​Personal y gatos en casa de Hemingway sobreviven al paso de “Irma”

En Key West, Florida, está la casa el escritor Ernest Hemingway; hoy es un popular destino turístico que, según reportes de prensa, se salvó del furor del huracán, así como las decenas de gatos que allí habitan
Foto: Archivo / AP
11/09/2017
18:31
Redacción
-A +A

El potente huracán “Irma” golpeó el domingo el archipiélago de los Cayos, en el extremo sur de Florida, devorando barcos y casas abandonados por sus habitantes ante la llegada de este ciclón.

En el último de los cayos, Key West -también llamado Cayo Hueso-, tenía su casa el escritor Ernest Hemingway. Hoy es un popular destino turístico que, según reportes de prensa, se salvó del furor del huracán, así como las decenas de gatos que allí habitan.

Jacque Sands, director general de la Casa y Museo Ernest Hemingway dijo al Orlando Sentinel que la casa no sufrió graves daños y que los trabajadores del lugar y las docenas de gatos que habitan en ella están a salvo.

El medio agregó que el personal del museo había dicho que no atendería los indicaciones de evacuar el lugar ante la amenaza del huracán “Irma” en las costas de Florida.

El periódico The Angeles Time informó que Mariel Hemingway, la actriz y la nieta de Ernest Hemingway, instó al director del museo a evacuar el lugar y llevarse a los gatos con él.

Por su parte, el curador del museo Dave Gonzales, informa el medio, dijo que los gatos se refugiaron en el interior de la casa cuando el huracán “Irma” se acercó a Key West.

“Los gatos también están acostumbrados a nuestras voces y a nuestro cuidado. Pasamos la noche juntos”, comentó.

En su paso por los Cayos de Florida, “Irma” causó destrucción en su paseo marítimo, casas sin techo, calles llenas de escombros, y electrodomésticos arrastrados por las aguas y golpeados por el viento: es la imagen de la desolación.

“Irma” es el último huracán en llegar a esta localidad turística. Hace 57 años, el 10 de septiembre de 1960, el huracán Donna azotó la cadena de islas que se despliegan al sur de Florida y destruyó casi las tres cuartas partes de los edificios del archipiélago, dejando un saldo de 12 muertos.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS