"Popeye", de sicario de Pablo Escobar a “celebridad” en YouTube

El canal de YouTube del ex jefe de sicarios tiene 682 mil suscrpitores
"Popeye", de sicario de Pablo Escobar a “celebridad” en YouTube
Jhon Jairo Velasquez en fotografía de archivo de AFP
25/05/2018
18:08
Patricia San Juan
Ciudad de México
-A +A

El ex sicario de Pablo Escobar, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, recapturado este viernes en Colombia, pasó de ser un asesino con más de 300 muertos en su haber a ser un popular y polémico youtuber.

Conocido como el “sicario favorito” de Escobar, Popeye participó en la planeación de otros 3 mil asesinados. Sin embargo, desde que salió de prisión, en agosto de 2014, tras cumplir una condena de 23 años, se declaró “arrepentido”. Y justo así tituló su canal de YouTube: “Popeye_Arrepentido”.

“Creé este canal con la intención de ser capaz de hablar día con día acerca de mi proceso de reintegración a la sociedad, así como de mi proceso con el arrepentimiento verdadero”, indica en la cuenta, que hoy día tiene 682 mil suscriptores.

Allí, cuenta sus historias al lado de su “patrón” Escobar, al que dice seguir siendo fiel, pero también opina de política colombiana e internacional. Los usuarios de la red que han visto sus videos se muestran divididos entra la crítica y el aplauso.

A las familias de las víctimas de Popeye, que éste sea un youtuber popular les causa horror. “Se convirtió en una celebridad por sus crímenes”, dijo en 2016 al diario británico The Guardian Gonzalo Rojas, cuyo padre murió en el atentado del vuelo 203 de Avianca perpetrado en 1989 por el Cártel de Medellín, donde Velásquez era el jefe de pistoleros. En total, 110 personas murieron en ese hecho.

Sus videos comienzan con una bala que se mueve en cámara lenta. “Tal vez suene como glorificación del crimen, pero atrae a los jóvenes”, reconoció Velásquez poco después de que su canal alcanzó los 100 mil seguidores, nueve meses después de su creación.

“Es una bofetada en el rostro para nosotros que se presente como un experto, un asesor, cuando no ha mostrado remordimiento alguno por lo que nos hizo”, insistió Rojas en sus declaraciones a The Guardian.

María Bárbara Zepeda, experta en guerras provocadas por el narco y quien trabaja en la Universidad de Leigh, en Bethlehem, Pennsylvania, dijo en declaraciones a The New York Times que Velásquez es un “astuto autopromotor” cuyos videos están “cuidadosamente planeados”. Cuando en 2016 anunció su intención de buscar un escaño en el Senado, muchos entraron en shock.

Popeye insiste en su arrepentimiento, aunque sus acciones y sus tuits le han valido más de una polémica. Como cuando el año pasado fue grabado amenazando a una mujer que iba en una motocicleta y lo llamó “asesino”. “¿Cuántos mató? ¡Lo tratan como si fuera héroe!, le gritó otra mujer, mientras él tomaba fotos de la matrícula de la motocicleta que dijo pasaría a las personas “que me protegen”.

Actualmente, Velásquez es investigado por sus nexos con el narcotraficante Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom, quien fue detenido en diciembre de 2017 en una fiesta, en la que Popeye también estaba. Además, la Procuraduría colombiana cuenta con evidencias de al menos tres reuniones más con el capo.

La Procuraduría tuvo otra indagación durante 14 años en la que concluyó que el origen de los siete predios con los que contaba Aura Ofelia Vásquez, madre de Popeye,  habían sido comprados con recursos ilícitos. La señora Vásquez aseguró que su capital provenían de la suerte, pues había ganado sorteos y la lotería de la Cruz Roja.

A esto se agrega una línea de investigación en la que se sospecha que sus recursos actuales provienen del cobro de extorsiones a redes delincuenciales para que puedan operar en Medellín.

Durante las últimas semanas, en sus cuentas de Youtube y Twitter, Popeye aseguró que el candidato a la presidencia de Colombia, Gustavo Petro, era un sicario del grupo guerrillero M-19. Ante las declaraciones el candidato afirmó que eran difamaciones.

El ex sicario amenazó en Twitter a los seguidores de Petro. Jairo Velásquez publicó en su cuenta: “[email protected] petristas, denuncien mi tw. Los odio. Si no me puedo expresar mi fusil hablará por mi. Cuando empiece el dolor y el llanto no lloren por que no habrá compasión. Amo a Colombia, soy un guerrero santo”.

Esta mañana fue detenido por extorsión y concierto para delinquir, delito con el que se inculpan a los ciudadanos colombianos por participar en reuniones en las que dos o más personas se reúnan con la intención de cometer un acto ilegal.

Velásquez se encontraba en la fiscalía de Medellín cuando fue capturado. Hasta el momento el fiscal asegura que su detención no tiene relación con sus declaraciones en las redes sociales sobre el candidato Petro y sus seguidores.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS