​¿Por qué ganó el chavismo las elecciones regionales en Venezuela?

El oficialismo ganó el domingo con 54% de los sufragios a nivel nacional. Analistas indican que se debió a factores como maniobras "fraudulentas" o a la movilización de la maquinaria del partido socialista en el país
Foto: Archivo /AFP
19/10/2017
16:36
AFP
-A +A

Las elecciones regionales de Venezuela propinaron una estrepitosa y sorpresiva derrota a la oposición: ¿cómo arrasó el oficialismo si 80% de los venezolanos rechaza la gestión del presidente Nicolás Maduro?

Analistas y dirigentes esbozan una mezcla de factores: abultada abstención en las filas opositoras, movilización impecable de la poderosa maquinaria del partido socialista y maniobras "fraudulentas" -denunciadas por la oposición- por parte de un árbitro electoral acusado de servir al gobierno.

El oficialismo ganó el domingo con 54% de los sufragios a nivel nacional 18 gobernaciones y la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) las otras cinco.

Todos los sondeos daban como claro favorito a la oposición ante la grave crisis que abruma a los venezolanos, con una severa escasez de alimentos y medicinas, y una inflación que economistas locales estiman será de alrededor de 1,200% este año.

La MUD obtuvo el domingo 4.9 millones de votos y en las parlamentarias de 2015 7.7 millones. La capital no votó esta vez pues elige alcalde y allí hace dos años la oposición tuvo 700 mil sufragios, precisó el experto Eugenio Martínez.

El veterano líder opositor Henry Ramos Allup reconoció que les "afectó terriblemente" la abstención.

El oficialismo sacó sacó 5.6 millones de votos en las parlamentarias y 5.8 millones en las regionales.

Oswaldo Ramírez, consultor político en De Vengoeche & Associates, señaló a la AFP que el chavismo logró mantener "un apoyo sólido del 30%" de los 19 millones de electores del país.

"Los chavistas se unificaron para protegerse, y se enfrentaron a una oposición fracturada y desanimada", opinó Luis Vicente León, director de la firma Datanálisis.

Muchos no votaron desanimados por el fracaso de las protestas para exigir la salida de Maduro, entre abril y julio, con saldo de 125 muertos, y molestos porque la MUD aceptó unos comicios con un poder electoral en el que no creen.

A cinco días de la elección, el Consejo Nacional Electoral (CNE) cambió de lugar 274 centros de votación, lo que afectó a más de 700 mil votantes de 16 estados, precisó el experto electoral Martínez.

Según Carlos Ocariz, candidato opositor que perdió en el estado Miranda (norte), esas reubicaciones fueron determinantes en la abstención. "Las personas no sabían dónde votaban", dijo a la AFP.

La MUD, que exigió una auditoría con verificación internacional, denunció que muchos centros electorales irrespetaron la hora de cierre, pese a que ya no tenían electores.

La dirigente Liliana Hernández admitió que la MUD no tenía testigos en todos los centros. Según Martínez, eso facilita anomalías como "el voto múltiple", la "usurpación de identidad".

La oposición denunció también que el CNE no le permitió cambiar candidatos que originalmente había inscrito y que luego renunciaron para apoyar al abanderado unitario de la MUD. Los votos para los que habían dimitido quedaron como nulos.

Ello habría ocurrido en el estado Bolívar (sur), donde hubo 3 mil 787 votos nulos que eran para la oposición. El candidato chavista ganó por mil 481 votos.

Además, la MUD dijo que el CNE denunció que se manipularon actas para sumarle al candidato oficialista los votos que necesitaba.

Antes de la elección, Maduro pidió a sus seguidores activar la "maquinaria 4x4", con la movilización de los comités que reparten alimentos subsidiados en zonas populares, llamados CLAP.

Según Ocariz, el gobierno repartió "cajas de comida a familias chavistas y a otras (opositoras) para que no votaran".

"Los Clap son una herramienta política de organización popular", destacó el presidente de estos comités, Freddy Bernal.

La maquinaria también contempla la activación de las Unidades de Batalla Bolívar y Chávez, equipos electorales del partido socialista.

La oposición asegura que el gobierno utiliza como forma de presión el "carnet de la patria", una tarjeta electrónica que ha entregado a millones de personas para acceder a programas sociales.

"En cada centro electoral va a haber un control del carnet de la patria para saber toda la avalancha humana que va a salir a votar", manifestó Maduro en televisión.

A diferencia de la oposición, los chavistas hicieron la tarea, según los analistas. "La maquinaria política del gobierno maximizó su voto", señaló la psicóloga social Colette Capriles.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios