Suspenden en Chile a 14 sacerdotespor abusos

Formaban parte de un grupo conocido como “la familia”, según reveló una feligresa; se presentó una denuncia en fiscalía regional
El presidente de la Conferencia Episcopal, Santiago Silva, leyó un comunicado pidiendo perdón de nuevo por los casos de abusos sexuales (MARIO RUIZ. EFE)
23/05/2018
01:26
Agencias
-A +A

Santiago.— El obispado de la ciudad chilena de Rancagua anunció ayer la suspensión de 14 sacerdotes envueltos en un escándalo por conductas sexuales impropias, tras ser denunciados por una feligresa.

“Se ha restringido de su ministerio sacerdotal a 14 sacerdotes (...). Estos sacerdotes han incurrido en acciones que pueden constituir delitos tanto en el ámbito civil como canónico”, indicó un comunicado del obispado de Rancagua, en el centro de Chile.

Estos religiosos habrían formado un grupo que denominaban “la familia” en el cual habrían incurrido en conductas sexuales impropias además de posibles abusos de jóvenes y menores de edad, según denunció Elisa Fernández, una feligresa que reveló estos hechos en un reportaje difundido la semana pasada por el canal 13.

El obispado de Rancagua explicó que si bien no cuentan “con antecedentes de que las acciones de los sacerdotes suspendidos sean constitutivas de delitos desde el punto de vista jurídico”, se presentó una denuncia ante la fiscalía de la región para que se realice una investigación. También se enviaron los detalles del caso a la Santa Sede.

El obispado de Rancagua lamentó los hechos denunciados y pidió a la comunidad entregar información sobre este nuevo escándalo que envuelve a la Iglesia chilena, ya golpeada por denuncias de encubrimientos por abusos sexuales que llevaron a 34 obispos chilenos a presentar su renuncia ante el papa Francisco en el Vaticano la semana pasada. Desde el año 2000, unos 80 curas han sido denunciados en Chile por abusos sexuales.

Ayer mismo se informó que Francisco recibirá la próxima semana en el Vaticano a un segundo grupo de víctimas del sacerdote chileno Fernando Karadima, acusado de abusos sexuales contra menores. “Del 1 al 3 de junio de 2018 el Santo Padre recibirá a un segundo grupo de víctimas [de Karadima y sus seguidores]... Se trata de cinco sacerdotes que han sido víctimas de abusos de poder, de conciencia y sexuales”, confirmó el Vaticano en un comunicado.

Mantente al día con el boletín de El Universal