Presidentes de Latinoamérica en la mira por corrupción

Al menos 5 gobernantes enfrentan acusaciones por escándalo Odebrecht; Costa Rica enfrenta un caso que podría ser el más grande en su historia
El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, durante su participación, el jueves pasado, en una reunión de jefes de Estado centroamericanos (ALEJANDRO BOLÍVAR. EFE)
20/12/2017
03:55
José Meléndez / corresponsal
San José.
-A +A

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, entró al “club” de siete mandatarios y 12 ex gobernantes de América Latina y el Caribe cuestionados por presunta corrupción.

Una comisión especial de la Asamblea Legislativa de Costa Rica determinó que Solís faltó al deber de probidad, por lo que solicitó a la estatal Procuraduría de la Ética que investigue la actuación del Jefe de Estado. Se trata de un presunto caso de corrupción que podría ser el más grave en la historia de este país.

Solís rechazó los cargos y replicó que “nunca he permitido ni permitiré acto alguno de corrupción ni tráfico de influencias ni favorecimientos indebidos”.

De Costa Rica, Panamá, Colombia y Brasil a Venezuela, Perú, Ecuador y Guatemala, los escándalos estrechan el cerco a siete presidentes, en una zona con una docena de ex presidentes —cinco están presos— sometidos a procesos judiciales y en una cadena de hechos que mezcló negocios públicos y privados y golpeó a partidos políticos, poderes legislativos y judiciales, así como a otras instituciones estatales.

Aunque la mayoría de los casos están ligados a los sobornos de la empresa constructora brasileña Odebrecht en 10 países latinoamericanos y caribeños, distan mucho de ser los únicos.

La Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de Costa Rica indagó un escándalo que conmocionó este año por una red de tráfico de influencias en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y en partidos políticos que facilitó la entrega de millonarios préstamos de la banca estatal al empresario costarricense Juan Carlos Bolaños para importar cemento desde China, con una deuda pendiente de pago de 25 millones de dólares.

Ni a Costa Rica y ni a Solís les atacó la trama Odebrecht, como si sucedió con sus colegas en Colombia, Venezuela, Panamá y Perú.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, sorteó en agosto de este año las denuncias de supuesta corrupción por financiamiento electoral ilícito, pero las presiones prosiguieron para reabrir los procesos judiciales.

El presidente de Brasil, Michel Temer, fue denunciado públicamente por supuestamente recibir millonarios sobornos de una compañía cárnica, como parte de numerosas acusaciones en su contra.

Por el escándalo de sobornos cometidos por la empresa Odebrecht en Latinoamérica, el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue condenado el pasado 13 de diciembre a seis años de cárcel, sentencia que debe ser ratificada.

La guatemalteca Roxana Baldetti, vicepresidenta de Guatemala de 2012 a 2015, está presa por presuntos fraude aduanal y otros delitos y podría ser extraditada a Estados Unidos por nexos con el cártel mexicano de Los Zetas con el que presuntamente traficaba drogas. Baldetti ya aceptó la extradición.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal