Simpatizantes del presidente critican su giro contra la droga

Los partidarios procannabis del presidente de EU se sienten defraudados por las medidas del secretario de Justicia, Jeff Sessions
Foto: AP.
12/01/2018
01:51
Portland, Maine
-A +A

La oposición del gobierno de Donald Trump a la venta legal de la marihuana tiene a algunos de sus partidarios más fieles echando humo.

Los admiradores de Trump que consumen marihuana dicen que las medidas del secretario de Justicia, Jeff Sessions, que buscan reforzar la supervisión de esa industria por parte del gobierno central, son la primera instancia en que se sienten defraudados por el mandatario que ayudaron a elegir.

Resta por verse si los marihuaneros admiradores de Trump le dan la espalda en las elecciones de mitad de término de fin de año y en las presidenciales de 2020. Pero sectores conservadores a favor de la legalización de la droga también cuestionan al gobierno y consideran sus medidas como una afrenta a sus libertades personales y a los derechos de los estados.

“Trump tiene que comprender que muchos de sus partidarios son procannabis y que sería muy perjudicial para ellos si permite que Sessions siga adelante con esto”, declaró Damara Kelson, administradora de “Sugar Shack Farms”, una granja de marihuana de Eugene, Oregon. “No estamos hablando de marihuaneros perezosos que se pasan el día en el sótano de la casa de sus padres”.

Sessions dio a los fiscales federales la facultad de decidir qué hacer cuando las normas estatales entran en conflicto con las federales. La medida fue tomada en momentos en que la legalización de la marihuana es más popular que nunca entre los republicanos.

Una encuesta de Gallup del año pasado reveló que 51% de los republicanos expresaron su apoyo a la legalización de la droga. Fue la primera vez que la mayoría de los republicanos apoyan esa idea y representó un aumento de 9% en los índices de aprobación respecto al año previo. A comienzos de los años 2000, sólo uno de cada cinco republicanos aprobaba la legalización.

Los marihuaneros que apoyan a Trump pueden sentirse decepcionados, pero aún es pronto para saber si ese malestar se hará sentir en las urnas, de acuerdo con Jeffrey Miron, economista de la Universidad de Harvard experto en el tema.

Los votantes de Trump que usan marihuana con fines médicos también están alarmados por temor a quedarse sin acceso a sus tratamientos. “Es decepcionante ver que la emprende contra esa industria”, expresó Zac Mercauto, estudiante de la localidad de Fryeburg que tiene que manejar dos horas para poder comprar marihuana con la que se atiende una serie de problemas médicos. La marihuana “ayuda a mucha gente”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS