteo en el que el agente, identificado como Arnaud Beltrame, resultó gravemente herido y entraron las fuerzas especiales. Lakdim fue abatido.

Las autoridades francesas ya vigilaban al joven, quien tenía antecedentes de posesión de armas y consumo de drogas, por su presunta radicalización. Desde 2014 figuraba en una base de datos por sus vínculos con un movimiento salafista.

“La vigilancia (...) no reveló ninguna señal evidente que pudiera llevarnos a prever que actuaría”, dijo Molins, quien agregó que se arrestó a una mujer relacionada con Lakdim. Molins dijo que Radouane pidió la liberación de “hermanos”. Medios indicaron que solicitó la libertad de Salah Abdeslam, en prisión preventiva en Francia, por ser considerado miembro de la célula terrorista responsable de los atentados de París en 2015.

Francia sigue en alerta tras una serie de atentados desde el ataque en el semanario satírico Charlie Hebdo en 2015, que dejó 12 muertos. La ola de atentados yihadistas causó 238 muertos y cientos de heridos en 2015 y 2016. Las autoridades temen nuevos atentados a pesar del incremento de seguridad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS