Puigdemont suspende declaración de independencia de Cataluña para buscar diálogo

"Cataluña se ha ganado su derecho a ser un estado independiente", dijo el presidente de la Generalitát, Carles Puigdemont, para luego pedir al Parlamento catalán suspender temporalmente el proceso de declaración de independencia para abrir proceso de diálogo
(Foto: AFP)
10/10/2017
12:49
Redacción
-A +A

Durante su audiencia ante el Parlamento regional, el presidente de la Generalitát, Carles Puigdemont, declaró hoy que "Cataluña se ha ganado el derecho a su independencia" tras el referendum realizado el pasado 1 de octubre, pero pidió al poder legislativo suspender temporalmente el proceso de declaración de independencia de la región para llegar a una solución acordada mediante el diálogo.

"Hoy asumo el mandato de que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", dijo Puigdemont, para luego pedir "al Parlamento que suspenda la declaración de independencia para iniciar un diálogo las próximas semanas".

Según el líder catalán, su Ejecutivo celebrará una sesión ordinaria para declarar la independencia e iniciar un proceso constituyente.

Puigdemont aseguró que "no somos delincuentes, locos, golpistas, aducidos, somos gente normal que pide poder votar y que ha estado dispuesta a todo el diálogo que fuera necesario para hacerlo de forma acordada".

Afirmó en español que "no tenemos nada contra España y los españoles, al contrario queremos una buena relación, pero desde hace mucho esta no funciona y nada se ha hecho para remediar algo insostenible. Un pueblo no puede ser forzado a aceptar algo que no tolera y no quiere", después de años de lo que consideró agravios por parte de las autoridades españolas.

Recordó que durante mucho tiempo ha reclamado un referéndum acordado como el celebrado en Escocia pero se ha encontrado con "una negativa radical y absoluta" del Gobierno español.

Entre los agravios mencionó lo que considera "menosprecio" a la lengua y la cultura catalanas, la falta de inversiones y la decisión del Tribunal Constitucional en 2010 de recortar el Estatut (norma básica en Cataluña) que había sido aprobado en consulta popular unos años antes.

Puigdemont aseguró también que Cataluña "es un asunto europeo" y se comprometió a "desescalar la tensión" generada por ese referéndum.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS